La belleza de lo diferente

Cuando era nano, y no sabía ni quien era Shigeru Miyamoto, ni Yuji Naka, tenía claro que prefería Alex Kidd, Wonderboy o Psycho Fox a Mario y a Sonic. No era por hacerme el guay, en realidad no tenía ni idea de que uno había vendido más de 10 millones de unidades y que el otro si llegaba a las 100.000 era un éxito, era sencillamente por las posibilidades que me ofrecían unos y otros.

Si ya llegamos al terreno Nintendo, prefería a Kirby (por su versión Nes), y dentro de Mario incluso prefería Super Mario Land (el pequeño y feo) por la posibilidad de subir a un avión o a un submarino. De hecho, en Sonic incluso echaba de menos esa posibilidad que tenía Mario de “poder disparar” algo. En cambio, Alex Kidd entra en tiendas, se sube a helicópteros, motos, barcas, Wonderboy (Tom Tom, o el nombre que prefieran ponerle) cambia de forma, habla con los empleados, compra y se equipa cosas, y Psycho Fox se transforma en mono, tigre e hipopótamo, se encuentra con un pájaro que le ayuda… un sin fin de posibilidades.

De cuando era nano, además, no recuerdo que mis compañeros de clase prefiriesen especialmente los Mario sobre otros juegos, era como “el juego básico”, a pesar de que la primera vez que oí hablar de él creía que sería la bomba, y mal del todo no estaba, pero el primero, ciertamente, no nos parecía la bomba de 1991 en adelante. El segundo era más variado (aunque todos sabemos la historia de su origen), el tercero mejora bastante el tema, y el Super Mario World si nos convenció a propios y extraños, en realidad llevar a Yoshi mejoró mucho la variedad disponible.

Owlboy, captura de pantallaCon todo esto os quiero decir que pensar distinto de la mayoría no tiene porqué ser una pose, ni ser malo, ni ser erróneo. Si en Videoshock hablamos de Gunman Clive y no hablamos de Max Payne 3 no es por una mera pose, es que realmente a alguien de la redacción le interesa más el juego de vaqueros originario de Android que la última aventura de Max Payne. Si estoy esperando como agua de mayo OwlBoy y no el próximo Call of Duty es cosa mía, y parece que es algo compartido con mis compañeros, lo que no quita que pudiésemos hacer un esfuerzo en el caso de que nuestros lectores nos lo dijesen (hay un artículo de Final Fantasy XIII-2 esperando ser hecho porque nos lo pidió una lectora, y nadie de la redacción por ahora tiene el juego).

Igualmente, cuando salió Mass Effect 3 le dedicamos tres semanas a la saga, porque Raúl García Luna es muy aficionado a esta, y hemos cubierto bastantes juegos “comerciales” (en realidad la mayoría de los juegos son comerciales, de una manera u otra), como Kid Icarus:Uprising, Silent Hill: Downpour, Pandora’s Tower, Burnout: Crash, Shark Dash, Sine Mora… pero en cambio, se nos ha colgado el sambenito de independientes, cuando lo único que hacemos es tratarlos igual que al resto de juegos.

Eso, e intentar hablar de los temas que más nos interesan, en lugar de ser meros esclavos de las notas de prensa y la agenda de la actualidad de las distribuidoras. Si revisais el 95% de las webs veréis las noticias, anuncios, rumores (por favor, cada vez que leo un podría pienso en la profesionalidad del medio en cuestión), análisis, críticas, especiales, opiniones, … y resultan ser ¡los mismos! y siendo así, ¿cómo es posible que cada vez haya más medios profesionales o no especializados en videojuegos? ¿No sería mejor que si esa gente quisiera que se hiciese caso a su opinión escribiera en foros habilitados para la ocasión o redes sociales? porque para no aportar nada nuevo mejor no repetirse, ¿no?

Por eso, agradecemos esfuerzos como Journey, marramachadas como Asura’s Wrath, monadas como Botanícula, y nos apenan los casos de Clippox Exodus o Wawa Land, a los que les agradecemos el esfuerzo a pesar de no haber quedado tan bien como nos gustaría. Nos alegramos cuando vemos en otros medios artículos diferentes, como alguna entrevista a alguien que no te ha propuesto una distribuidora, estudios trabajados, repasos enciclopédicos, que intenten hacer actos diferentes, o que de vez en cuando te hablen de algo que de otra manera no conocerías. Gracias a todos ellos y los que seguís apostando por la belleza de lo diferente, de lo propio, de lo original.

  1. Gracias a vosotros!

    Probablemente vosotros habláis más de juegos y el resto hablan de películas animadas con cierta interacción, pero poca diversión.

  2. No sabía que escribir sobre lo que realmente le interesa a la redacción fuese ser independiente. Ya le gustaría a cualquier Assassin’s Creed ser la mitad de divertido que The Binding of Isaac, o Blocks That Matter.
    Además, añadir que no todo el mundo puede permitirse juegos “mainstream” de salida, mientras que otras joyitas en absoluto publicitadas están ahí, asequibles, esperando a ser descubiertas, e ignoradas por completo por las “grandes” revistas del sector.
    Para oír bondades de los gráficos del enésimo clon de FPS o TPS de esta generación ya conozco otras publicaciones, aquí se puede encontrar algo mas.
    Y lo dice un tío que sólo ha escrito sobre juegos extremadamente comerciales, oh yeah xD.

  3. No somos independientes, somos “freelance”, que tiene como que más prestancia xD

  4. Muy bien dicho en general. Haceis lo que teneis que hacer, y lo más importante, por que quereis. Y por cierto, me gusta lo de freelance, sí que suena mejor xD

  5. Concuerdo contigo, también me fascina todo lo que rompe esquemas y trata de ser diferente.

    Como dato y no en postura de defensa extrema, llamar copiado al Super Mario Bros 2 no creo que sea del todo correcto, ya que Shigeru Miyamoto tambien formó parte del desarrollo del Doki Doki Panic, todo fue una jugarreta de Nintendo USA que no le gustó el SPMB 2 original porr su dificultad y entonces tomaron este otro juego y lo demás es historia, oriente y occidente tuvieron una versión diferente del juego. En el articulo de wikipedia en ingles viene bien explicado http://en.wikipedia.org/wiki/Super_Mario_Bros._2

  6. Muy buen artículo, Nae.

    Me ha recordado al caso de una amiga que, antes que Sonic 2 de Mega Drive prefería el Sonic 2 de Master System. El de MD era el juego “base”, digamos que el original y el “mejor”, pero la versión de 8 bits ofrecía cosas como montarse en una vagoneta, coger un ala delta… detalles que, siendo uno pequeño y sin fijarnos en productoras, gráficos ni cifras, hacen que te atraiga más un juego “oscuro” que “el mejor”. Es una realidad, y se demuestra constantemente.

    No se os debe calificar de independientes, sino de originales. Podéis estar orgullosos de que sois alguien más, no más de lo mismo.

  7. A día de hoy, cualquiera se puede abrir un blog o una web e ir colgando noticias y análisis como en todos los medios.

    Pero somos los pocos que marcamos la diferencia con nuestros medios. Independientes que, hasta que nos pongamos de moda, día a día publicamos artículos diferentes y de calidad.

    Sois unos grandes y unos referentes de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *