The Evil Within, por poco

Nunca he sido muy admirador de Shinji Mikami. Cuando se le nombra como padre del género Survival Horror tiendo a apresurarme en dejar claro que ya había representantes del género bastante anteriores a su Resident Evil, y cuando se dijo que con Tango Gameworks iba a volver a poner el género en el candelero no puede evitar recordar el giro a la acción que le dio a su saga más representativa con Resident Evil 4, así que, sinceramente, en ningún momento he creído en este juego. Siendo bizarro, creo que mis mis expectativas iban entre el escepticismo leve y la falta total de confianza.

Sin embargo, la experiencia que tuve con Darksiders hizo que me replanteara varias veces mis expectativas a la hora de ponerme a los mandos, y decidí darle un voto de confianza al japonés ex de Capcom. La verdad es que quería un juego de terror moderno que disfrutar como los de antaño, uno que no me dejara con la sensación de coitus interruptus con la que me he quedado tras jugar a los exponentes del género, y si bien The Evil Within ha superado con creces mis prejuicios, de nuevo me vuelve a dejar a medias. Pero esta vez no ha sido por falta de ambición a la hora de crearlo, más bien al contrario. Y es que tal vez, cuando se va a intentar hacer pasar miedo a alguien, la complejidad no es tu mejor aliada. …Seguir leyendo +


D, A paso de tortuga

El terror no es exclusivo del género survival horror, no tiene por qué basarse en situaciones de peligro extremo con nuestro personaje casi indefenso a merced de un sistema de juego basado en la huida o la resolución de enigmas. La sensación de terror, esa sensación que algunos buscamos por el mero placer de disfrutar cómo se nos eriza el vello, siempre depende de un relato, y del mismo modo que podemos encontrar títulos bastante alejados del género argumental de terror como The Last of Us o S.T.A.L.K.E.R. Shadow of Chernobyl también podemos encontrar juegos más pausados que tratan de hacernos sentir pavor.

Dentro de este último grupo podemos situar a D, un juego del extinto estudio WARP con el difunto músico Kenji Eno a la cabeza y un joven Fumito Ueda como animador, lanzado al inicio de la generación de los 32 bits, cuando la defenestrada 3DO de Panasonic aún estaba batiendo de igual a igual contra Playstation y Sega Saturn. D es una especie de aventura gráfica en la que se aprovecha de forma descarada la capacidad del estandarizado CD-ROM para almacenar escenas de vídeo, y ante la creciente fama de la animación 3D en aquel momento, nos ofrecía un apartado jugable basado en la misma. No estaba tan atado como un vídeo interactivo pero tampoco tenía una verdadera libertad de movimientos. Por desgracia no podemos decir que el experimento saliese muy bien. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: ,

Montague’s Mount, malas decisiones

Soy un enamorado de Irlanda. Por fortuna he tenido la oportunidad de vivir un breve espacio de tiempo en un par de poblaciones cercanas a Dublín y quedé prendado de sus parajes, sus habitantes y su cerveza. Por ello, en cuanto tuve la oportunidad de jugar a una tétrica aventura ambientada en un paraje típicamente irlandés, hecha además por un estudio local como es PolyPusher Studios, no pude resistirme. Por desgracia lo único que veremos irlandés en este juego es la lluvia y un interesante uso del gaélico en la descripción de cada objeto y localizaciones, si buscáis algo más os recomiendo que viajéis a Doolin de la mano de Folklore. Es una lástima que un estudio que a buen seguro conoce bien las zonas y las leyendas irlandesas –y aseguran que su juego está basado en una historia real– haya errado tan estrepitosamente con su título. …Seguir leyendo +

Etiquetado como:

I have no mouth and I must scream, experimentos fallidos

No hay forma de ganar en el sentido convencional. Sólo hay formas de perder heróicamente, gloriosamente y en la cima de la humanidad de uno. O de perder ignominiosamente, de forma egoísta y cobarde.

Con esta frase del manual se presenta I have no mouth and I must scream, una aventura gráfica que aparecía el 1995 de la mano de The Dreamers Guild y Night Dive Studios y que se basaba en la historia corta de Harlan Ellison del mismo nombre.

Esta frase, con todo lo que implica, es una buena muestra de lo que promete el título. Un título que pretendió acercar la literatura al videojuego. Por supuesto, es imposible pensar en un juego de tales características y que pretendiera ser mínimamente comercial en la época de los noventa, con lo que resulta sencillamente un eslogan publicitario. Muy atractivo, y representativo a la vez de lo bueno y lo malo de este juego. …Seguir leyendo +


Eleusis, terrorífico

Siempre he pensado que Grecia ha sido infravalorada para crear historias de su entorno. Zeus, Hades, Poseidón, Afrodita, todos conocemos a las deidades clásicas griegas más comunes, con sus historias de amoríos, traiciones e incestos varios. Sin embargo, pocas veces se han salido de estos patrones para ofrecernos un trozo de las leyendas de la región que son menos conocidas pero no por ello menos interesantes.

Entre estas leyendas podemos encontrar la historia de la región de Eleusis, una ciudad agrícola cercana a Atenas, cuna de unos misteriosos cultos que dieron lugar a los misterios eleusinos en honor a la diosa Perséfone.

Tal vez los chicos de Nocturnal Works tuvieron la misma reflexión que han podido leer sobre estas líneas y decidieron tomar como base dichos ritos para crear una aventura independiente, que se aleja de las leyendas griegas más comunes para tratar de inquietarnos con una historia de misterio y terror. …Seguir leyendo +


The Cat Lady y las expectativas

Si bien hoy en día cuando se habla del resurgimiento del género de las aventuras gráficas de inmediato pensamos en Telltale, en Daedalic, o Wadjet Eye Games, y en algunas empresas y personajes reconocidos de la industria, no es tan común que nos vengan al recuerdo aquellos que pasan de puntillas quizá por no tener a alguien que les haga tanto bombo. Aquí tenemos The Cat Lady, que siendo un juego indie sin muchas pretensiones y poco presupuesto logra la digna inmersión de otros juegos tan aclamados por las críticas como The Walking Dead, demostrando que no hace falta grandes inversiones de dinero para conseguir atraer a los consumidores de una aventura gráfica. …Seguir leyendo +

Etiquetado como:

Lo que el ojo no ve

“¿Qué es eso?” y “¿Has oído algo?” son diálogos comunes en los videojuegos de terror. Curiosamente, ambos enfocados a algo que no podemos ver. Es posible que por la absoluta comercialidad que ha dominado desde tiempos inmemoriales a los videojuegos (y que en la actualidad se ha visto truncada por el éxito indie; me gustará ver adónde lleva eso) estemos acostumbrados a que los videojuegos “tengan cosas”. Escenarios llenos de detalles, mundos cada vez más grandes y vivos, donde todo ha de tener una función clara ya no sólo para generar coherencia en eluniverso de juego sino también para impresionar al jugador.

Siempre demostrando nuevos hitos en la evolución del videojuego: el paso de 2D a 3D, rotoscopias, full motion videos, parallax scrolling y demás virguerías. De ello salen montones de juegos destinados a mostrar las capacidades de las nuevas consolas. Quizá será por eso por lo que nos da miedo que haya algo más de lo que podemos ver. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: ,

Call of Cthulhu: Dark Corners on Earth, buenas intenciones

H.P. Lovecraft, qué escritor, qué mitología concibió su prodigiosa mente, y qué fuente de material para millones de creadores de obras de terror. Sus dioses primigenios originales son variados, siendo el más conocido por el gran público nuestro “querido” y “bienamado” Cthulhu. Este alienígena fue concebido como una suerte de molusco gigante pero de cuerpo en absoluto blando, ha aterrorizado a multitud de generaciones de lectores y las novelas de su ciclo han sido adaptadas, o han servido de inspiración, a múltiples productos audiovisuales entre los cuales se cuentan los videojuegos.

No es difícil que nos vengan a la mente títulos que sean influenciados por la obra del escritor de Providence y creador de términos como Necronomicón, algunos de forma velada como el primer Alone in the Dark o Eternal Darkness, y otros directamente como las aventuras gráficas Shadow of the Comet y su secuela espiritual Prisoner of Ice, o la aventura en primera persona en la que se centra esta crítica. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: , , , ,

Eternal Darkness: Sanity’s Requiem

Silicon Knights siempre será recordada por el eterno desarrollo de Too Human: un juego extremadamente ambicioso que fue migrando de una plataforma a otra sin encontrar destino, que casi hundió en la ruina a la empresa que lo desarrolló, y acabó con toda la credibilidad de Dennis Dyack y Shane Kim (eternos creadores de expectación sobre un juego que nació maldito pero cuya persistencia hizo que viera la luz en XBox 360 con un resultado lejos del esperado).

Sin embargo, el episodio de esta frustrada trilogía opaca el hecho de que también son creadores de una aventura al más puro estilo Zelda como fue Blood Omen: Legacy of Kain, dando una vuelta de tuerca a la fórmula y agregando un componente macabro y cruel, y el juego que nos ocupa, un referente del terror en la generación de los 128 bits que pasó desapercibido para el grueso de jugadores debido a la consola que le dio cobijo.

En 2002 se lanzó Eternal Darkness: Sanity’s Requiem en Gamecube, y con él un nuevo punto de vista al género de terror, dotándolo de un cierto sentido del humor macabro y rompiendo continuamente la cuarta pared. Por desgracia todas las buenas ideas implantadas con acierto en este juego no han tenido continuidad.
…Seguir leyendo +


Project Zero, sustos, cámaras y listas

El género de terror, como todos, tiene diversas subdivisiones en su interior. Pese a que todo se engloba en la intención de hacer que el jugador, espectador o lector, lo pase mal en realidad cada relato tiene sus normas, sus pautas y sus clichés. Así pues, y listando algunos ejemplos, no es lo mismo que el sufrido protagonista tenga que: escapar de un psicópata (con poderes sobrenaturales o no) comúnmente patoso, que hacer frente a un apocalipsis zombi o de infectados (no es lo mismo, unos corren, otros no), que enfrentarse a su propia mente, o con poderes infernales, o monstruos clásicos o, y entramos en mi subgénero favorito, que lidiar con fantasmas. …Seguir leyendo +


Welcome to Silent Hill

Voy a deciros dos palabras: terror, y niebla. Sé exactamente en qué estáis pensando, me da igual el nombre que tengáis en mente, Harry Mason, James Sunderland, Heather Mason, o en menor medida Henry Townsend o Travis Grady… Absolutamente todos y cada uno de vosotros, estimados lectores que posiblemente no seáis muy devotos del género, habéis pensado en un lugar llamado Silent Hill.

En mi anterior crítica sobre la saga, al simplemente correcto Silent Hill: Downpour, ya hice algo de retrospectiva cultural sobre estos juegos y el desarrollo extremadamente lastrado por un corto periodo de desarrollo de la última entrega así que no voy a repetirme. Sencillamente os diré que apaguemos las luces, silenciemos el ambiente, dejemos sonar los acordes de Akira Yamaoka de fondo mientras nos ponemos en situación. Hoy conducimos de noche… …Seguir leyendo +


Haunted House, terror primigenio

Entre los aficionados a los videojuegos hay una discusión muy habitual sobre si el género del survival horror nació realmente con la saga Alone in the Dark o bien con Resident Evil. Esta controversia es totalmente baladí ya que, para sorpresa de muchos, si queremos llegar a los orígenes del subgénero debemos remontarnos a 1981 y a una videoconsola que no parece la más ideal para este tipo de videojuegos: la Atari 2600.

Haunted House es un videojuego desarrollado para la propia Atari por James Andreasen, un programador que volvería a colaborar con la compañía dos años más tarde para el lanzamiento de Realsport Baseball en Atari 5200. El juego supuso toda una novedad no solo por el tratamiento de su temática, sino que incluyó algunas mejoras técnicas muy novedosas para su época. …Seguir leyendo +

Etiquetado como: ,