kwirk

Kwirk

Recientemente hablaba con mi compañero Ramón Nafria sobre títulos dignos de un “gourmet” de los videojuegos. A lo largo de toda la historia de los videojuegos podemos encontrar multitud de títulos que por diversas razones (mala campaña de márketing, falta de apoyo en los medios, género fuera de moda…) no llegan a triunfar en el momento de su lanzamiento, lo que no es óbice para que se trate de un producto de calidad. De esta manera encontramos títulos como Full Throttle, Magic Pockets o Mad TV, que se han terminado en verdaderos videojuegos de culto.

El juego que hoy analizamos, Kwirk, es un buen ejemplo de eso. Se trata de un título que fue lanzado para Gamae Boy, con la portátil recién estrenada, lo que influiría en que quedara oculto tras la vorágine que acompañaba el lanzamiento de la Game Boy con Tetris y Super Mario Land copando todas las informaciones sobre su catálogo. Por otro lado, tendría el “handicap” del mal endémico que tiene Nintendo con los productos third party y su promoción mejorable, así como una recepción por parte de la crítica bastante variable (con notas injustamente bajas como la de Electronic Game Monthly que le daría un 5/10).

Kwirk sería un encargo de Acclaim Entertainment a la empresa japonesa Atlus, que ya había desarrollado videojuegos para NES como The Karate Kid o Digital Devil Story, siendo Kwirk su debut en la portátil más carismática de Nintendo. El juego sería lanzado el 24 de Noviembre en Japón bajo el título de Puzzle Boy, llegando al resto del mundo en Marzo del año siguiente. En 1991 se lanzaría también una versión exclusiva en Japón para Turbografx.

Kwirk es un juego de puzzles, género destacado en la portátil de Nintendo, que nos cuenta la historia de Kwirk y su novia Tammy, una pareja de tomates que decide explorar una ciudad subterránea que está repleta de laberintos. En dicha ruta, Tammy termina perdiéndose entre tanto laberinto y Kwirk tendrá que meterse en los enrevesados pasillos para rescatarla.

El juego cuenta con tres modos diferentes de juego: Going Up?, Heading Out? y Vs. Mode, con tres niveles de dificultad que definirán la dificultad de juego. En Going Up? iremos avanzando por distintas plantas, teniendo que resolver un pequeño puzle a base de bloques y compuertas, de tal manera que tendremos que resolver el puzle para acceder a las escaleras que nos lleven a la siguiente planta. Cada nivel de dificultad consta con diez plantas, haciendo un total de treinta, habiendo ciertos niveles en los que no solo manejaremos a Kwirk, sino a alguno de sus amigos, lo que será esencial para resolver alguno de los puzles.

En Heading Out?, no subiremos por distintos pisos, sino que los puzles vendrán seguidos uno detrás de otro en un largo pasillo, siendo la velocidad en la resolución de los puzles lo que irá determinando nuestra puntuación, aunque el tipo de acertijos serán similares a los del otro modo. Finalmente, el modo Vs. Mode es una versión de Heading Out? para poner en competición a dos jugadores humanos por turnos.

El control es bastante intuitivo y no lleva demasiado tiempo hacerse con él, aprendiendo el funcionamiento de las diversas trampillas y plataformas. Esto no quita que, a pesar de que el número de niveles no es extraordinariamente alto, la dificultad de los puzles crece exponencialmente, siendo algunos de ellos verdaderos retos, que nos darán muchos quebraderos de cabeza. De hecho, en muchos de ellos, si nos equivocamos, tendremos que reiniciarlos desde el principio, ya que existen algunos movimientos erróneos totalmente irreversibles.

El aspecto gráfico, a pesar de ser funcional como requiere el tipo de juego, destila cierto cuidado y mimo, como el detalle de permitir elegir entre perspectiva “Vista de pájaro” y “Diagonal”. La única diferencia es que en esta última los elementos que aparecen en la pantalla tienen una sombra que simula una sensación de profundidad que no afecta al juego. La banda sonora entra dentro de los estándares de la Game Boy, contando con un tema principal bastante agradable.

Como hemos indicado al inicio, los resultados de ventas no fueron todo lo bueno que se esperaba pero el tomate explorador tuvo una segunda oportunidad en 1992 con Amazing Tater. Además, el personaje sería rescatado para el programa de televisión estadounidense Video Power, donde aparecía en una sección de animación conocida como The Power Team, protagonizada por diversos personajes de videojuegos de Acclaim Entertainment.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>