El dilema de Nintendo: ¿A quién queréis más, a papá o a mamá?

Cualquier persona con dos dedos de frente responderá que depende. Depende del momento, del contexto y la situación, ya que cada uno tiene su estilo. Uno tiene sus cualidades, el otro tiene otro tipo de fortalezas, sus debilidades quizá coincidan, pero también son variopintas… en cualquier caso, no es una pregunta de fácil respuesta, ni tampoco una a la que sea deseable enfrentarse en algún momento de nuestra vida.

Lamentablemente, parece que Nintendo no tiene tantos tapujos en imponernos un dilema semejante. Hace poco tiempo recibí un mensaje suyo, felicitándome por ser un tan fantástico cliente para ellos (la estupefacción que me provocó esto daría para otro artículo, así que mejor obviarla) y dándome la fantástica oportunidad de obtener la nueva New Nintendo 3DS Ambassador Edition, apelando a mi cara más coleccionista. De hecho, fueron tan efectivos que acabé cayendo y recibí la consola hace pocos días. Que divertido suena eso de la nueva New, por cierto.

Tras sacarla de la caja y echar un vistazo a sus bondades, pensé que estaría bastante bien estrenarla con el Punch Out original, el Metroid Fusion o comprobar la nueva tecnología de seguimiento de ojos con el fantástico 3D de Phoenix Wright 5 (la única bondad del título, lamentablemente). Inicié sesión en mi Nintendo Network ID, vinculé mi consola al Club Nintendo, esperé la intemerata hasta que la eShop por fin se inició… y todo para encontrar mi lista de descargas vacía. ¿Cómo?

nintendo-new-3ds-bannerEl sistema de protección anticopia usado por la compañía de Kioto no es en absoluto extraño para los aficionados a sus sistemas. Lamentablemente, usan la misma filosofía que se usaba en las aplicaciones para móvil de principios del 2000. Se te vende una licencia, licencia que va vinculada irrevocablemente al hardware con el que la has adquirido. ¿Quieres usarlo en otros sitios? Mala suerte. Al menos, acabaron añadiendo una opción que nos permitió traspasar nuestro contenido de una 3DS a otra, pero eso no evitó que perdiera el dinero gastado en Legend of Zelda: A Link to The Past GBC, el Excitebike y mi colección de DLCs tan pacientemente recopilada para Dead or Alive Dimensions cuando se rompió mi primera 3DS.

Después llegó el Nintendo Network ID, y se nos prometió (o juraría que como mínimo, se insinuó) que con este movimiento Nintendo llegaba al siglo 21 y se ponía al ritmo del resto de compañías, ofreciéndonos lo que debe ser una garantía de facto en todas las plataformas: el poder descargar nuestras compras en nuestros dispositivos y poder usarlas, independientemente del estado del dispositivo en sí. Resulta que no. Nintendo aun no ha aprendido que los clientes necesitamos esa certeza y esa seguridad.

La única opción que tengo para seguir disfrutando de mis contenidos digitales (tanto gratuitos como de pago) pasa irremediablemente por la transferencia de licencias entre consolas. Transferencia que, por cierto, tiene un límite impuesto por la propia compañía de 5 transferencias. Estamos en una época en la que incluso se está poniendo en duda que debamos pagar más de una vez por el mismo juego en diferentes plataformas… ¿Cómo es posible que esta gente no se haya planteado que el cliente no quiere pagar varias veces por el mismo contenido? ¿Cómo es que nadie se queja de forma más notoria de esta obsolescencia artificial? ¿Cómo es que el equipo de Nintendo ve aceptable cifrar tu información, que vale tiempo, dinero y esfuerzo, y sin embargo, no te ofrece maneras de poner a buen recaudo esta información?

En definitiva. Me veo en una situación bastante molesta. Por un lado, he recibido una fantástica New Nintendo 3DS que me gustaría utilizar y poner a prueba, además de que sospecho que será bastante más cómoda de transportar en el exterior que una Nintendo 3DS XL… aunque solo sea porque la pantalla superior este mucho mejor sujeta y no traquetee. Pero para usar esto, he de transferir todos mis datos, juegos guardados y compras de mi consola antigua a la nueva. Lo que, en la práctica, la condenaría al desuso al no tener acceso a mis propios juegos guardados en la tarjeta SD, o a mi contenido digital. Y, como broche de oro, sé que cuando realice la transferencia, de realizarla, estaré un paso más cerca de perder absolutamente todas mis compras, de manera irrevocable e inevitable.

Así que en definitiva, tengo que responder… ¿a quién quiero más? ¿A papá, o a mamá? ¿Mi consola antigua con pantalla ultra cómoda o el modelo nuevo más pequeño?

Aunque en realidad, la pregunta a la que me gustaría que me respondieran es… ¿por qué me haces elegir, Nintendo? ¿Tan extraño es que quiera usar mis contenidos en dos consolas tan parecidas, pero a la vez, tan diferentes?

  1. Me sorprende y entristece a partes iguales esta política de nintendo respecto a la vinculación de contenido a un hardware. Y más poniendo caducidad a la cantidad de veces que puedes migrar de una consola a otra.

    Por un lado, parece un ejemplo de libro de obsolescencia programada. Al obligarte a mover todo a una consola nueva, la consola antigua queda, como comentas, relegada prácticamente al olvido. Lo mismo que si la hubieras perdido o se hubiera roto, porque ¿qué motivo habría para volver a usarla? Si nada de lo que juegues o compres digitalmente en ella se podrá aprovechar en la versión nueva.

    Por otro, creo cada vez más que el concepto “obligar a pagar dos veces por el mismo juego” es una realidad afianzada, y que durará tiempo. La consola virtual (o los juegos de anteriores generaciones en cualquier otra plataforma) es básicamente eso: no importa si ya tienes un juego, debes pagar por él de nuevo.
    Aunque aquí supongo se salvan por cambiar el entorno, o por el trabajo de adaptar el código entre plataformas… Pero entonces estaría bien (sería conveniente, para el consumidor) aplicar un descuento al comprador que re-compra un juego. Y no se hace porque esto es, al fin y al cabo, un negocio.
    Lo que es de traca es pagar el precio íntegro de nuevo por algo que ya tienes y que no puedes aprovechar al moverte entre consolas de la misma generación, sólo porque la empresa gestiona mal los datos de juegos digitales (ya sean juegos enteros o dlcs). Combinarlo con sacar una revisión técnicamente ligeramente superior, y que a partir de ahora los juegos requieran esa revisión, es lo peor que se le puede hacer a un usuario.
    (Ya hay juegos anunciados que aprovechan esa capacidad extra, y que no funcionarán si no tienes una n3ds.)

    Todos tenemos fecha de caducidad. Pero que no nos la acerquen para sangrarnos dinero, por favor.

  2. Es muy triste todo esto en los tiempos que corren… Como lo es el tema de que siga sin venir el adaptador de corriente, es de traca. Yo pasé de 3DS a 3DS xl, y por una serie de tejemanejes que no vienen ahora al caso descubrí que, una vez que migras los datos de una consola a otra, no puedes volver a hacerlo hasta que no transcurran otros siete días… Inexplicable.

    Tengo pensado volver a gastarme los dineros en la nueva consola, y me toca considerablemente los coj… no poder vender ya mi XL actual porque tengo que esperar para migrar los datos de una a otra. Tengo bastantes juegos en descarga, y no quiero perderlos. Esto significa que en un momento dado tengo que tener las dos consolas de forma simultánea, y para cuando pueda vender la “vieja” su precio se habrá devaluado unos cuantos euros.

    Pues yo tengo otro dilema más, a ver si me puedes ayudar: Estoy contento con el tamaño de las pantallas de mi XL, pero la consola en sí se me hace demasiado grande como para andar llevándomela por ahí. Así que estaba pensando en cogerme la New 3DS “regular”, en vez de la New XL. Dicen que la pantalla de la New 3DS es un 20% más grande que la de la original… Tú que tienes ahora una XL y una New normal, ¿cómo lo ves? ¿te cogerías la normal o la XL? ¿Se nota el aumento de tamaño de la pantalla?

    Perdona por avasallarte con mis preguntas y dilemas xDDD. ¡Saludos y gracias!

  3. @Sam_bluesky “no importa si ya tienes un juego, debes pagar por él de nuevo.”
    Supongo que lo realmente sangrante del asunto es que dices… vale… vamos a ver, no tengo manera de ejecutar este cartucho de Punchout en mi Wii, Wii U o 3DS. Pues pago por la versión nueva. Quien dice Punchout, dice Final Fantasy X en PS3/4, o cualquier otro salto intergeneracional.

    Lo que realmente me fastidia es que no estamos hablando de un salto tal. Estamos hablando de juegos para una misma consola, que ya has comprado, pero que no tienes por qué volver a comprar. Si tu cartucho de Pokémon ORAS funciona en tu anterior 3DS, ¿por qué has de pagar para que tu versión digital de Pokémon ORAS funcione en tu nueva 3DS? ¿Por qué pasar a digital implica perder, en lugar de ganar?

    @Harker perdona por la tardanza en responder 🙂 . Vamos allá…

    Si pretendes vender tu 3DS para obtener el dinero para la nueva… si es en una tienda, y los encargados son majos, puedes hacer el mismo tejemaneje que hubo en su día con las 3DS XL, que la gente se iba a la tienda a hacer el traspaso, o se llevaba ambas consolas a casa con la promesa de volver al dia siguiente sin falta a dejar la que tocase en la tienda. Pero claro, depende mucho de tu relación con ellos, no tienen por qué hacerte un favor tan grande 🙁

    Comprendo perfectamente tu problema con la 3DS XL, ya que es exactamente mi problema. Es una consola bastante grande, ideal para estar en casa… pero llevartela por ahi, sobre todo teniendo en cuenta que TODAS las XL acaban cabeceando la pantalla superior… es complicado. Realmente se nota que las pantallas de la New 3DS normal son más grandes, si bien siguen siendo mas chiquitillas que la XL. No tengo una 3DS normal a mano con la que comparar, pero espero que esta foto te sirva:

    http://imgur.com/BK4gIWw
    http://imgur.com/A9g0fUi

    Si yo fuera tú… quizás me quedaría con una 3DS normal, al menos si pretendes sacarla fuera de casa a menudo. Es más compacta, menos pesada, y no cabecea en absoluto la pantalla superior y la diferencia de tamaño no es tanta (teniendo en cuenta que en la calle tampoco vas a poder jugar totalmente estirado o cómodo). Ahora, si la intención es que esté casi siempre en casa… actualizate a la 3DS XL.

    @Wonka: Supongo que si. Aunque yo por mi parte… estoy huyendo como de la peste de comprar contenidos digitales de Nintendo. Y seguiré asi hasta que me aseguren que mi compra no va a caducar junto con mi consola.

    @Rodrigo: ¿Que problema te solucionaron en concreto? ¿El no poder usar tus contenidos en dos consolas a la vez?

  4. @Sandor Exacto. A eso me refería con “Lo que es de traca es pagar el precio íntegro de nuevo por algo que ya tienes y que no puedes aprovechar al moverte entre consolas de la misma generación, sólo porque la empresa gestiona mal los datos de juegos digitales”.

  5. NIntendo trata a los clientes igual que cualquier otra corporación multinacional. No entiendo por qué la gente compra consolas teniendo el PC, la tablet y el móvil con Android, todas ellas plataformas abiertas con gran variedad de juegos para elegir.

    Ya sabemos que las videoconsolas, al igual que los productos a Apple, están controladas por el fabricante, que siempre impone sus condiciones. El que quiera más libertad puede jugar en el PC, en el móvil o en una de esas consolas tan chulas de hardware libre. A mí me gusta la GP2X.

    https://en.wikipedia.org/wiki/GP2X

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *