Project Zero: Maiden of the Black Water; Terror en Wii U

Ya comenté en uno de nuestros ciclos de terrores jugables, que cuando hablamos de terror yo siempre he tenido una predilección: los fantasmas, tal vez por eso la saga de terror de Tecmo, Project Zero, siempre ha sido de mis opciones predilectas en el momento de decidir ponerme en tensión con un mando en las manos. El arraigo de estas criaturas sobrenaturales en la cultura japonesa fue trasladado en un notable juego que a la postre inició una saga que cuenta con uno de los juegos más redondos del género en su segunda entrega.

Por desgracia la cuarta parte de la licencia, adquirida en exclusiva por Nintendo una vez finalizó su tránsito por las consolas de 128 bits, cayó en desgracia como víctima de una maldición. Nuestras Wii se las prometían felices con el lanzamiento de Fatal Frame: Mask of the Lunar Eclipse, pero nunca llegó a Occidente. Al parecer el juego era un nido de bugs que llegaban a impedir completar la partida y Nintendo se negó a distribuirlo fuera del país del sol naciente. Actualmente podemos jugarlo gracias a un parche creado por un grupo de admiradores del juego, que no solo traduce el título al completo, sino que soluciona la mayoría de problemas con los que fue lanzado el título en Japón, pero evidentemente debemos salirnos de los medios legales para poder disfrutarlo. Afortunadamente sí que recibimos un competente remake de la segunda parte de la saga adaptado al wiimote.

WiiU_ProjectZeroMaidenOfBlackWater_05_mediaplayer_large

Visto el destino que corrió su cuarta parte, casi podemos estar felices de poder disfrutar de la quinta iteración de la saga, que ahora pasaremos a comentar, pero no deja de ser un tanto triste que la última entrega de unos juegos de terror que en su momento fueron referencia para los amantes del género, cuente con una tirada mínima de edición física y solo sea traducido a inglés, francés y alemán. Tan triste como esa absurda polémica que lo acompañó en su lanzamiento, centrada en el también muy absurdo añadido de unos trajes que dejaban a las protagonistas en paños menores. Y es triste porque mientras se hacía énfasis en ello, se obviaba que estamos ante el lanzamiento de el mejor Project Zero desde el Crimson Butterfly.

Como es costumbre en la saga desde su tercera parte, la trama nos pondrá a los mandos de varios personajes, tres en este caso. Esta vez nuestras pesquisas están relacionadas con un monte, a cuyos pies vive nuestra principal protagonista, Yuri, que cuenta con percepción extrasensorial al igual que su compañera de vivienda y mentora Hisoka. Dado los poderes psíquicos de los que hacen gala, Hisoka y Yuri son contratadas asiduamente para encontrar a personas u objetos, y en una de estas búsquedas topan con el misterio de las aguas negras del monte Hikami. A Yuri la acompañarán Ren, un amigo de Hisoka con extraños sueños sobre un ritual que se llevaba a cabo en el mismo monte también relacionado con las aguas negras, y Miu, una joven en busca de su madre.

WiiU_ProjectZeroMaidenOfBlackWater_11_enGB_mediaplayer_large.bmp

Si bien ambas tramas tienen en común la maldición del monte, claramente inspirado en el bosque de Aokigahara situado en la ladera del monte Fuji, y las aguas, los lazos que se entretejen entre ellas son muy débiles y casi podrían haber dado lugar a tres juegos independientes en la misma ubicación. De hecho no será extraño el recorrer las mismas localizaciones en dos capítulos seguidos, con dos personajes distintos y dos motivaciones distintas y, además, con los mismos ítems a recoger en los mismos puntos exactos del escenario. En cuanto al desarrollo de las tres tramas es una decisión justificada, pero muestra una mala planificación del diseño del juego, pues el monte tiene una dimensión suficiente para no tener que repetir escenarios de una forma tan continuada, o incluso se podría haber limitado cada trama a una zona específica e independiente del monte, y así se hubiera evitado esa sensación de “encarcelamiento” que nos acompaña durante todos los tramos del juego hasta el capítulo final, pues en ningún momento tenemos libertad de movimiento hasta que llegamos a dicho capítulo, que a su vez también nos obliga repetir caminos de forma continuada.

Si bien esta reexploración de entornos puede resultarnos molesta, al menos en esta quinta parte los personajes corren de verdad. Uno de los mayores defectos achacables a los títulos de Wii es la extrema lentitud de los personajes al moverse, ya fuera andando o corriendo. Esto no ocurre en esta quinta parte, y se agradece sobre todo cuando tienes que pasar por el mismo desfiladero por octava vez, a sabiendas que no es una zona donde aparecen enemigos ni tiene recodos con objetos útiles para nuestro personaje.

WiiU_ProjectZeroMaidenOfBlackWater_01_mediaplayer_large

Sin embargo, no es ni en la repetición de localizaciones ni la falta de libertad donde Project Zero: Maiden of the Black Water muestra su mayor problema, sino en el control. El título está planteado de inicio para ser jugado en la televisión y permitir el uso del mando como cámara, esto obliga al jugador a estar cambiando de atención contínuamente, y obliga a combinar movimientos del mando junto al stick que acaban resultando incómodos. Al final recomiendo hacer uso de la opción del control clásico, usar la pantalla del mando como mapa en tiempo real y olvidar su uso como cámara de fotos. Además, la cámara libre en tercera persona tiene escaso recorrido, y en más de una ocasión tendremos problemas para situarnos y recoger objetos o interaccionar con los residuos fantasmales, cuya área de impacto puede ser bastante minuciosa en según qué ocasiones.

Sin embargo, si ponemos el control en modo clásico y nos habituamos a las áreas de interacción de los escenarios y espíritus más comprometidos nos veremos sumergidos ante un juego de terror japonés clásico, de los que se llevan echando de menos desde la época de PS2 y XBOX, y que sólo ha visto atisbos de volver en los mediocres Silent Hill encargados por Konami a sendos estudios externos o en los relanzamientos de los Resident Evil exclusivos de Game Cube.

Yo sólo puedo alegrarme de volver a disfrutar como antaño de mi saga favorita de terror, de adentrarme en el siniestro bosque y volver a sufrir esa tensión que aparece cuando de repente, en medio de la exploración, descubres que estás siendo observado.

Etiquetado como: , , ,

Legend of Heroes: Trails of Cold Steel 1. Harry Potter a la japonesa.

La primera parte de este texto va a intentar situaros donde se encuentra el juego que nos ocupa. Nihon Falcom Corporation (Falcom para los amigos) es una empresa japonesa creada a principios de los 80 cuya saga más conocida es la protagonizada por el pelirrojo espadachín Adol Christin, Ys, en la actualidad con 10 juegos principales y unos pocos relacionados. Pero hay más vida en Falcom además de Ys, y las otras dos sagas principales son Legend of Heroes y Dragon Slayer.

Explicar las interrelaciones de estas dos sagas me puede provocar un dolor de cabeza, pero vamos a intentarlo. La saga Dragon Slayer no es una saga al uso, sino que es como “una etiqueta” que usa Falcom, especialmente para algunos juegos antiguos. Dentro de esa etiqueta, más o menos (si incluímos escenarios, lo que vendrían a ser los DLCs actuales) el noveno juego es Dragon Slayer: The Legend of Heroes. Como Xanadu, Sorcerian, en menor medida Romancia y posteriormente Lord Monarch, the Legend of Heroes empieza siendo una subsaga de esa etiqueta, para PCs hechos por Nec a finales de los 80. Si aún seguís ahí y no os habéis liado, diré que esos juegos aún se dividen en más sagas aún, a saber, Legend of Heroes “y algo mas”, la trilogía de Gagharv (en japonés Shiroki Majo, Akai Shizuku y Umi no Oriuta), la trilogía Trails in the Sky (en japonés Sora No Kiseki), los dos episodios del arco de Crossbell (Zero no Kiseki y Ao no Kiseki), y finalmente, la trilogía de Trails of Cold Steel (en japonés Sen no Kiseki), de la que el juego que nos ocupa resulta ser el primer episodio.

zemurian-2A

A nivel europeo han llegado los Legend of Heroes de manera irregular, y principalmente para Playstation Portable. Ahora de hecho, la subsaga Trails in the Sky esta apareciendo en PC, y al fin aparece Trails of Cold Steel en occidente para Playstation 3 y Playstation VIta, que tiene lugar en el mismo mundo pero es una historia diferente.

En Trails of Cold Steel el protagonista es Rean Schwarzer, un estudiante de una academia militar en una sección nueva en la que se mezclan la gente de la nobleza con los miembros de la clase trabajadora. En ese ambiente Rean tiene que encontrarse a si mismo, hacer amigos, superar al día y, como os podéis imaginar… salvar el mundo. O algo parecido.

war-5C

La manera de jugar es parecida, a su manera, a las dos ultimas entregas de la saga Persona. Durante el curso tenemos tres tipos de día principalmente, que son los días libres, las misiones de campo y los exámenes. Los más interesantes tal vez sean los dias libres, pues se nos permite ir bastante a nuestro ritmo, mejorar la relación con los compañeros, comprar o mejorar nuestro armamento, hablar con todo el mundo y entrar en nuestra particular torre de los monstruos para combatir contra una buena cantidad de enemigos (y de paso subir de nivel y coger cierta cantidad de recursos).

Antes de pasar al siguiente punto quiero recalcar dos cosas importantes. La primera es eso de “hablar con todo el mundo”. A diferencia de otros juegos de rol en Trails of Cold Steel todo el mundo (o casi todo el mundo) tiene algo que decir, y es importante. Así, cada vez que comienza una etapa horaria es interesante hablar con todos ellos, porque por un lado nos mete mucho mejor en la historia, y por otro lado nos permite conseguir pistas, objetos, mejoras, … que nos pueden ayudar durante la partida.

after-1A

La otra cosa importante es el sistema de combate. De nuevo como las últimas entregas de la saga Persona (o como en Hyperdimension Neptunia o muchos otros JPRGs actuales) nosotros nos movemos, representados por uno de los chicos de la clase, por la zona donde hay enemigos, y si conseguimos sorprenderlos tenemos ventaja, si lo hacemos muy mal tendran ellos ventaja, y si no tendremos un combate normal (como dato curioso, hay 2 tipos de sorpresa, y si les pegamos de cara lo unico que retrasaremos el combate unos instantes).

Una vez ya metidos en el combate, es por turnos, pero con bastante miga. Algunas acciones son inmediatas(como un ataque normal o especial, usar ítems o movernos), pero otras (como el uso de artes) nos gastan un tiempo, lo que hace que se queden cargando el ataque, se muevan en la barra de tiempos pero no hagan nada. Esto no es baladí, porque moverse en la barra de tiempo puede implicar que el ataque es mas poderoso, que nos recuperan vida, que la magia se hace de manera instantánea u otras ventajas. Además, cada ataque afecta de una manera u otra a cada tipo de enemigo, y cuando estamos enlazados a otros personajes éste nos puede ayudar de una u otra manera, según nuestro grado de relación.

war-1B

La relación, por cierto, se puede mejorar tanto llevando a los personajes enlazados combate tras combate, como durante el tiempo que tenemos para hablar en el tiempo libre. Durante las misiones de campo también podemos hablar con los otros personajes, pero sobre todo tenemos misiones que cumplir, normalmente relacionadas con las peculiaridades de las diferentes zonas del mundo de Trails of Cold Steel. También pelearemos con otros enemigos, pero será en otro tipo de escenarios, normalmente más variados.

Un aspecto interesante de este juego es la evolución constante que experimenta todo conforme avanza la partida. Los personajes se van haciendo más maduros, las mecánicas más complejas, la historia se enrevesa, de una manera parecida a lo que pasa en las novelas de Harry Potter, donde cogemos a unos niños que quieren aprender magia al principio, y acaban siendo todos unas personas adultas de pleno derecho. En el caso del Trails no podemos decir aún que pasa con los chavales, porque el final de la primera parte nos hace querer desear jugar a la segunda entrega cuanto antes, después de una sorprendente revelación.

war-4B

A nivel visual, por cierto, me parece un juego realmente acertado e inteligente, mostrando sus puntos fuertes siempre que puede, e intentando ocultar sus deficiencias, tirando de un motor 3d bastante decente, y sobre todo, unas construcciones y zonas de una grandeza poco común en este tipo de juegos en la actualidad. A nivel sonoro, sin estar mal, anda lejos de otras bandas sonoras de Falcom, lo que es extraño porque suelen rondar la excelencia.

Yo he podido probar eljuego en Playstation Vita, mientras que nuestro compañero Julian nos dice “El problema que tiene Trails of Cold Steel en su versión PS3 es que es, ni mas ni menos, que una traslación exacta de su versión portátil. Al jugarse en pantalla más grande se pueden apreciar la parquedad de sus modelados y las pocas florituras usadas por Nihon Falcom de cara a diseñar los escenarios. Sin embargo no se pierde ese buen gusto que destila el juego, y que compensa el apartado gráfico de bajo nivel con acertadas decisiones artísticas, que componen un juego muy agradable a la vista. ”

En resumidas cuentas, Trails of Cold Steel es, posiblemente (hay algún que otro candidato especialmente potente como Bravely Second o Megadimension Neptunia) el mejor JRPG de lo que llevamos de año, y seguramente sea así hasta la aparición de la quinta entrega de la saga Persona. Es muy largo (alrededor de 60 horas), con mucha miga, con muchos detalles interesantes dentro de su historia (como la lucha de clases), y no es difícil que le cojas cariño a los personajes. Echadle un ojo porque se lo merece mucho.


Until Dawn: El miedo a lo real y lo sobrenatural

Muchos son los videojuegos que utilizan la tensión en todas sus posibilidades para mantenernos pegados al mando o teclado, pero no encontramos tantos que se decanten abiertamente por el género de terror.

Supermassive Games nos trae la historia de ocho amigos que vuelven a reunirse en una lujosa cabaña en la montaña rodeada de bosque y nieve en Blackwood Pines tras la desaparición de dos de sus compañeras un año antes. Como no podía ser de otra manera, en esa misma montaña también podemos encontrar un manicomio, una mina abandonados en la que años antes tuvo lugar un accidente aparentemente con final “feliz” -todo lo feliz que puede ser acabar ingresado en el mencionado centro psiquiátrico tras la traumática experiencia- y unas maldiciones indias que circulan desde antaño. Como colofón, un personaje bastante sospechoso seguirá nuestros pasos sin que los personajes se den cuenta desde el principio del juego, así que parece que de elementos inquietantes andamos sobrados. …Seguir leyendo +


Los videojuegos de James Bond – Años 80

Tras el lanzamiento de Spectre, vuelve a la palestra todo el universo Bond, en un momento en el que la saga cinematográfica goza de nuevo de buena salud, gracias a la modernización del personaje a través de la interpretación de Daniel Craig.

Aunque las aventuras de James Bond han tenido desigual fortuna a lo largo de los años, lo cierto es que los videojuegos siempre las han acompañado de manera más o menos regular, desde la entrada de la serie en la década de los 80. Qué mejor excusa que este reciente estreno para dar un repaso a los títulos más destacados basados en el personaje de Ian Fleming. Empezamos este viaje en el tiempo en la década de los 80, donde el agente secreto más famoso campaba a sus anchas en los microordenadores de 8 bits.

James Bond 007 (1983) – Parker Brothers

La primera aparición de la saga en el mundo del videojuego fue en 1983 de la mano de Parker Brothers para Atari 2600, Atari 5200, Atari 8-Bit, Colecovision, SG-1000 y Commodore 64. Aunque teóricamente se basa en cuatro filmes – Diamantes para la eternidad, La espía que me amó, Moonraker y Sólo para sus ojos – lo cierto es que a tenor del videojuego, podría tratarse de James Bond, La Guerra de las Galaxias o cualquier otra película de acción.

Se trata de un clon de Moon Patrol en el que manejamos el vehículo multiusos de Bond y que dadas sus habilidades, más bien parece una nave espacial. No es que esté mal, pero muy en el estándar de la época. En la versión de Atari 8-Bit también se comercializó bajo el título de Moonraker.

007 Car Chase (1985) – Coplin Software

Un juego de factura bastante amateur que aunque en algunos lugares aparece como licencia oficial de la saga, dudo mucho que la tenga por la compañía tan pequeña que lo creo y por las pocas referencias al propio agente secreto más allá del título.

Típico juego de persecución en el que utilizaremos nuestro armamento y las cortinas de humo para acabar con los enemigos, en un estilo de juego repetido hasta la saciedad en el mundo del videojuego y que llegaría a su zénit en 1988 con Chase H.Q.

A View to a Kill: The Computer Game (1985) – Domark

Primero de los dos videojuegos que se basaron en Panorama para matar y, en esta ocasión, se lanzó para Amstrad CPC, Commodore 64, MSX y Spectrum. El juego mezcla niveles de plataformas con conducción y, a pesar de una cierta originalidad en el planteamiento, el diseño del mismo es atroz tanto gráficamente como en el sistema de juego. Parece mentira que Domark comercializara un videojuego con un acabado tan tosco que recuerda más a un juego de BASIC de cualquier revista de la época, que a un título profesional licenciado.

James Bond 007: A View to a Kill (1985) – Mindscape

Los ordenadores que nos faltaban – Apple II, PC y Amiga – recibieron una versión muy distinta de manos de Mindscape. Se trataba de una aventura conversacional de bastante calidad que queda algo empañada por la falta total de gráficos, lo que hace desaprovechar las máquinas para las que se lanzó. Sin embargo, dentro de su género nos encontramos con un trabajo bastante estimable, que se permite las suficientes licencias sobre la película en la que se basa como para no perder el ritmo de juego.

James Bond 007: Goldfinger (1986) – Mindscape

El éxito de la anterior propuesta, animó a Mindscape a lanzar otro título similar pero no basado en la película de James Bond que se estrenaba en ese momento, sino en todo un clásico como Goldfinger. Poco más que añadir respecto a la versión anterior, con calidad y mecánicas similares.

James Bond 007 in The Living Daylights: The Computer Game (1987) – Domark

Tras el fallido primer intento, Domark lo vuelve a intentar y en esta ocasión decide apostar sobre seguro en el planteamiento, dejando el desarrollo a Sculpture Software para el videojuego basado en Alta Tensión. Con un título de acción mucho más clásico, en esta ocasión se preocupa por tener un acabado técnico más digno y deja de lado la profundidad del videojuego. El resultado es un videojuego muy entretenido en el que se simplifica todo a acabar con tanto enemigo nos encontremos a nuestro paso. Destaca la variedad de armas e invenciones creadas para Bond, siendo el punto en el que se hace la diferencia con otros títulos de acción y lo acerca más al universo Bond.

Ian Fleming’s James Bond 007 in Live and Let Die: The Computer Game (1988) – Domark

Domark vuelve a la carga pero deja el encargo esta vez a Elite, que se basa en la escena más carismática de otra de las películas clásicas: Vive y deja morir. Así, en el juego manejamos una lancha con artillería para aburrir y simplemente tendremos que destruir los botes enemigos y conseguir esquivar sus ataques a través de diversos niveles.

007 Licence to Kill (1989) – Domark

Domark no se olvidaba de su primera propuesta multinivel y decidió rescatarla cuatro años más tarde pero evitando los errores de su primera intentona. Con el desarrollo de Quixel, 007 Licence to Kill era un juego bastante decente que nos ponía en la piel de Bond conduciendo, navegando, volando… sobre una perspectiva cenital, pero con diferencias sutiles entre niveles pero suficientes para dar la sensación de variedad.

Quizá el concepto original era más arriesgado que este, pero lo cierto es que este juego tuvo muy buena acogida en las plataformas en las que salió: Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, BBC Micro, Commodore 64, DOS, MSX y ZX Spectrum.


Amnesia: Memories

Novelas visuales, juegos de citas, juegos picantes… existen muchas maneras de describir el género, aunque tan sólo seamos capaces de identificar uno una vez lo hayamos probado. Amnesia: Memories es un título que pertenece a este género de aventuras gráficas conversacionales, más concretamente al subgénero de los otome. Este tipo de juegos, como bien indica su propia denominación traducida del japonés, están completamente orientados hacia el público femenino, y nos ofrece la opción de vivir una pequeña historia, con mayor o menor carga romántica y erótica. Pero no esperéis nada de este título más allá de la historia, como buena visual novel el juego no nos ofrecerá ningún tipo de libertad, acertijo o interacción con el mundo que se nos presenta más allá que la selección ocasional de alternativas ante una elección.

Hablemos del título, el cuál es una versión mejorada del ya aparecido para Playstation Portable. Cuando comencemos la partida, seremos bienvenidos con un fondo y música oníricos, además de la presencia de un extraño niño a los que no le da miedo que le señalen por la calle… o bien es su intención desde un principio. Se nos presentará como Orión, y nos pedirá perdon mil y una veces por haberse chocado con nosotros. Resulta que es un espíritu que andaba distraido y, mira tú por donde, al chocarse ha provocado que nos desvanezcamos en mitad de la calle. Lamentablemente, el percance también nos ha unido irreversiblemente a Orión, provocando que habite parte de nuestro cerebro, concretamente, el lugar donde albergamos nuestra memoria, provocándonos amnesia. El espíritu también nos confiesa que ha oído hablar de percances así, y que por lo general, suelen acabar con una degradación lenta y dolorosa de la persona afectada, convirtiéndonos en poco más que un vegetal. Por si fuera poco, el “hado” hará poco por ayudarnos, ya que su forma incorpórea no le permite interactuar de ninguna manera con el mundo. Podremos verle, hablar con él, e incluso contar con que nos haga alguna señal visual, pero por lo general, será igual de útil y notable que un tumor. Por lo que más vale que os replanteeis el asunto si ya le habíais cogido aprecio al chaval.

amnesia jarl

Por suerte, Orión tiene una teoría. Al igual que nuestros recuerdos han sido desplazados por su presencia, cree que si conseguimos estimular nuestro córtex prefrontal y recupear nuestra memoria, forzaremos al espíritu a desvincularse de nosotros, al no tener ningún sitio al que aferrarse. Y no, no nos valdrá agarrar la primera DS que veamos y ponernos a jugar al Brain Training. La manera de estimular nuestra memoria será intentar encontrar quienes somos, relacionarnos con la gente que creíamos conocer y redescubrir de nuevo a nuestra propia persona.

No obstante, ya desde el primer momento el juego nos ofrece pensamientos bastante truculentos y peligrosos .Por ejemplo, Orión no tendrá ningún reparo en detallar cómo podría cualquier persona aprovecharse de nosotros, una pobre chica que acaba de empezar la universidad. Según como actuemos, cada persona puede intentar timarnos, inventándose una deuda, o una posible relación amorosa, buscarnos problemas al omitir detalles de nuestro pasado, o vete tú a saber qué. Resulta fácil ignorar estas palabras de aviso del espíritu, creyendo improbables estas desgracias tras la ya acaecida, pero no tardaremos demasiado en recordarlo y arrepentirnos. Inicialmente, escogeremos el mundo en el que apareceremos, cada uno con el nombre de los palos de las barajas de cartas: diamantes, corazones, picas y tréboles. Esta primera decisión inicial nos transportará de vuelta al mundo, cambiando radicalmente nuestro principio y relación con los diferentes personajes que aparecerán en la vida de la anónima protagonista.

amnesia 2

Una vez empezado el juego, tan sólo nos queda leer, leer y leer hasta resolver el puzle tras la identidad de la chica, y su relación con el resto de tremendos ternascos que la rodean. Y pese al género del título, no creáis que la partida serán todo risas y mariposas… ni de lejos. Según nuestras acciones, podríamos recuperar hasta cierto punto nuestra vida, acabar muerta y abandonada en un pozo, vivir metida dentro de una jaula para animales en el piso de nuestro supuesto novio, o tener un encuentro fatal con locas armadas con tijeras y cuchillos en mitad de la calle. No quisiera desvelar más información para mantener hasta cierto punto la intriga y la duda, pero creedme, si pretendéis pasar una tarde de color de rosa, no deberíais acercaros a Amnesia: Memories.

Por otro lado, ser tan truculento, y con unos personajes tan interesantes, provoca que el título enganche. Estos giros serán tan inesperados, y estaremos tan indefensos tras la poca interactividad y capacidad de decisión que nos ofrecerá el juego, que nos descubriremos leyendo línea a línea de la historia, sobrecogiéndonos en nuestra silla cada vez que la pobre heroína sufra un fatal desenlace, y preguntándonos a cada vez cómo encaja cada detalle de cada ruta en quién somos y las circunstancias que nos rodeaban, algo que tan sólo se esclarecerá una vez obtengamos los mejores finales de cada mundo y encontremos la manera de acceder al final “secreto”. Eso sí, tan sólo sentiremos esta necesidad si conocemos el inglés, ya que el juego, lamentablemente, no está en castellano, manteniendo también sus varoniles y profundas voces en el japonés original. Sin embargo, no hay mal que por bien no venga, ya que resulta ser una amena manera de practicar el idioma de Shakespeare.

amnesia 10

Poco más queda por decir de Amnesia: Memories, aparte de alabar su apartado gráfico. No conoceremos a ningún personaje fuera de los chicarrones que nos rodean, luciendo todos ellos un sentido de la moda divino, y unos ojos de seme que dejarán bien claro desde el primer momento que su misión es resultarnos atractivos y enamorarnos. Lamentablemente, el juego no cuenta con demasiadas CGs que ilustren la historia, y los fondos están relativamente poco trabajados en comparación a los personajes. De nuevo, insisto, lo interesante del juego es la historia, pero en ocasiones, una imagen vale más que mil palabras. Y es que no es lo mismo leer que hemos encontrado nuestro buzón lleno de huevos podridos, que ver nosotros mismos como chorrean sobre un montón de papeles en los que se puede leer “puta” o “cerda”. También deslucen los diversos errores de programación y gráficos con los que cuenta el juego, por ejemplo, relegando en el gestor de ventanas de Windows la posibilidad de cambiar el tamaño de la ventana de juego, y sin embargo, colgándose cada vez que lo hagamos. No son más que meros detalles, pero que ponen de relieve que estamos ante un juego creado para consolas y portado a ordenador sin demasiado cariño. Por suerte, no arruinarán la experiencia.

En resumen, Amnesia es un juego entretenido, con una historia que nos hará plantearnos cosas desde ángulos que jamás previmos. Pero no puedo recomendarlo ciegamente. Quiero que quede claro que Amnesia es un juego mono, pero realmente grotesco cuando se lo propone. Si queréis relaciones limpias y sanas con los bishonens de turno, mejor que busquéis en otro lado, pero si no os importa escandalizaros e incluso llegar a pasarlo mal en pos de leer una buena historia, Amnesia: Memories debe estar ya en vuestra colección de Steam o Vita.


Persona 4 Dancing All Night: Inaba se va de fiesta

Ya escribí hace un año respecto a las sensaciones que tuve cuando abandoné Inaba tras terminar un de los juegos de rol japonés que más me ha gustado en los últimos años. Acabar Persona 4 es como el fin de esas vacaciones de verano maravillosas, donde has conocido a gente estupenda y que, en el momento de partir, sabes que por mucho que lo intentes, nunca podrás revivir con la misma intensidad. Sí, suena a moñada, pero creo que es la mejor forma de resumir sin extenderme qué consiguió Atlus con este juego, al diseñar unas relaciones entre personajes tan equilibradas, con personalidades tan marcadas y sin que la tendencia a la exageración japonesa moleste de cara a la evolución necesaria de los Social Links necesarios para tener éxito en la aventura.

La compañía japonesa no es ajena a lo conseguido, y tal es el grado de cariño que los jugadores de Persona 4 tenemos a sus personajes que, en una maniobra que ya hemos visto en otros títulos como Final Fantasy VII, ha ido expandiendo la marca de diferentes formas. Sólo en el ocio electrónico, que es al fin y al cabo lo que nos interesa, la explotación de Yu, Yousuke, Chie y compañía ha dado pie a dos excelentes juegos de lucha, un dungeon crawler en el que se unen con los personajes no menos entrañables de Persona 3, y en última instancia el juego que hará la vez de despedida de Persona 4, este juego de baile que es Persona 4: Dancing All Night.

P4D (2)

No voy a negarlo, mi primera reacción cuando vi al protagonista bailar con la compañera idol en el anuncio de este juego fue enarcar una ceja y decir “¿Pero qué mierda es ésta?”. Sin embargo, a Atlus le das un Tetris y te saca una trama de 10 horas de secuestros en mundos paralelos donde la destrucción de la linealidad libera los corazones de las víctimas, así que… ¿Cómo no iba a hacerlo con Persona 4: Dancing All Night?

De esta forma viviremos la odisea de Yu, Rise y el resto de la panda ante unos secuestros que ocurren escasos días antes del festival que servirá de reaparición de la idol japonesa, tras todo lo acontecido en los títulos de Persona 4: Golden y los dos Persona 4 Arena. El mundo de la TV les persigue por todas partes, y en medio de una producción televisiva no iba a ser menos, sobre todo con leyendas de una artista suicida pululando por ahí. El punto novedoso es que en el mundo al que van a parar las víctimas de los secuestros hay una norma básica: nadie sale herido, así que para vencer y superar los diferentes retos a los que se enfrentarán sólo pueden mostrar sus sentimientos… BAILANDO.

Y así se da entrada a un modo historia que nos tendrá embelesados a todos los que ya conocíamos a nuestros amigos de Inaba y que provocará un rechazo absoluto de todos los que no los conozcan. El ritmo de juego es extremadamente lento, hay mucho texto entre baile y baile, y por ello, si el jugador es ajeno a todos los sucesos previos, a los que se hace referencia sin destripar nada de la trama, sólo deseará que finalice ese maratón de letras para ponerse a los mandos de la siguiente canción… si es que el sistema de baile es de su gusto. De todas formas, para ellos hay un modo de baile libre en el que pueden bailar todas las canciones del juego (excepto una que se desbloquea al final de modo historia) en tres niveles distintos de dificultad.

El sistema de baile es muy sencillo. En nuestra pantalla estarán dispuestos los botones en forma de paréntesis que debemos tocar al ritmo en que las estrellas se dirigen a ellos, y en medio aparecen los personajes bailando. Éste último punto apenas se aprecia porque en cuanto se inicia la canción sólo hay ojos para las distintas notas que se mueven a velocidad variable de un lado a otro de la pantalla, y el juego se aprovecha de ello, puesto que los fallos no afectan a la coreografía, y el jugador estará demasiado concentrado en otras cosas como para darse cuenta. Además, en algunos escenarios hay una elección de colores cuanto menos discutible, que no permite ver las notas hasta que es demasiado tarde. También hay unos potenciadores de baile (modo fiebre) que sí son variables según la calidad del ritmo en la partida, y añaden personajes a la pantalla que bailan con el bailarín “titular”. Estas colaboraciones, que pueden aparecer hasta dos veces por canción, son siempre iguales, y difícilmente harán que el jugador quiera ver la repetición de la canción para ver la coreografía.

P4D (6)

Como véis, como juego de baile es bastante mediocre tirando a flojo, pero claro, qué es de un juego de baile sin su banda sonora, y Persona 4 tiene una banda sonora memorable de la mano de Shoji Meguro, una gran base para empezar a construir un apartado musical memorable. Y sí, la banda sonora de Persona 4: Dancing All Night es memorable. Ya sea con algunos temas originales o con las remezclas para la ocasión, el ritmo se apodera de nosotros y acabaremos teniendo las melodías en la cabeza en todo momento. A mi parecer es el juego con mejor banda sonora de 2015, y a mucha diferencia del resto, con temas como Snowflakes, Best Friends, Your Affection o la excelsa remezcla de Time to Make History de Akira Yamaoka. Tal vez no es un juego con una cantidad extrema de canciones que bailar, pero todas las que están rayan a gran nivel.

Sin embargo el excelente apartado musical no esconde que es un juego para los fans de Persona 4. No creo que le hubiera dedicado el mismo tiempo si no hubiera podido bailar la canción de Junes con Nanako, o sin tener esas conversaciones de colegueo entre los componentes del equipo de investigación. Atlus sabe cómo tocar la fibra a todos aquellos que conocemos y empatizamos con sus personajes y lo hace. No es un juego aburrido, tampoco está mal hecho, pero si buscamos un juego musical hay mejores opciones, sin embargo, si además de querer un juego musical conocemos el universo de Persona 4, Dancing All Night es una compra obligatoria.


Gran Hermano: el juego, comecocos encubierto

En los videojuegos, como en cualquier otra forma de entretenimiento, el oportunismo es común para conseguir grandes réditos económicos sin necesidad de realizar una inversión demasiado grande. El  mejor momento para lanzar un disco es cuando el artista muere; si un concurso tiene éxito enseguida se saca el juego de mesa; si una novela tiene éxito no pasará mucho tiempo para que tenga su propia película… y en el mundo de los videojuegos, sobre todo en la primera década de lo que llevamos de siglo XXI, cualquier éxito televisivo pasa de forma inmediata a tener su propio videojuego ad hoc.

De esta manera, hemos tenido videojuegos de ¿Quién quiere ser millonario?, Pasapalabra o Camera Café. Si bien, por regla general, este tipo de productos no suelen estar caracterizados por una gran calidad, hubo un lanzamiento que fue un paso más allá en el mundo de la sinvergonzonería oportunista y que muchos de vosotros decidisteis dejar aparcado en el olvido. Desde VideoShock os traemos al recuerdo Gran Hermano: El videojuego.

…Seguir leyendo +

Etiquetado como:

Los juegos del año 2014 en Videoshock, JoDAS para todos

Como en años anteriores, y separándonos de la habitual tendencia de establecer ganadores absolutos durante el año que ya se extingue, hemos realizado una modesta recopilación de aquellos títulos que han pasado por nuestras manos –las de los autores de esta casa– y que permanecen por alguna buena razón en nuestras mentes o corazones, nuestros JuegOs Del Año, sus JoDA, o sus GoTY si ustedes lo prefieren.

Pueden aparecer aquí por ser un buen exponente en su género, o puede que por mostrar alguna clase de avance narrativo, o tal vez porque sea lo único que les haya llamado la atención lo suficiente como para perdurar en su memoria. Por tanto, en el siguiente listado no encontrarán un ganador, ni se trata de una justificación que implique que cualquier ausente no deba ser recordado, se trata de una defensa personal e intransferible de lo que representan para ellos.

Sin más preámbulo, les dejamos a solas con las defensas y argumentos de nuestros redactores. Esperamos que si encuentran un título injustamente ignorado defiendan el motivo de por qué debería haber sido mencionado y lo compartan con nosotros; estaremos encantados de leerles.

…Seguir leyendo +

Etiquetado como:

Los videojuegos de Tolkien antes de las películas

La inminente llegada de la última entrega de la trilogía cinematográfica de El Hobbit, vuelve a traer todo el universo de J.R.R Tolkien a la palestra y la locura vuelve a una apabullante cantidad de aficionados, pero no siempre fue así. La trilogía de El Señor de los Anillos que Peter Jackson comenzó en 2001, y llevó al gran público todas estas historias de elfos, orcos, hobbits y demás criaturas salidas de la imaginación del escritor británico.

Antes de ese primer estreno, el conocimiento sobre esta literatura se limitaba por estas tierras a grandes aficionados a los juegos de rol, que encontraban en las novelas de Tolkien una fuente de inspiración fantástica para sus juegos. Fuera de nuestras fronteras el conocimiento era mucho más amplio. Del mismo modo que otras adaptaciones cinematográficas como Las Crónicas de Narnia, tanto El Hobbit como los volúmenes de El Señor de los Anillos eran lecturas populares en países angloparlantes, en especial entre adolescentes y aficionados a la literatura fantástica. El Hobbit fue publicado oficialmente en 1937, por lo que varias generaciones han vibrado con las aventuras de Frodo, Bilbo, Aragorn y compañía, dando inspiración en otros medios como son diversas películas surgidas antes de la irrupción de Peter Jackson. 

Los videojuegos no podían quedar excluidos de este fenómeno y, aunque los títulos más recientes están claramente inspirados en las películas, ha habido un buen puñado de videojuegos que se inspiraron en las novelas originales. Son estos los que merecen nuestra atención en el presente artículo. …Seguir leyendo +


La gala de los Indie Developer Burger Awards 2014 vuelve galardonar a los desarrolladores independientes

Por tercer año consecutivo el equipo de la Burger Developer Central aprovechó la masiva afluencia de creadores a la ciudad condal para celebrar la gala de entrega de premios de los Indie Burger Developer Awards 2014, unos galardones con los que intentan reconocer el mérito y el esfuerzo de los mejores estudios independientes de nuestro país.

Los principales instigadores del evento, los integrantes de la Burger Developer Central, engloban a un grupo de desarrolladores independientes amantes de las hamburguesas que se reúnen en varias ciudades del país para comer entre iguales y compartir sus experiencias en reuniones denominadas «Burger Developer Meetings». Aunque en la presente edición el patrocinio del evento ha corrido a cargo de los estudios Undercoders, We Use Power Ups, A Crowd Of Monsters, Beautifun Games, Plunge Interactive, Super Awesome Hyperdimensional Mega Team, Drakhar Studio, Pintxo Developer, Cookiebit y Bloom Pix Studios, y las instituciones de enseñanza ENTI de Barcelona y ESAT de Valencia. …Seguir leyendo +


Crónica Parcial de un día en Gamelab 2014, 27 de Junio

Nuestra tercera y última mañana en la feria Gamelab el día 27 comenzó con una charla del polémico creador de Flappy Bird, Dong Nguyen, para hablar sobre su carrera. Mencionó una nueva edición de su exitoso videojuego y aclaró que la retirada del original no tuvo nada que ver con supuestas presiones por parte de Nintendo. Sobre los miles de clones de Flappy Bird aparecidos en los últimos meses, entre risas, alegó estar algo molesto por la confusión que puedan generar en el público y la falta de creatividad de otros desarrolladores.

Según Nguyen, la inspiración para crear Flappy Bird vino de intentar plasmar el rebote de una pelota sobre una raqueta en un videojuego, de hecho dice que habitualmente basa sus ideas en los deportes. También reveló estar en pleno desarrollo de un nuevo título de mayores dimensiones, un compendio de varios minijuegos. …Seguir leyendo +

Etiquetado como:

Crónica Parcial de un día en Gamelab 2014, 26 de Junio

Nuestro segundo día en la edición 2014 de la Feria Gamelab comenzó con una mesa redonda moderada por David Gardner, de London Venture Partners, con la presencia de Horacio Martos, de Social Point, Branco Milutinovic de Nordeus y Jan Wedekind de King, que versó sobre las posibilidades que tiene una start-up de lanzar un videojuego que llegue a ganar un millones. Entre las reflexiones compartidas con los asistentes se resaltó la necesidad de encontrar una necesidad en el mercado y la de adaptarse con facilidad a los cambios. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: