Hungry Oni, el juego del que Newton estaría orgulloso

En el mundo del entretenimiento móvil la simplicidad es el camino a seguir. Juegos directos, divertidos y que nos solucionen los pequeños ratos libres de los que disponemos en este mundo siempre en movimiento y nunca quieto. Reflexiones existenciales aparte, la propuesta para iOS y Android que nos traen los chicos de Futuretro es bastante directa. Oni, un personaje diseñado a semejanza de los demonios orientales, debe recoger los objetos de colores que caen de un enorme árbol que cambia su tonalidad merced a que recojamos hojas multicolor. Todo muy sueño ácido y con un envoltorio gráfico y musical del país de la piruleta bastante simpático.

El control táctil se basa en mantener el dedo presionado la parte inferior de la pantalla y moverlo de derecha a izquierda o viceversa, para recoger el o los objetos (podemos recoger dos poniéndonos en medio de ellos, lo cual resulta en un doble) que se correspondan al color actual del árbol y evitar perder una de las tres vidas de las que disponemos. Tenemos varios niveles de dificultad/comidas desbloqueables merced a las Oins, monedas del juego, y que se corresponden con velocidades de caída de los objetos cada vez mayores. Esto hace del juego un reto mayor y aumenta la diversión, que se puede hacer un poco cuesta arriba en las primeras partidas. Pero si tenemos paciencia y resistimos la prueba inicial, nos veremos recompensados con trajes desbloqueables, oins extra por logros conseguidos y mas posibilidades que alargaran la vida del título.

En definitiva, un trabajo bastante redondo el que se han marcado en Futuretro. Diversión, control decente, y una fachada agradable que conforman un pasatiempo portátil muy satisfactorio.

Cuidado con las yemas, con Hungry Oni corren peligro de desgastarse. Diversión asegurada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *