Hidden Runaway

Cuando Pendulo Studios anuncio que, además de una versión de Yesterday para la plataforma de Apple, iba a desarrollar un juego independiente del universo Runaway quedamos sorprendidos. Sin duda, hablamos de la franquicia que les dio el salto a la fama internacional (aunque EEUU todavía se resiste), además de ser una saga con un sólido y divertido guión que gozaba de unos personajes carismáticos. Bien mirado la propuesta de un nuevo Runaway podía parecer interesante.

Hidden Runaway transcurre diez años después de que nuestros personajes se conocieran en la primera entrega, ahora un productor de cine quiere hacer de sus aventuras todo un taquillazo de Hollywood. Y gracias a este pretexto no importa haber terminado o no el título original, la línea argumental no es idéntica y permite que cualquier jugador encuentre sorpresas Además, tiene el aliciente doble de visitar lugares nuevos o desde un punto de vista distinto al original agradará a los más fanáticos de la saga. La película trata sobre un joven Brian Basco, un recién licenciado en física, que de repente ve cambiar su vida por completo cuando atropella accidentalmente a Gina Timmins. Tras llevarla al hospital, Gina le cuenta la historia de su vida y como de manera accidental presenció el asesinato de su padre a manos de unos mafiosos que buscan un extraño crucifijo. Tras el encuentro, Brian decide ayudar a la damisela y no tarda en verse envuelto en una compleja búsqueda para descubrir el significado del crucifijo.

El nuevo título de Pendulo recoge el testigo de su anterior Yesterday en cuanto a mecánica de juego y estilo de inventario. El control resulta más cómodo que con un ratón de ordenador e incluso permite que la trama fluya mejor. Aunque el verdadero cambio viene por otro aspecto, ya que nos permite jugar en dos modos diferentes y uno de ellos ofrece un enfoque muy distinto. El primero se asemeja a lo que conocemos como una aventura gráfica tradicional, con un pequeño inventario que nos deja recoger objetos y ponerlos aquí o allá, y quizá lo haga de una forma más ligera y accesible de lo que el aficionado medio espera.  El otro modo simplemente nos propone una lista de objetos ocultos que debemos encontrar en lugares cerrados, un buen puñado de objetos que en muchos casos son un disparate y a su vez resultan muy difíciles de encontrar. Al menos, y por si nos quedamos atascados, tenemos la opción de obtener pistas que podemos emplear solamente cada cierto tiempo. Realmente no dista en exceso de otros juegos de buscar tesoros ocultos a excepción de que en ocasiones requeriremos algún objeto especial para seguir adelante, un hidden objects de manual. La diversión quizás se termina demasiado pronto pero al menos está salpicada por interesantes minijuegos que nos alejan un poco de la aventura principal y que una vez descubiertos pueden volver a jugarse. Lanzar unos triples con latas de cerveza, apuntar a un desfile de modelos a nuestro protagonista, componer una bella sinfonía o jugar a cazar topos o gángsters en su defecto, son algunos de los «retos» sueltos que plantea.

Gráficamente sigue siendo igual de llamativo que el resto de obras de Pendulo, se ha rescatado material del juego original y se ha adaptado increíblemente bien a las nuevas resoluciones de las tabletas y teléfonos de Apple, mención especial para el resultado en el nuevo iPad. Ocurre lo mismo con su apartado sonoro, que rescata melodías pasadas y su notable tema principal de Liquor.

Hidden Runaway no es el mejor juego de Péndulo Studios, tampoco es una aventura gráfica al uso, pero tampoco lo pretende en ningún momento. Como spin-off del universo Runaway funciona como los engranajes de un reloj suizo, con matices, detalles y locuras propias del juego original.

  1. Mira que me he jugado el primer Run away un par de veces (voces Dinamic y voces FX) pero… la verdades que ya no me llama nada la franquicia. A ver si sacan algo nuevo nuevo o el The Next Big THing : ) que le tengo ganas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *