El mod World of Starcraft seguirá adelante como StarCraft Universe, pero no será un MMO

No hace demasiado supimos de la existencia de una modificación para Starcraft 2 llamada “World of Starcraft”, dicho mod convertiría el popular título de estrategia en un MMO (Multijugador Masivo En línea).

Pantalla de carga de World of Starcraft, ahora StarCraft Universe

Pantalla de carga

Un día más tarde, mientras miles de usuarios inundaban de comentarios el vídeo de Youtube, según Rock,Paper,Shotgun el autor recicibió varias notificaciones de violación del Copyright de Activision. Medios como GamePolitics especularon sobre una posible actuación legal por parte de Activision-Blizzard, aunque afortunadamente desde el foro del proyecto se desmintió una posible acción de “Cease&Desist“. El equipo del foro y el propio Ryan Winzen, autor del mod, no parecían entender completamente lo ocurrido y explicaban que no eran pocos los proyectos relacionados con SC2 que circulan libremente por la red.

Mientras intentaba ponerse en contacto con Blizzard, el cauteloso Ryan hizo algunas declaraciones desde su foro dando a entender que únicamente estaban utilizando las herramientas generadas y liberadas por la propia Blizzard, es decir su editor:

Creasteis una herramienta que nos permitía hacer cualquier cosa con vuestros recursos. Nos animasteis a usar vuestros bienes y estabais ansiosos por ver hasta donde podíamos llegar con ello. ¿No os visteis venir esto?
He estado siguiendo vuestro trabajo desde Warcraft y he estado trabajando con cada editor que vosotros habéis lanzado desde que tenía 13 años.
Si tenéis cualquier problema con lo que estoy haciendo… o queréis hablar sobre ello, soy todo oídos. Pero por favor no me enviéis ningún mensajero con una carta de Cease&Desist. Si Blizzard-Activision no quiere que esto ocurra entonces no ocurrirá.

…Seguir leyendo +

Etiquetado como: ,

Starcraft II al fin tiene demo

Cuando después de doce años de espera Blizzard al fin lanzó su esperada continuación de Starcraft muchos nos quedamos extrañados de no poder probar una demo para saber qué habían hecho para la secuela del juego de estrategia en tiempo real más esperado. Es cierto que hubo algunas opciones como códigos de invitación o formar parte de la beta pero no ha sido hasta hoy, cinco meses más tarde, cuando Blizzard ha puesto a disposición de todo el mundo una demostración en condiciones de su juego.
Logotipo de StarCraft II

Para descargarla tenemos que ir a la web de Battle.net y cumplimentar un formulario con nombre, edad y dirección de correo electrónico. Una vez hecho esto tendremos acceso al ejecutable, tanto para Windows como para Mac. La demo viene en inglés e incluye las tres primeras misiones del juego, con lo que solo permite jugar con los Terrans, y no tiene opción para jugar en red.

Evidentemente la idea de lanzar ahora la demo de un juego que salió en agosto es intentar aprovechar la campaña navideña para arañar ventas a los indecisos pero ¿será suficiente con una demostración que no muestra ninguna de las bondades del juego para convencer a alguien?

Demo de StarCraft II

Etiquetado como: , , , ,

firms

Boicots, firmas y falta de honradez

¿Realmente sirven algo los famosos boicots auspiciados por los usuarios? Sí, se habla mucho del periodismo ciudadano, el poder de los blogs, la presión de las redes sociales y varias decenas de bonitos conceptos que nunca se reflejan en la realidad cotidiana...

Internet es maravillosa. Con un ordenador y una conexión a la red de redes podemos leer las noticias, jugar, charlar con los amigos, conocer gente, hacer la compra… Casi cualquier cosa que se nos pase por la cabeza está al alcance de nuestro teclado y nuestro ratón, o nuestros dedos si tenemos uno de esos fantásticos teléfonos del futuro donde lo controlamos todo arrastrando nuestro apéndice por la pantalla. Es fantástico poder obtener tanto con tan poco esfuerzo.

Claro que esta ausencia de esfuerzo a veces transforma los contenidos de la red en pura intrascendencia. Sí, se habla mucho del periodismo ciudadano, el poder de los blogs, la presión de las redes sociales y varias decenas de bonitos conceptos que nunca se reflejan en la realidad cotidiana y se quedan en millones de palabras que cruzan la red como un rayo de sol atraviesa un cristal. Esta misma futilidad es la que hace que cada vez que oigo hablar de boicots, recogidas de firmas online y quejas organizadas me de un ataque de risa. …Seguir leyendo +