avatar

Acerca de Jaime Parada Vila (@jaimixx en Twitter)

Amante de los videojuegos antiguos, piensa que el uso de más botones que salto y disparo es libertinaje... se cree que tiene una relación sentimental con un Spectrum. Cuando no está hablando de juegos con solera en Videoshock lo hace en www.insertcoinclasicos.com
Jaime Parada Vila ha repartido su ego en el 6.6% de los artículos de la web.
torrente-juego

Torrente: El juego, ¡apatrullando la ciudad!

Apenas han pasado unas semanas desde el estreno de Torrente 5 y la saga dirigida por Santiago Segura ha vuelto a apuntarse nuevos récords con la consecución del mejor fin de semana de estreno del presente año en España. Más allá de la calidad cinematográfica de cada una de las cintas de la serie, Torrente es todo un fenómeno social. Ya hace más de quince años de la primera entrega y cada nueva edición que aparece mantiene el éxito de la anterior, hasta tal punto que Torrente es un personaje totalmente reconocible e icónico entre la sociedad española.

Su influencia no dejó indiferente en su momento al mundo de los videojuegos y en 2001 se produjo todo un hito en el desarrollo de software de entretenimiento español. La verdad es que no recuerdo otra película anterior producida en nuestro país que llegara a disponer de su propio videojuego. Alguna incursión en el mundo del celuloide había tenido el software español por parte de Topo Soft con Gremlins 2 y, hasta cierto punto, podemos decir que La Abadía del Crimen de Opera Soft se inspiró a partes iguales en El Nombre de la Rosa tanto en la novela original de Umberto Eco como en la película de Jean-Jacques Anaud. Sin embargo, en obras artísticas patrias, todo se había limitado al mundo del cómic con videojuegos como Mortadelo y Filemón II, Jabato, Capitán Trueno o Mot. …Seguir leyendo +


grand-prix-circuit

Grand Prix Circuit, el circo de la F1

En 1987, Accolade consiguió un éxito sorprendente con la primera entrega de Test Drive, un videojuego automovilístico en el que el componente de simulación tenía un papel crucial. Pionero en las persecuciones policiales, contaba como principal novedad con su estilo de juego, en el que pretendía acercarse al máximo a la realidad, obligando a tener en cuenta la velocidad, los radares, los cambios de marcha, etc. Evidentemente, la cuna para tal nivel de simulación era el mundo de los ordenadores personales y Test Drive apareció para Amiga, Apple II, Atari ST, Commodore 64, PC-98 y PC, con buenos resultados de ventas en la mayoría de los casos.

Accolade tenía claro que acababa de descubrir un filón y quería aprovecharlo, pero intentando abarcar un mayor abanico de gente. De ahí que, paralelamente al desarrollo de secuelas y expansiones de la serie Test Drive, se pusiese manos a la obra con un videojuego de corte similar pero inspirado en la Fórmula 1 que vio la luz en 1988 bajo el título de Grand Prix Circuit. …Seguir leyendo +


afterlife

Afterlife, ¿ángel o demonio?

La asociación de Lucas Arts con las aventuras gráficas tuvo un recorrido que se encuentra tan grabado en nuestro cerebro que es una combinación que realizamos instantáneamente. Pero, aunque las aventuras point & click hayan sido lo que más fama le han traído a la compañía norteamericana, no es lo único que ha producido en su amplia vida. Al margen de la explotación de franquicias como Indiana Jones o Star Wars, de cuando en vez –y en menos ocasiones de lo deseado– la subsidiaria de Lucasfilm intentaba ir algo más allá en un videojuego que se saliera de los cánones establecidos en la época.

Afterlife es un buen ejemplo de esta circunstancia, un videojuego de estrategia saliendo del seno de Lucas Arts y muchos años antes de su otra incursión destacable –ya sea positivamente o no– con Star Wars: El Imperio en Guerra. Probablemente, el comienzo del declive de las aventuras gráficas a mediados de los 90, impulsara a Lucas Arts a explorar otros géneros y Afterlife, que fue lanzado para PC y Mac en 1996, contó con una gran expectación por parte de la prensa especializada que, desgraciadamente, no se tradujo en un nivel de ventas masivo. …Seguir leyendo +


trivial-pursuit

Trivial Pursuit, no todo van a ser tiros

En los últimos tiempos son bastante habituales en el territorio español las viralizaciones de todo tipo de bromas sobre el concurso Saber y Ganar. La longevidad del programa y la aparente incorruptibilidad física de su conductor han dado pie a todo tipo de chascarrillos, que se han hecho tremendamente populares. Esto quizá derive de la extrañeza que nos provoca el hecho de que un concurso cultural, simplemente de preguntas y respuestas, haya durado tantos años en antena y con una audiencia que, si bien no es espectacular, es tremendamente fiel.

Análogamente puede pensarse de una idea que surgió en Montreal, hacia 1979, de la mente de Scott Abbot y Chris Haney, grandes aficionados a los juegos de mesa, y que fue el punto de partida para la creación de Trivial Pursuit. El juego, más allá del diseño del tablero y de la definición de las categorías, no es más que un continuo pregunta y respuesta, que poco parecía que fuese a impactar más allá de los empollones de clase. ¡Craso error! En la actualidad se acerca a la mareante cifra de cien millones de unidades vendidas y no hay persona en la faz de la Tierra que no lo conozca. Sin embargo, el éxito fue más bien tardío: dicho punto de inflexión llegó en 1984 cuando, tan solo en Norteamérica, se vendieron veinte millones de unidades. …Seguir leyendo +


radikal-bikers

Radikal Bikers, ¡marchando una pizza ibérica!

El principal problema cuando se habla de videojuegos más o menos clásicos de la historia del software hispano radica en que la tan cacareada Edad de Oro del Software Español es un agujero negro que lo absorbe todo. Parece haber una etapa oscura en la que nada ocurrió —más allá de PC Fútbol y Commandos— entre el momento, hacia 1992, de la caída de Topo Soft, Opera Soft y Dinamic y la época actual, donde el desarrollo en España pasa por un momento que está por marcar otro hito.

Es cierto que la llegada de los 16 bits se llevó por delante prácticamente a toda la producción española salvo a Dinamic Multimedia y alguna que otra compañía que siguió su estela, como Digital Dreams Multimedia. Sin embargo, muchos olvidan que en esos años 90 una compañía española trajo a este país los años más gloriosos de la industria española en lo que se refiere al arcade. Muchos habréis adivinado que estamos hablando de Gaelco, una compañía que a posteriori fue tristemente célebre por casi hundir una marca como PC Fútbol, pero que en su época arcade llegó a colocar títulos por todo el mundo.
…Seguir leyendo +


burguertime

BurgerTime, preparar whoppers nunca fue tan divertido

Con el estreno en los cines de la película Chef me ha dado por repasar los diferentes videojuegos basados en la temática culinaria. En los últimos años, varios videojuegos para dispositivos móviles o para las redes sociales más populares han explotado este concepto —ya sea en juegos de habilidad o de estrategia—. Sin embargo, mientras más nos alejemos en el tiempo más nos costará encontrar títulos dentro de esta temática, probablemente por la dificultad de encajar la comida en una jugabilidad arcade.

Por suerte, uno de los pocos ejemplos que hay es un videojuego con mayúsculas que en su momento tuvo una gran repercusión en los salones recreativos: BurgerTime. Este título, desarrollado por Data East en 1982, se lanzó originalmente en Japón bajo el nombre de Hamburger. En Estados Unidos, fue Bally Midway quien se encargo de la distribución del mismo, aunque se decidió renombrarlo como BurgerTime. …Seguir leyendo +

Etiquetado como:

Target-Renegade

Target: Renegade… y la segunda parte fue buena

Renegade es, sin duda, uno de los beat ‘em up más influyentes en el mundo de los salones recreativos. El juego hizo que infinidad de monedas fueran cayendo una tras otra para convertirnos en el tipo más duro dando tollinas en el metro. Curiosamente, Renegade no tuvo una secuela propiamente dicha, al menos en lo que a arcades se refiere. El título original fue desarrollado en 1986 por Technos Japan, compañía que también se encargo de su distribución por el país nipón. Sin embargo la distribución internacional requería de una infraestructura más grande y la todopoderosa Taito fue la que lanzó el juego más allá de las fronteras de Japón.

La entrada Taito fue lo que también propició las diversas conversiones del título original a todo tipo de dispositivos domésticos, aún con el desarrollo a cargo de Technos, y que aumentaron más si cabe las arcas de la distribuidora. Aunque estaba claro que Taito, una vez poseyese los derechos sobre la saga, iba a explotar la franquicia a base de bien con más secuelas. Technos Japan, sin los derechos del juego fuera de Japón, continuó con unas secuelas paralelas para su territorio bajo su nombre original: Kunio-Kun. Taito por su parte vio un filón claro en el mercado de los 8 bits, en especial en el de los microordenadores. …Seguir leyendo +


I,Robot-1983

I, Robot… adelantado a su tiempo

Es curioso como I, Robot puede llevar a la mente diversos conceptos según la generación a la que nos estemos refiriendo. Si hablamos con la chavalada actual, probablemente hará referencia a una película de dudosa calidad protagonizada por Will Smith. Para una generación que viviese plenamente la década de los 80, este título le evocará uno de los mejores álbumes de The Alan Parsons Project. Pero el origen de todas estas inspiraciones es bien conocido por los más veteranos, ya que I, Robot es uno de los compendios de relatos más conocidos de Isaac Asimov.

Pero con casi total seguridad, para todas estas generaciones el nombre no recordará a un videojuego inspirado en ese mismo relato, que vio la luz en 1983 de la mano de Atari. No lo hará porque fue un fracaso estrepitoso, a pesar de tenerlo todo para triunfar, ya que estaba desarrollado con una tecnología y un concepto de videojuego que, prácticamente, no volvería a ser usado hasta más de una década después. Efectivamente, estamos ante el primer videojuego comercial de la historia en usar gráficos poligonales completos. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: , ,

Perico-Delgado-Maillot-Amarillo

Perico Delgado Maillot Amarillo… y el ciclismo volvió a ser popular

Hace prácticamente un año, con motivo de la celebración de la pasada edición del Tour de Francia, hicimos una pequeña crítica de Tour 91. Un videojuego desarrollado por la española Topo Soft que ya marcamos como una evolución del videojuego que hoy analizamos: Perico Delgado Maillot AmarilloAunque solo se llevan dos años de diferencia, las circunstancias, tanto deportivas como del mercado del videojuego español, eran bien distintas.

Desde el punto de vista deportivo, en 1989 se encontraban recientes las victorias en la Vuelta a España y del propio Tour de Francia del protagonista del videojuego, Pedro Delgado. Este contexto revitalizó el interés por el deporte del pedal, e hizo del fichaje de la imagen del segoviano todo un golpe de efecto por parte de Topo Soft. En 1991, esta euforia estaba a punto de llegar a su zenit, ya que el juego fue lanzado en Julio, tan solo unos días antes de que Indurain se hiciera con su primera Grande Boucle. …Seguir leyendo +


Centurion-Defender-of-Rome

Centurion: Defender of Rome, el espíritu de Escipión

La época de Imperio Romano siempre ha atraído al público en general, ya sea en forma de novelas o películas, una de las grandes expansiones territoriales de la historia humana ha tenido un punto atractivo que no se ha ido esfumando generación tras generación. Gobernantes que han sido carismáticos –o que nos han hecho creer que lo eran–, excesos y lujos, una organización social muy adelantada a su época y toda una mitología asociada, hacen de aquella época un momento ideal para recrear en todas formas de ocio.

Los videojuegos no se han quedado ajenos a esta influencia, si bien, no ha sido un argumento tan explotado como otros. Títulos como Caesar, Sid Meier’s Civilization o Imperium, han dejado bien patentes que Julio César y compañía es un nicho muy interesante a explotar. Sin embargo, mi videojuego favorito basado en esa época no es, ni de lejos tan conocido como los citados anteriormente. Centurion: Defender of Rome es un videojuego desarrollado en 1990 por Bits of Magic, una compañía que no os dirá mucho ya que éste fue el único título que desarrolló. Sin embargo, en el equipo no eran unos inexpertos ni mucho menos. Su principal diseñador fue Kellyn Beck, que ya se encargó en Cinemaware de otro gran juego de estrategia, Defender of the Crown. …Seguir leyendo +


Indianapolis-500-the-simulation

Indianapolis 500: The Simulation, si parpadeas te lo pierdes

En Estados Unidos, el país donde al fútbol se juega con las manos, las distancias están en millas y se desayunan gofres con bacon, el mundo del motor gira en un sentido totalmente distinto al del resto del mundo. Ni el Campeonato del Mundo de Motociclismo ni la Formula 1 les dicen nada: en el deporte de las dos ruedas disfrutan con las máquinas de gran cilindrada de las Superbikes, y respecto a los coches tienen mucho más interés en competiciones como la NASCAR o la propia Formula Indy, de la que vamos a hablar hoy.

Dentro de esta particular visión del deporte del motor, el lugar más carismático es el Indianapolis Motor Speedway, localizado en la ciudad homónima del estado de Indiana. Tal es la influencia y la notoriedad del circuito que hasta se encuentra en el Registro Nacional de Lugares Históricos del país. No es para menos: este circuito fundado en 1909 alberga la competición en óvalo —aunque tiene otros trazados adicionales— más conocida a nivel internacional, las 500 Millas de Indianápolis, y es el recinto deportivo con mayor capacidad del mundo, con un aforo de 257.000 personas. …Seguir leyendo +


Shovel Knight

Shovel Knight, los caballeros llevaban pala

Hace más de un año nos hacíamos eco en VideoShock de que Yacht Club Games había conseguido llevar a buen puerto su propósito de crowdfunding para desarrollar Shovel Knight. ¿Y qué es lo que hace destacar a esta compañía sobre otras en este, cada vez más, masificado mundo indie? Pues que al contrario que la mayoría de este tipo de empresas, Yacht Club Games estaba formada por programadores curtidos en mil batallas. Fue fundada oficialmente en 2013 por Sean Velasco, antiguo miembro de WayForward Technologies, de donde se llevó al grueso de sus colaboradores.

Quizá estos nombres no os han dicho nada, pero si os comento que estos tipos afincados en Valencia (California) llevan trabajando desde principio de los noventa y han sido responsables de títulos como Shantae, Mickey’s Ultimate Challenge o Contra III: The Alien Wars, probablemente os deis cuenta de que no son, ni mucho menos, unos simples iniciados en el sector.

Shovel Knight-(16)Shovel Knight es el flamante título de debut que, tras un año de desarrollo oficial, llega al mercado el 26 de junio para Windows, 3DS, Wii U, OSX y más tarde para Linux, si bien sus creadores no descartan abrirse a otras plataformas si todo va bien. Lo que nos encontramos con Shovel Knight es todo un homenaje a la jugabilidad y la acción directa clásica de los 8 bits, época que bien conocen los desarrolladores del producto. Se trata de un clásico plataformas de acción en 2D, con algunas pinceladas de rol, en el sentido de que se pueden ir comprando y mejorando diversos ítemes.

El argumento de Shovel Knight es otro homenaje a aquel entonces, cuando la carga argumental era la justa y necesaria para justificar el desarrollo de la aventura. Nuestro protagonista es un caballero que se encuentra con la desgracia de que una malvada hechicera se ha hecho con su amada. Para poder rescatarla, tendrá que enfrentarse a ocho grandes villanos que han sido enviados por la hechicera para evitar que efectúe el rescate. Nuestro caballero es pequeño pero intrépido y, armado con su pala cuchilla, se enfrentará a todo tipo de peligros.

Cada detalle en Shovel Knight honra a diversos juegos de los ochenta y noventa. El propio mapa en el que nos desplazamos entre los distintos niveles bien podría ser el de Super Mario 3. El desarrollo de la acción se realiza de la forma típica del género, contando con la pala como principal arma de ataque. Con ella podemos atacar directamente el enemigo, rebotar y saltar sobre él como si de Duck Tales se tratara e incluso excavar en distintos lugares para encontrar piedras preciosas, pociones o incluso algún que otro camino secreto.

Aparte de la acción directa con nuestra pala, también existe la posibilidad de conseguir y utilizar diversos ítemes mágicos como la bola de fuego, el ataque de la bola con rebote o la invulnerabilidad momentánea. Estos objetos mágicos harán gasto de las pociones que vamos recogiendo por el camino. Tanto el poder mágico como el de ataque, así como otro tipo de mejoras como la salud o la capacidad de llevar pociones, puede incrementarse en las diversas tiendas, en las que haremos buen uso de las piedras preciosas que hemos obtenido con la pala.

Shovel Knight-(11)Lo cierto es que el control es una delicia: aunque es realmente simple e intuitivo, resulta bastante versátil y nos ofrece diversas maneras de abrirnos paso ante los enemigos, por no hablar de lo excelentemente que responde a nuestras acciones, incluso haciendo uso del teclado. Lo mejor de Shovel Knight cuando nos ponemos a jugar es su excelente diseño a la hora de equilibrar la dificultad de las zonas de plataformas, la afluencia de enemigos y la velocidad con la que nos podemos mover, de tal forma que aúna en un título lo más destacado de los plataformas de 8 bits. En definitiva, hace de Shovel Knight un juego divertido como los de antaño, pero con un inteligente modo de checkpoints que puede hacerlo atractivo a las nuevas generaciones, rebajando la dificultad. Si bien los avances en el mapa general se quedan guardados siempre, en cada nivel encontraremos los clásicos checkpoints en forma de esferas de cristal, que además encierran algún objeto valioso, de manera que podemos optar por conservar dicho punto de control o romperlo para obtener el objeto.

Si el juego ya es divertido en sí, el diseño lo termina convirtiendo en una delicia, sobre todo por las diversas referencias que vamos a encontrar. El diseño de niveles recuerda poderosamente a los títulos de Castlevania que vieron la luz en NES; algo similar ocurre con la banda sonora que, sin llegar a copiar, termina evocando dicha saga. Pero los detalles no quedan aquí: el personaje no deja de ser una versión medieval de Megaman, los interludios se hacen a la luz de una hoguera como en Golden Axe, podemos rebotar en pompas como en Bubble Bobble… y así hasta una infinidad de referencias reconocidas por sus autores que van a sacar la nostalgia de los jugadores más veteranos.

En ese diseño de pixel art moderno, lo cierto es que Shovel Knight me ha recordado mucho al trabajo artístico del Scott Pilgrim de Ubisoft. Evidentemente, las localizaciones son totalmente distintas, pero sí es cierto que el trazo y el movimiento de los personajes guardan similitudes. Algo parecido me ocurre con la banda sonora chiptune del juego: también me ha recordado al sonido empleado en el título de Ubisoft. Sin embargo, la música es muy superior en este juego, y no es para menos: la ha compuesto Jake Kaufman, un veterano ya en estas lides, que además es también responsable de la música de la remasterización de Duck Tales. Por si esto fuera poco, el compositor de la banda sonora de Megaman, Manami Matsumae, ha colaborado en alguna de las melodías.

En definitiva, Shovel Knight tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los títulos independientes con estilo retro de mayor éxito de los próximos meses. A una jugabilidad que puede atraer a jugadores de todas las épocas se une un componente nostálgico en su justa medida, que puede ser la clave de su éxito. A mí, Shovel Knight me ha conquistado.