Ether Vapor Remaster

El presente matamarcianos aboga por una mezcla de estilos tanto a nivel de perspectivas como de mecánica difícil de obviar, intenta aunar en el mismo título cambios de perspectiva lateral y vertical o trasera, así como determinados momentos en los que la cámara se posiciona en lugares más espectaculares desde los que poder seguir la acción. En Ether Vapor Remaster somos Lucas Earlgray, un piloto de naves adolescente que decide enfrentarse él sólo a todo el ejército enemigo de Chaldea. Durante el juego podemos decidir si seguir toda la historia o si pasar de ella en un modo más frenético, cosa sólo aconsejable para los más intrépidos o para aquellos que ya hayan completado el modo principal y quieran saltárselo.

Pero Ether Vapor no es un matamarcianos sencillo y en su modo «remaster» menos aún. A la gran cantidad de disparos y naves que surcan a gran velocidad la pantalla se añaden las explosiones, y es muy posible que en algún momento nos llevemos algún golpe por no haber visto algo. Con todo, la nave EX-Tio (nave original, aunque luego podemos manejar otras) está bien armada, con tres tipos de disparos, el teledirigido, uno enfocado y el ancho, que a la vez son modificables, y sus correspondientes disparos de carga. Nuestro caza tiene cierto aguante y conforme avanzamos el título premia al usuario con más vidas.

Los cielos azules, las explosiones de todo tipo, sus grandes enemigos y la cantidad de acción, además de curiosos giros de cámara que en ningún momento molestan, hacen que en conjunto sea visualmente muy llamativo a pesar de su origen humilde.

Un buen matamarcianos de PC con una dificultad bien medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *