Sonic the Hedgehog

Me resulta increíble comprobar que a estas alturas de la vida no le hemos dedicado aún un artículo al primer juego del personaje más conocido de la empresa sita en Haneda. Y es que a pesar de que no es el primer juego que lo contiene (un poco forzado, ya que Gale Racer – Rad Mobile lo mostraba pocos meses antes en el parabrisas), el primer Sonic fue empleado en su momento para marcar distancias respecto a la competencia, y además para demostrar que Sega es capaz de hacer juegos domésticos tan buenos o mejores que cualquier otra empresa.

Si ahora estuviésemos en 1991 y tuviésemos que hablar del primer Sonic, el de Mega Drive, diríamos que es un juego con un aspecto fantástico, una banda sonora increíble, un diseño de niveles espectacular, y detalles hasta en las pantallas de inicio y final del juego. Pero estamos en 2016, así que es difícil hacer caso omiso a todo lo que ha supuesto este erizo para la empresa de los cielos azules, desde su fantástica explosión, sus excelentes continuaciones, hasta el devenir que ha experimentado en las 3d, con altos y bajos escandalosos, así como la partida de sus dos creadores más conocidos a otras empresas (Yuji Naka fundó Prope, y Naoto Oshima, junto a Yoji Ishii, fundó Arzest). ¿Os imagináis a Shigeru Miyamoto dejando Nintendo y fundando otra empresa? Pues esto es lo que pasó con los padres de Sonic.

sonic-the-hedgehog-(3)

Centrándonos en el juego, Sonic the Hedgehog es un juego de plataformas canónico, en el que se adaptan soluciones conocidas o innovadoras con gran acierto para cada parte. Si comparamos con juegos de plataformas anteriores, podemos decir que es un poco “next gen”, y no porque tenga un aspecto mejor o peor que los anteriores, sino porque sus soluciones son difíciles de ver con anterioridad a este juego.

Por ejemplo, el hecho de que Sonic cuando salte se convierta en una bola de pinchos que dañe a cualquier enemigo, es algo muy superior al salto encima de las cabezas de Mario, y a cualquier salto anterior. De esa manera nos podemos olvidar (salvo casos como que el enemigo vaya protegido por pinchos, o de disparos) de tener cuidado a la hora de atacar a los enemigos, sino que podemos lanzarnos a la aventura con un porcentaje mucho mayor que en el caso del juego del fontanero o derivados. Sí, recogemos anillos (en lugar de monedas), y con 100 nos dan una vida, pero estos anillos son también la energía de Sonic. Nos olvidamos de barras de vida o de tamaños, pues siempre que tengamos un anillo (y salvo que caigamos al vacío o trampas similares), Sonic puede sobrevivir a cualquier amenaza, y además puede recuperar un porcentaje generoso de anillos en proporción a los que porta.

Respecto a las fases, lo cierto es que este primer Sonic muestra una estructura, como poco, sorprendente. La primera fase es un verdadero regalo a los sentidos, un relajante paseo por verdes prados donde se pueden ver y poner a prueba todas las habilidades originales de Sonic. Como erizo superrápido que es puede alcanzar grandes distancias en un salto, ser capaz de realizar recorridos en forma de looping, o incluso destruir trozos más o menos ocultos de tierra. Hay diferentes caminos en el mismo nivel, de manera que es complicado conseguir todo lo que ocultan estas fases, así como hacerlo en un tiempo interesante. Hay una generosa colección de ítems, aunque lo cierto es que le falla un poco la variedad de posibilidades (Sonic nunca dispara, se monta en vehículos o realiza acciones diferentes de las básicas, pero una estrella de invencibilidad mezclada con unas zapatillas de ultrarapidez convierten una fase en un verdadero paseo – carrera – militar). Por si fuera poco, si estamos avispados entramos en un divertido nivel de bonus donde la jugabilidad es bastante diferente que el resto del juego, y que nos permite conseguir las deseadas esmeraldas para completar correctamente el juego.

sonic-the-hedgehog-(2)

Pero esto cambia rápidamente en el resto de fases, siendo la segunda mucho más amenazadora, con una lava que moldea el nivel en múltiples ocasiones. Nos olvidamos del paseo, y tenemos que andar con cuidado para no vernos sorprendidos por lo que pueda formar el material caliente surgido de las profundidades de la tierra.

Más sorpresas tenemos en el tercer nivel, que si bien no es tan amenazador, si que oculta una sorpresa que se verá en posteriores juegos de Sonic: Sonic entra en una especie de máquina de pinball, donde es tratado como una pelota, con un montón de muelles y reboteadores que hacen que el avance sea … muy distinto. En ocasiones, incluso, puede quedar atrapado con mortales resultados. Una de las fases más conocidas de la saga, que ha llegado a tener juegos propios.

Amenazador, de nuevo, resulta el laberinto, pero por una condición diferente de lo esperado: Gran parte del recorrido se realiza bajo agua, y Sonic puede morir asfixiado, lo que se ve reflejado por una inquietante cuenta atrás. Esto se soluciona encontrando burbujas salvadoras, haciendo que la jugabilidad sea algo distinta, y de nuevo, sorprendente.

Las dos últimas fases hacen de recorrido final hacia el último enemigo, siendo zonas industrializadas o robóticas, y donde los diseñadores de niveles juegan con el usuario de mil maneras, como poniendo a unos robots que se auto destruyen en los lugares más molestos, y dando poco tiempo de reacción al jugador.

sonic-the-hedgehog-(1)

Sobre esta versión de Mega Drive hay algo sorprendente, y es su mensaje ecologista y muy poco violento de Sonic. A la mayoría de enemigos (por no decir a todos), Sonic no los vence, sino que los libera, ya que el malvado Doctor Robotnik (que como sabemos ahora no muere al enfrentarse a Sonic una y otra vez) los ha convertido en robots. Es un mensaje que no se ve tan claro en el resto de versiones, y que sin duda alguna no se ve tan fácilmente en la actualidad.

Es conveniente, a la hora de juzgar a Sonic, no olvidar las excelentes versiones de 8 bits, porque a pesar de que pueden parecer versiones descafeinadas del clásico de Mega Drive, cuentan con un espíritu propio. Esto es debido a que la empresa desarrolladora es Ancient, los creadores de Streets of Rage, y el músico es el mismo (Yuzo Koshiro), habiendo creado melodías fantásticas como la del segundo mundo, exclusivo de esta versión (y con leves diferencias entre Game Gear y Master System), o el final del juego, en el que Yuzo Koshiro usa el mismo fantástico tema para los dos últimos mundos, en una composición que denota el estilo de uno de los mejores músicos de la historia de los videojuegos.

Puede que Sonic no sea mi juego favorito, ni mi personaje favorito de Sega, ni la versión en 3D para 3DS la que más extras aporta respecto al resto de juegos aparecidos en este sistema, pero que duda cabe que ayudó a moldear la rivalidad Sega – Nintendo, mejoró el género de los plataformas, y empezó el camino de una saga seguida por millones de personas desde 1991. Esto es algo al alcance de muy pocos juegos, y Sonic es uno de ellos.


La tarta no era una broma

Como en toda relación, siempre hay quien olvida los aniversarios, pero nosotros no.

Desde que iniciamos la aventura que ha supuesto esta pequeña página web, “Obligados a intentarlo“, muchos son los que han venido y desaparecido a lo largo de los años, algunos para reaparecer esporádicamente, otros para no volver a escribir jamás. Pero en su mayoría, en menor o menor grado, todos han quedado vinculados a este proyecto aportando granitos de arena de cualquier forma o color.

Además, todos hemos crecido un poco pero los más trabajadores han logrado adentrarse aun más en las tripas de esta bestia mundial, esa industria que a veces amamos y en ocasiones maldecimos todos. Sus opiniones valen oro, cada día más. Pero aquellos que han salido rebotados de las entrañas de la criatura lo hicieron por algo, y al volver siguen aportando un punto de vista único e interesante.

Por otro lado, muchos de los integrantes de la página podemos leer las estadísticas, es evidente que no nos haremos ricos, aunque lo cierto es que nunca entramos en esto por esa razón, independientemente del interés en el dinero la motivación real siempre fue nuestra incondicional pasión por los videojuegos. ¿Tontos? Ingenuos, tal vez.

También observamos todos los comentarios y podemos afirmar que el público que tenemos se ha ido afianzando tanto como los colaboradores. Día a día, mes a mes, observamos la procedencia de las visitas y vemos como los nombres tienden a repetirse con cierta frecuencia. No sabemos hasta que punto podemos decir que somos una comunidad extensa o tal vez bien avenida, pero desde luego hemos tejido un pequeño grupo social.

Vuestra confianza y apoyo lo es todo, es por ello que seguimos aquí, y por ello que decidimos renovar el aspecto de la web, para acomodaros en lo posible, y sobre todo para premiar el contenido elaborado por nuestros colaboradores, que habitual o erráticamente aportan desinteresadamente.

Creemos firmemente que desde nuestros inicios hemos mejorado, tanto en forma como en sabor, y esperamos que sigáis a nuestro lado para seguir disfrutando de esa evolución con críticas o aplausos. Esperamos que os gusten los nuevos cambios, no son los únicos, otros están a punto de salir del horno. Estad atentos y…

Gracias por acompañarnos hasta a nuestro tercer año.

Etiquetado como: ,

Semana del videojuego español en Videoshock

Estimados lectores:

Esta semana, vais a encontraros una sorpresa en esta página. Aprovechando que, si no pasa nada raro, tendremos un evento en Barcelona dedicado al videojuego, y allí tenemos desplazados a varios redactores, vamos a centrar nuestros esfuerzos esta semana en hablar de diferentes temas relacionados con la industria española de desarrollo de videojuegos.

Así, durante esta semana, reseñas, análisis, opiniones, y otro tipo de artículos orbitarán alrededor del desarrollo de videojuegos españoles.

Una industria, que para aportar algunos datos, dispone en la actualidad de más de 100 empresas, estando entre la tercera y la cuarta de mayor tamaño (por número de empresas) de Europa, situándose entre Francia y Alemania, y, eso sí, a gran distancia de Reino Unido. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: , , ,

Nuestro segundo año

Hace un año abrimos nuestras puertas al mundo, ilusiones y esperanzas nos alentaban a probar suerte en un terreno arduo, muchos ya lo habían intentado antes y tal vez nosotros no nos distinguimos completamente. Sea como fuere este es un nuevo curso, seguimos aquí, estamos vivos preparando nuevas ideas e incluso con más ilusión que el año anterior.

No os voy a engañar, el defecto más feo de nuestra redacción ha sido siempre mantener una periodicidad de publicaciones baja, es cierto que en ocasiones esto ha propiciado que el tamaño o la calidad de los contenidos fuesen un poquito mayores pero no puede verse como una regla o una excusa. Resueltos a mejorar, estamos reestructurando la redacción y sus contenidos. Durante los próximos meses veréis algunos cambios y esperamos que todos sean a mejor.

De momento podéis disfrutar (o eso esperamos) de un nuevo diseño que creemos mejora la visualización del contenido de la página. Un foro desde el que expresar vuestras opiniones o debatirlas de una forma más ordenada, así como algunas mejoras sobre la integración con las redes sociales. Los usuarios de la página, cuyo registro ahora está abierto a todo el mundo, están integrados con los del foro.

El cambio que tal vez más extrañeza genere será la inclusión de un reducido número de noticias en nuestro contenido, el año pasado ya hubo una pequeña prueba a modo de resúmenes semanales pero no llegó a buen puerto. Esperamos que la constancia nos acompañe en nuestro viaje y sobre todo que vosotros lo disfrutéis.

Bienvenidos a nuestro segundo año.

Etiquetado como:

Cortar, copiad, pegar

En las últimas semanas hemos trabajado cambiando parte de la infraestructura que da soporte a los redactores, pero el cambio más significativo, tal vez en apariencia una perdida, ha sido la desaparición de los resúmenes semanales. En la presente editorial, damos algunas de las razones que han motivado su desaparición, además de una pequeña reflexión al respecto.

No son pocas las publicaciones que trabajan más preocupadas por el volumen de artículos que por su calidad. En realidad hablamos de la mayoría. Es una forma de trabajar tan respetable como cualquier otra, puesto que como mínimo tiende a dar buenos resultados económicos, en el peor de los casos nunca faltan las visitas. Sin embargo, en nuestra página nos marcamos desde un principio la meta de intentar someter la cantidad a la calidad en caso de que no fuese posible un equilibrio, el siempre difícil y casi utópico equilibrio.

Cortar…

En consonancia con esta idea hemos cesado de realizar los resúmenes semanales, no por opinar que no estén dentro de nuestras competencias, al contrario, ha sido simplemente por falta de tiempo. Un tiempo que preferimos dedicar a realizar más artículos de opinión, entrevistas, investigaciones o análisis. Unos análisis y opiniones libres, no condicionados por las visitas o las fechas.

Copiad…

En resumen, material propio, en la medida de lo posible original. Una originalidad que sin duda nos costará conseguir, pero que sobre todo es difícil de encontrar en el panorama informativo español, al menos en lo referente a videojuegos. No es algo que únicamente pensemos nosotros puesto que fue uno de los temas de debate en el último ArtFutura, en el que además los representantes de la industria llegaron a idénticas conclusiones. Se repite mucho y se crea poco, para colmo se copia mal, de otros países y en los pocos casos en los que hay algo que mencionar sobre nuestra industria, se la ningunea. Metodología, que salvando el último punto (por desconocimiento) abunda en la prensa independientemente de la temática que cubran o el país de origen.

Pegar…

Intentando huir de la maquinaria generadora de repetición o ruido, tampoco publicaremos un artículo vacío por cada escueta noticia que leamos.

¿Qué nos queda entonces? Sencillo, informar contrastando las noticias con varias fuentes, enlazándolas con otros temas que puedan tener relación, pero sobre todo, tomándonos el tiempo necesario para que estas noticias y textos estén maduros.

Etiquetado como: , ,

Violación consentida

Breve reflexión sobre el papel de la prensa del videojuego, la volubilidad de su vaporoso rigor y su papel como manipulable herramienta de manipulación. Sin acritud.

El papel de la prensa del videojuego debería ser no ya informar con objetividad —un imposible, por aquello de que el ser humano tiene pensamiento propio—, sino con honestidad —es decir, publicando lo que piensa, no lo que le dictan—. De igual forma que publicar tal cual los comunicados que emiten las compañías es actuar como el pregonero que grita los edictos reales, dejarse comprar por copias gratuitas de juegos es la actitud infantil del niño candoroso que acepta piruletas del pederasta enfundado en gabardina. Y que nadie se engañe, lo que las compañías suelen hacerle a la prensa en esas ocasiones no es tan distinto de lo que el pedófilo le haría al niño… No hablemos ya del que confunde sus artículos con formas de publicidad.

En un mundillo en el que la deshonestidad manifiesta es moneda de cambio bien conocida, retirar noticias que surgen por la ineptitud de las propias compañías porque el relaciones públicas de turno lo pide amigablemente es otra forma de bailar al son que nos marcan. Escudarse en una disculpa esgrimiendo la razón de no perjudicar a nadie, ponerse la máscara de la falsa elegancia, no es deshonesto, es una sutil forma de manipulación. Elegancia sería sospechar las repercusiones negativas de una noticia y no publicarla desde un principio, nunca hacer luz de gas. Lo contrario es ponerse en evidencia, sobre todo teniendo en cuenta que aunque el medio web puede modificarse como no puede el impreso, lo que se publica no es realmente tan fácil de eliminar; y siempre habrá otros que no que claudiquen tan fácilmente.

Las compañías no son amigas de la prensa. Es posible que la gente que trabaje en ellas pueda serlo en el ámbito personal, pero cuando se trata de trabajo harán por necesidad el papel de vampiros de Düsseldorf. Siempre que un medio se baja los pantalones está mandandole a las compañías el mensaje de que la prensa del videojuego no es prensa —un mensaje que se repite con poderosa elocuencia a poco escarbar—, y las compañías seguirán actuando como si estuvieran por encima de la libertad de prensa. Pero no hay que olvidar algo: nosotros no le debemos nada a las compañías; ellas a nosotros…

Etiquetado como: ,

Las Notas, la herramienta proscrita

Debido a la controversia que provoca esta pequeña herramienta en el ámbito en el que nos encontramos, y que nosotros hemos decidido no usarla, creemos conveniente dar una pequeña aclaración a nuestros lectores.

Debido a la controversia que provoca esta pequeña herramienta en el ámbito en el que nos encontramos, y que nosotros hemos decidido no usarla, creemos conveniente dar una pequeña aclaración a nuestros lectores.

Desde Videoshock opinamos que las notas son una herramienta útil, que son capaces de ayudar a cuantificar la calidad de un título o sus características, que pueden dar una visión clara de nuestro juicio en un tiempo insignificante y de un modo eficaz.

Sin embargo, debido a nuestra propia condición humana, por naturaleza somos incapaces de ser realmente objetivos en nuestros juicios. Las diversas escalas de valores, tanto en nuestra redacción como entre los lectores, no serán ni por asomo iguales, dificultando posiblemente su comprensión. El mero hecho de hablar de una puntuación sobre un número concreto de puntos no es suficiente.

Es sabido que algunas publicaciones jamás valoran por debajo de algunas notas, de modo que su escala de puntuación es manifiestamente fraudulenta. En otras ocasiones, se producen terribles escándalos debido a supuestas compras de la valoración de un autor por parte de alguna compañía; en esos casos suelen existir cambios evidentes en los criterios de puntuación.

¿Cómo establecer sin notas una relación de confianza con el lector?

Nuestra visión es la siguiente: después de sopesar nuestras opciones elegimos deliberadamente obviar las notas en nuestras críticas, no por considerarlas herramientas inútiles, sino porque simplemente preferimos y escogemos daros los hechos tal cual los percibimos para finalizar con una crítica subjetiva, diferenciando en lo máximo posible ambas e intentando que no afecte a la claridad del texto.

Etiquetado como:

Tenemos la obligación de intentarlo

Presentación y declaración de intenciones.

Llevamos muchos años quejándonos de que no nos gusta la prensa sobre videojuegos ni lo que se escribe en las decenas de webs que hablan de videojuegos en castellano. Nos cansamos de leer la misma noticia repetida una y mil veces sin ningún tipo de aportación interesante. Sentimos que hemos llegado a una edad en la que el videojuego ha pasado de ser una afición a una parte más de nuestra vida: ya iba siendo hora de que dejásemos de arrugar el morro sin hacer nada. Así las cosas, aquí está nuestra apuesta.

VideoShock no pretende ser otra página más sobre videojuegos, sino ahondar en todo lo que conforma el mundo de los videojuegos, desde los mismos juegos a sus mecánicas, pasando por personajes, jugadores, empresas y todas las pequeñas cosas que nos llaman la atención de esta afición. Esperamos no caer en el error de abarcar más de lo que podemos hacer, pero también creemos que es mejor fracasar habiéndolo intentado a lo grande que quedarnos a medias en nuestro propósito. Vamos a pensar a lo grande, intentando que la gente se involucre y entre en el juego debatiendo, dando ideas o criticando.

Claro que hablamos de proyectos y de futuro. De momento nos conformaremos con dar nuestra opinión, aportar un nuevo enfoque a la actualidad sobre videojuegos y pasarlo en grande explorando unos mundos que estimulan nuestra imaginación como ninguna otra cosa lo había hecho antes. Bienvenidos a nuestra gran aventura conversacional.

Etiquetado como: