Pues a mi me gusta que las consolas sean de nicho

Cuando alguien hace un comunicado a la prensa no ocurre de manera casual. Primero porque esa persona tiene que «ser alguien» para poder captar la atención de los periodistas. Yo mismo he hecho un par como presidente de DOID, y es algo que se prepara: Coges a tu agencia de medios, convocas a la prensa, pagas por un lugar y por un espacio de tiempo, te ocupas de proveer de los cafés (o canapés), y sueltas tu rollo, normalmente después respondes a las preguntas de los medios allí presentes. Aunque para que negarlo, a lo mejor los asistentes no saben de qué estás hablando.

archos-gamepadEn la industria del videojuego es similar, pero con una diferencia: la prensa especializada debería ser, eso, especializada y no siempre parece serlo. Todos deberían saber que cuando el máximo representante de una consola dice que su máquina es mejor que la de la competencia no tiene otra opción. Y lo mismo pasa cuando alguien que no representa a ninguna máquina dice algo. Que se yo, hasta intentan marcar tendencias: Que si hay que dejar de hacer juegos en Facebook, o aventuras gráficas, o que el futuro es el Free2Play, tal vez que Windows 8 es un desastre para los desarrolladores de juegos. Hay muchos discursos populares, y tal vez os suenen esas peroratas, pero ninguno es punteado sin hilo.

Uno de los lemas más recientes viene a substituir, curiosamente, a la conocida frase de «El PC se muere» y es «las consolas se mueren», durante una época pudimos disfrutar de ese discurso mientras los «expertos» hablaban de «la era post-pc«. Pero ahora parece que mágicamente el PC ha resucitado como máquina de juegos (sobre todo gracias a Steam y el Free to Play). Y encima han aparecido con más fuerza que nunca móviles y tabletas, así que para que íbamos a querer videoconsolas si podemos tener un PC mientras estemos en casa, y una tableta para cuando queramos movilidad. Siempre que no nos conformemos con el móvil que seguramente tengamos en nuestro bolsillo siempre.

La cuestión es que yo si quiero videoconsolas, especialmente las portátiles. Me gusta jugar a videojuegos, y desde que me he metido en este tinglao ha habido artefactos más generalistas y máquinas destinadas únicamente a jugar. Y aunque pueda disfrutar tremendamente en un MSX, un PC o en el iPad, me gusta disfrutar de mi vieja Master System, de la Xbox 360 o de mi nueva Playstation Vita. Es cierto que este tipo de aparatos cada vez sirven para más cosas, pero su principal función sigue siendo la de reproducir juegos que, a veces, es difícil imaginárselos en otros sistemas. De hecho, es posible que muchos de los juegos que disfruto no tengan sentido fuera de sus plataformas.

Y la verdad, como jugador me importa bien poco si la poseen decenas o centenares de millones de usuarios. Quiero que aparezca mensualmente algún producto interesante, y ya decidiré yo si puedo permitirme el lujo de comprármelo o no. Hay quien se ha empecinado ahora en decir que las videoconsolas se están convirtiendo en un pequeño nicho de mercado, y francamente, si es cierto me parece perfecto. Pero creo que a día de hoy es en realidad un nicho bien grande, un mercado repleto de gente aficionada a los videojuegos que quieren sólo plataformas pensadas para jugar.

  1. La verdad es que opino que sí, tanto por arriba como por abajo nos llegan montones de lemas populistas.
    La verdad es que me entristece haber leído algunos portales web y/o podcasts que ya hablaban como si no hubiera próxima generación de portátiles (cuando se puede opinar o no, pero nada hay definitivo) o que defienden posturas sobre el futuro sin la menor argumentación, sencillamente dejándose llevar por una corazonada.
    La verdad, hablar de opiniones, sentimientos y deseos no me parece mal, siempre y cuando se traten como tales.
    perp la verdad es que veo muchas opiniones marcadas por «la moda» y poco pensamiento crítico. Eso ya no en medios, sino en general por todos sitios.

  2. Todo tiene su mercado, y como tal, todo el mundo intenta atraer al máximo número de gente a su medio. Valve (con el ya anunciado micro-PC Steambox) va a intentar convencernos que el mundo de las videoconsolas de sobremesa ha muerto, cuando su producto no es más que una consola que ejecuta juegos de PC, los fabricantes de móviles y tablets intentarán convencernos que las consolas portátiles tienden a la desaparición, mientras que por su concepción, sus terminales nunca podrán dar el rendimiento que ya nos ofrecen una Vita o una 3DS…

    En el caso del mercado de los videojuegos veo más probable una fragmentación y mayor variedad de productos que la desaparición de un sector en concreto. No concibo una generación sin jugadores de videoconsolas, PCs y tablets, sino una generación con otros tipos de jugadores que utilizarán otros medios para disfrutar de su afición añadiéndose a los ya habituales.

  3. En cuanto a las portátiles a uno le surge la duda de si no son ellas mismas las que se han matado… o las mismas casas. Al menos en el caso de las dos últimas; la PSP Vita apenas tiene unas exclusivas salvables, pero es que la 3DS ha sacado franquicias nintenderas por debajo del nivel acostumbrado. A ver si es que son las mismas Nintendo y Sony quienes quieren matarlas…

  4. Respecto a las portátiles, en realidad no es algo tan distinto a una tableta según van tomando poder de hardware y creo que terminarán teniendo todas esas funciones (al igual que las consolas de sobremesa ya no se conciben si no reproducen películas y demás material multimedia). Quizá Nokia fue un adelantado a su tiempo con N-Gage, pero es lo más parecido de hace unos años a lo que se está encaminando el mercado respecto a las videoconsolas portátiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *