Slugs

Bajo la habitual y sencilla premisa de salvar nuestro mundo debemos acabar con una nueva invasión, esta vez de babosas. La mecánica de juego, igual de sencilla que el planteamiento, nos insta a lanzar unas pequeñas esferas pulsando sobre la pantalla para acabar con los enemigos. Al ser finitas y quedar dispersas por la pantalla es vital volver a recoger los disparos. Esta tarea podría resultar sencilla si no fuese porque, cual Pang, nuestro personaje únicamente dispara hacía arriba y solo puede moverse en horizontal sobre la base de la pantalla usando el acelerómetro, la física y la gravedad harán el resto. Los enemigos también pondrán su granito de arena y lo harán desplazándose únicamente mediante saltos más o menos grandes, facilitando así un poco la tarea de exterminarlos. Lamentablemente, ni las vidas del personaje, ni los «logros», ni el acceso a la red de puntuaciones OpenFeint parecen darle una verdadera vida a través de sus (por ahora) 90 niveles, mucho menos en su modo Survive.

No Mola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *