Los videojuegos de James Bond – Años 80

Tras el lanzamiento de Spectre, vuelve a la palestra todo el universo Bond, en un momento en el que la saga cinematográfica goza de nuevo de buena salud, gracias a la modernización del personaje a través de la interpretación de Daniel Craig.

Aunque las aventuras de James Bond han tenido desigual fortuna a lo largo de los años, lo cierto es que los videojuegos siempre las han acompañado de manera más o menos regular, desde la entrada de la serie en la década de los 80. Qué mejor excusa que este reciente estreno para dar un repaso a los títulos más destacados basados en el personaje de Ian Fleming. Empezamos este viaje en el tiempo en la década de los 80, donde el agente secreto más famoso campaba a sus anchas en los microordenadores de 8 bits.

James Bond 007 (1983) – Parker Brothers

La primera aparición de la saga en el mundo del videojuego fue en 1983 de la mano de Parker Brothers para Atari 2600, Atari 5200, Atari 8-Bit, Colecovision, SG-1000 y Commodore 64. Aunque teóricamente se basa en cuatro filmes – Diamantes para la eternidad, La espía que me amó, Moonraker y Sólo para sus ojos – lo cierto es que a tenor del videojuego, podría tratarse de James Bond, La Guerra de las Galaxias o cualquier otra película de acción.

Se trata de un clon de Moon Patrol en el que manejamos el vehículo multiusos de Bond y que dadas sus habilidades, más bien parece una nave espacial. No es que esté mal, pero muy en el estándar de la época. En la versión de Atari 8-Bit también se comercializó bajo el título de Moonraker.

007 Car Chase (1985) – Coplin Software

Un juego de factura bastante amateur que aunque en algunos lugares aparece como licencia oficial de la saga, dudo mucho que la tenga por la compañía tan pequeña que lo creo y por las pocas referencias al propio agente secreto más allá del título.

Típico juego de persecución en el que utilizaremos nuestro armamento y las cortinas de humo para acabar con los enemigos, en un estilo de juego repetido hasta la saciedad en el mundo del videojuego y que llegaría a su zénit en 1988 con Chase H.Q.

A View to a Kill: The Computer Game (1985) – Domark

Primero de los dos videojuegos que se basaron en Panorama para matar y, en esta ocasión, se lanzó para Amstrad CPC, Commodore 64, MSX y Spectrum. El juego mezcla niveles de plataformas con conducción y, a pesar de una cierta originalidad en el planteamiento, el diseño del mismo es atroz tanto gráficamente como en el sistema de juego. Parece mentira que Domark comercializara un videojuego con un acabado tan tosco que recuerda más a un juego de BASIC de cualquier revista de la época, que a un título profesional licenciado.

James Bond 007: A View to a Kill (1985) – Mindscape

Los ordenadores que nos faltaban – Apple II, PC y Amiga – recibieron una versión muy distinta de manos de Mindscape. Se trataba de una aventura conversacional de bastante calidad que queda algo empañada por la falta total de gráficos, lo que hace desaprovechar las máquinas para las que se lanzó. Sin embargo, dentro de su género nos encontramos con un trabajo bastante estimable, que se permite las suficientes licencias sobre la película en la que se basa como para no perder el ritmo de juego.

James Bond 007: Goldfinger (1986) – Mindscape

El éxito de la anterior propuesta, animó a Mindscape a lanzar otro título similar pero no basado en la película de James Bond que se estrenaba en ese momento, sino en todo un clásico como Goldfinger. Poco más que añadir respecto a la versión anterior, con calidad y mecánicas similares.

James Bond 007 in The Living Daylights: The Computer Game (1987) – Domark

Tras el fallido primer intento, Domark lo vuelve a intentar y en esta ocasión decide apostar sobre seguro en el planteamiento, dejando el desarrollo a Sculpture Software para el videojuego basado en Alta Tensión. Con un título de acción mucho más clásico, en esta ocasión se preocupa por tener un acabado técnico más digno y deja de lado la profundidad del videojuego. El resultado es un videojuego muy entretenido en el que se simplifica todo a acabar con tanto enemigo nos encontremos a nuestro paso. Destaca la variedad de armas e invenciones creadas para Bond, siendo el punto en el que se hace la diferencia con otros títulos de acción y lo acerca más al universo Bond.

Ian Fleming’s James Bond 007 in Live and Let Die: The Computer Game (1988) – Domark

Domark vuelve a la carga pero deja el encargo esta vez a Elite, que se basa en la escena más carismática de otra de las películas clásicas: Vive y deja morir. Así, en el juego manejamos una lancha con artillería para aburrir y simplemente tendremos que destruir los botes enemigos y conseguir esquivar sus ataques a través de diversos niveles.

007 Licence to Kill (1989) – Domark

Domark no se olvidaba de su primera propuesta multinivel y decidió rescatarla cuatro años más tarde pero evitando los errores de su primera intentona. Con el desarrollo de Quixel, 007 Licence to Kill era un juego bastante decente que nos ponía en la piel de Bond conduciendo, navegando, volando… sobre una perspectiva cenital, pero con diferencias sutiles entre niveles pero suficientes para dar la sensación de variedad.

Quizá el concepto original era más arriesgado que este, pero lo cierto es que este juego tuvo muy buena acogida en las plataformas en las que salió: Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, BBC Micro, Commodore 64, DOS, MSX y ZX Spectrum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *