Semana del videojuego español en Videoshock

Estimados lectores:

Esta semana, vais a encontraros una sorpresa en esta página. Aprovechando que, si no pasa nada raro, tendremos un evento en Barcelona dedicado al videojuego, y allí tenemos desplazados a varios redactores, vamos a centrar nuestros esfuerzos esta semana en hablar de diferentes temas relacionados con la industria española de desarrollo de videojuegos.

Así, durante esta semana, reseñas, análisis, opiniones, y otro tipo de artículos orbitarán alrededor del desarrollo de videojuegos españoles.

Una industria, que para aportar algunos datos, dispone en la actualidad de más de 100 empresas, estando entre la tercera y la cuarta de mayor tamaño (por número de empresas) de Europa, situándose entre Francia y Alemania, y, eso sí, a gran distancia de Reino Unido.

Una industria que tiene más de 30 años, desde que en 1977 la empresa de Vinarós (Castellón) llamada Electrónica Ripollés pusiera en nuestras manos una serie de consolas (algunas con intercambio de cartucho, otras con el juego en circuitería propia) llamadas Palson CX.

Que tuvo, con el Spectrum y los ordenadores de 8 bits de mitad de los 80 hasta principios de los 90, una cacareada “Edad del Oro del Videojuego Español“. Edad del Oro que sólamente reconocemos en España, porque a nivel internacional pocos juegos son recordados aparte de Navy Moves, Game Over o Videolympic (aunque todos reconocemos que La Abadía del Crimen es una obra de arte imperecedera, y ahora mismo, de difícil jugabilidad).

Que durante toda la década de los 90 fue una travesía en el desierto, con muy pocas empresa, y alguna realmente exitosa como Dinamic Multimedia y sus simuladores de deportes (Pc Futbol, Pc Basket). Hasta que como todos sabemos, Pyro Studios lanzó Commandos, que fue un gran éxito a nivel internacional.

Lo que propició que, ya en la década de los 2000, multitud de empresas naciesen dando lugar a juegos muy reconocidos a nivel internacional, como Runaway (Juego del año en Francia), Invizimals (y su segunda parte), Imagina ser Diseñadora de Moda, Imagina ser Veterinaria, Blade, Scrapland, Jerichó, One, Battlefield Bad Company 2, Bruce Lee: Dragon Warrior, Drácula Twins, Runaway 2 y 3, Hello Pocoyó, Chronos Twins y tantos otros que me dejo en el tintero pero que forman una magnífica “juegografía” de la industria española, que sólo tiene visos, ahora sí, de ir hacia delante, crisis global y estatal mediante.

Una industria que ya se reconoce a sí misma, que tiene sus asociaciones (Doid, Dev, La Academia de las Artes y las Ciencias interactivas, y en menor medida por corresponder a editoriales multinacionales en gran parte Adese), sus eventos (CDV, Gamelab, Art Futura, Hó Play), sus premios (Desarrollador_Es, Pulga), sus centros formativos (UPF, UPC, UEM, ESAT, ESNE, …), y lleva años llamando la atención de órganos de gobierno estatales y regionales, además de tener ya presencia en la vida europea.

Por todas esas razones, desde Videoshock consideramos importante dedicarle una semana a la industria del videojuego español. Porque se lo merece.

  1. Ya que mencionáis la saga Runaway no os olvidéis de Hollywood Monsters y Hollywood Monsters 2, ni de The aBBey, que si ya cuesta ver productos españoles de este tipo aventuras gráficas ni te cuento… se tiran años sin lanzar pero estamos de suerte últimamente. ¡Buena iniciativa la de tenerlos en cuenta, hay que hacerlo!
    PD: Habrá más pero había que mencionar estos que en el mundo del Point & Clic han quedado en buen lugar.

  2. @MoreMonkey: Estimado lector: Esperamos de hecho analizar esta semana Hollywood Monsters 2, y si lo hacemos con The Abbey estaremos dejando de lado a un monton de otros juegos que también son excelentes.

    Pero vamos, lo cierto es que hay muchos videojuegos españoles a tener en cuenta 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *