Galaxy Wars, el juego que quiso ser de Star Wars

En abril del año pasado, cuando germinaba el hype sobre la séptima entrega de Star Wars que ha culminado con el reciente estreno, os hablaba de un título de Atari 2600 basado en El Imperio Contraataca y lo denominaba como el primer videojuego basado en la famosa saga creada por George Lucas. Como ya indicaba en dicho artículo, esa afirmación estaba hecha desde el punto de vista de las licencias oficiales, ya que existió un videojuego anterior que tomó el nombre de tan famosa franquicia.

En 1979, Taito sacaba al mercado una máquina arcade bajo el título de Galaxy Wars con desarrollo de Universal y que no era otra cosa que uno de los múltiples clones que hubo de Space Invaders. El caso es que, aprovechando la popularidad de la saga cinematográfica, que por aquella época se encontraba en pleno rodaje de la segunda entrega, aparecieron algunas máquinas con el nombre de Star Wars tanto en la cabina como en el juego en sí. Evidentemente, todo esto era completamente ilegal y se hizo de “tapadillo”, pero por aquellos tiempos el tema de la legislación de derechos en los videojuegos era bastante laxa y, si bien podía haber alguna denuncia, no había un control exhaustivo de dónde terminaban estas versiones piratas.

Galaxy Wars Screenshot 04No obstante, más allá del título y la temática de ciencia ficción, no hay más relación con las películas, por lo que evidentemente se trataba de un movimiento oportunista de mercadotecnia. Olvidándonos de esta circunstancia anecdótica, Galaxy Wars es un videojuego bastante digno como clon de Space Invaders e introduce algunos elementos interesantes para lo que era el año 1979.

Ante una ola de enemigos que se mueven horizontalmente, manejamos inicialmente una lanzadera en el suelo que tan solo definirá el punto de lanzamiento. Una vez que el misil es lanzado, pasamos a manejar éste y no solo cambiando la dirección, sino que pulsando y soltando el botón, podemos desafiar a la física haciendo que dicho misil se pare y avance en el aire a voluntad. De esta manera, podemos ir esquivando los distintos enemigos y los proyectiles de éstos. Si nuestro misil alcanza un enemigo sin ser interceptado, no perderemos ninguna lanzadera y podemos volver a iniciar el proceso hasta vaciar la pantalla y pasar a un siguiente nivel de aspecto similar pero dificultad incrementada.

Valorar técnicamente un juego tan pretérito siempre es complicado, pero al menos podemos decir que no desluce respecto a otros títulos de la época, e incluso su planteamiento del control me parece bastante original. Gráficamente tiene diseños evidentemente inspirado en Space Invaders, pero con una mayor variedad y según la versión del hardware incluso con elementos a color.

Aunque hubiese sido un juego muy válido para tener versiones en consolas como la Colecovision o la propia Atari 2600, el caso de Galaxy Wars es muy curioso ya que su versión doméstica no llegó hasta ¡¡¡dieciséis años después!!! En 1995, Imagineer publicó una curiosa versión para Super Nintendo que incluía dos modos clásicos en blanco y negro o a color, con el aspecto clásico de la máquina, y un tercer modo llamado Neo, que nos presentaba una actualización gráfica del juego – no de mecánicas – pero que aún así, estaba muy por debajo del nivel que podía dar la 16 bits de Nintendo.

Sin duda, Galaxy Wars es un juego en el que los elementos anecdóticos que le han acompañado, es lo que lo han hecho un juego cuyo recuerdo aún perdure . Sin embargo, es una opción más que válida para los aficionados a los arcades de la época, en especial a los verdaderos fans de los tan manidos “matamarcianos”.


Target: Renegade… y la segunda parte fue buena

Renegade es, sin duda, uno de los beat ‘em up más influyentes en el mundo de los salones recreativos. El juego hizo que infinidad de monedas fueran cayendo una tras otra para convertirnos en el tipo más duro dando tollinas en el metro. Curiosamente, Renegade no tuvo una secuela propiamente dicha, al menos en lo que a arcades se refiere. El título original fue desarrollado en 1986 por Technos Japan, compañía que también se encargo de su distribución por el país nipón. Sin embargo la distribución internacional requería de una infraestructura más grande y la todopoderosa Taito fue la que lanzó el juego más allá de las fronteras de Japón.

La entrada Taito fue lo que también propició las diversas conversiones del título original a todo tipo de dispositivos domésticos, aún con el desarrollo a cargo de Technos, y que aumentaron más si cabe las arcas de la distribuidora. Aunque estaba claro que Taito, una vez poseyese los derechos sobre la saga, iba a explotar la franquicia a base de bien con más secuelas. Technos Japan, sin los derechos del juego fuera de Japón, continuó con unas secuelas paralelas para su territorio bajo su nombre original: Kunio-Kun. Taito por su parte vio un filón claro en el mercado de los 8 bits, en especial en el de los microordenadores. …Seguir leyendo +


Los videojuegos de Superman (Parte I: 1978 – 1989)

Con el oportunismo que suele caracterizar a mis artículos, voy a aprovechar el reciente estreno de la película El hombre de acero para realizar una retrospectiva sobre todos los videojuegos basados en Superman. Una licencia que, por otra parte, tradicionalmente no ha tenido demasiados buenos resultados en su salto al mundo del ocio digital. Vayamos hasta Krypton para comenzar un viaje de 35 años. …Seguir leyendo +


Kick Master

En la mayoría de las ocasiones, cuando una videoconsola entra en su ocaso, el catálogo de lanzamientos suele sufrir un bajón importante tanto en calidad como en cantidad, limitándose en muchos casos a las ediciones de juegos deportivos anuales. Sin embargo, tenemos algunas excepciones en las que nos encontramos con verdaderas joyas que aprovechan al máximo el poder de la consola cuando esta ya ha quedado obsoleta por un modelo superior.

Este es el caso de Kick Master, que fue lanzado para NES en enero de 1992, cuando los esfuerzos de Nintendo ya se encontraban focalizados en su Super Nintendo y su particular batalla contra la Mega Drive de SEGA. Kick Master es una obra de Kindle Imagine Develop, dirigida por Shinobu Yagawa y Kazuhiro Iizuka, que contó con la distribución de Taito. …Seguir leyendo +


Kuri Kinton

Afirmar que las máquinas recreativas son una especie en vías de extinción es una obviedad pero, por desgracia, los títulos arcade no suelen entrar en las corrientes retro, estas tendencias se centran cada vez más en el mundo de las videoconsolas antiguas. Por eso, voy a volver al pasado para rescatar del olvido un videojuego que fue lanzado de forma exclusiva para los afortunados habitantes de los salones recreativos: Kuri Kinton. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: , ,

Rastan

El gran éxito que obtuvo la película Conan el Bárbaro, protagonizada por Arnold Schwarzenegger y estrenada en 1982, provocó un repentino interés en la sociedad por todo lo relacionado con la literatura fantástica. No llegaría al nivel de pasión actual provocada por El Señor de los Anillos, pero si es cierto que popularizaría películas del género (Willow), libros (los relatos del propio Robert E. Howard), juegos de rol (Dungeon & Dragons) y, como no, los videojuegos (Barbarian, Tomarc The Barbarian, Golden Axe). …Seguir leyendo +

Etiquetado como: , ,