New-york-crimes

Yesterday

Mi primer contacto con Pendulo Studios fue Hollywood Monsters. Qué tiempos. Aún no era habitual disponer de Internet en casa y era mucho más común que hoy en día el quedarse atascado en un juego durante una buena temporada. Pero gracias a ello aprendí que, para avanzar, tenía que hablar cincuenta veces con una cría retrasada para que me diera una flor y que debía conocer el árbol genealógico de un tipo escocés la mar de simpático. La verdad es que, si por algo recuerdo este juego, es por la dificultad de sus puzles, en ocasiones algo descabellados y, por supuesto, por el estupendo y ciertamente alocado guión, gracias al que Ron y Sue conocían a todos los monstruos de Hollywood.

Unos años después conocí Runaway y, con él, a Brian Basco y debo admitir que me quedé sorprendido, sobretodo tras la larga espera entre un título y otro.  La evolución de Brian de “macetoide” empanado a MacGyver con encanto me encandiló. Años más tarde pude conseguir una copia de su primer juego, Igor, en un mercadillo, menuda suerte, conseguirlo físicamente era casi imposible en aquellos días.

En los últimos años pudimos disfrutar de las notables secuelas de Runaway y The Next Big Thing, con su inmenso poeta del dolor.

Después de casi 20 años de disfrutar de Pendulo Studios, creo que lo nuestro fue amor a primera vista, y que desde entonces cada nueva noticia sobre el estudio logra crear algo en mi interior, unas ganas irrefrenables de jugar a cualquier nueva aventura que salga de sus mentes.

Cuando anunciaron Yesterday (la versión ligeramente diferente y adaptada a móvil de New York Crimes) quedé altamente sorprendido. Sabía que algo iba a cambiar con respecto a los otros títulos, pero la verdad es que no imaginé que fuese a quedar tan prendado de su historia, sus personajes, y su guión. Hablamos, sin duda, del jugo más maduro de Pendulo, y no sólo por que la temática sea adulta, sino porque recogen el testigo de sus anteriores producciones y logran crear aquí una bomba de relojería capaz de llegar a rincones del corazón que las otras no pudieron conseguir.

Hablar de Yesterday sin hacer spoilers es bastante complicado, así que nos ceñiremos a reflejar la sinopsis oficial para que, paso a paso, descubráis por vuestra cuenta la verdadera identidad del asesino. Una serie de terribles muertes se están dando en Nueva York, multitud de mendigos aparecen quemados en las esquinas sin que nadie se preocupe de ellos. En la piel de Henry White, trabajador de una ONG denominada The Children of Don Quixote, intentaremos poner fin a la tensa situación que, desde el primer momento resulta más compleja de lo que parece. A partir de aquí, el guión de Pendulo pasa a convertirse en una autentica película cuál Seven, con situaciones que evocan momentos del pasado y del presente creando un puzle incompleto algo difícil de solucionar. Sin duda, la baza del tiempo es uno de los mayores logros de Yesterday, ya que juegan con nuestra mente a la vez que con nuestra capacidad de localizar esos pequeños trozos inconexos y unirlos debidamente. Unido a la estupenda estética de novela gráfica, crea un mix sumamente atractivo.

El juego como tal, es una aventura gráfica point & click la mar de tradicional. Y la verdad que su conversión a iOS ha sido lo mejor que le ha podido pasar. Hablamos de la mejor aventura de todo el catálogo de Apple, tanto por su historia y guión, como por su depurada y llamativa mecánica. Contamos con el típico cursor que podemos transformar en función de la acción que queremos realizar, sea hablar, coger objetos o caminar por las estupendas viñetas estilo cómic. Un punto a favor de la jugabilidad es la forma en que el personaje se mueve por los escenarios, con un suave fundido pasa de un punto a otro, sin tener que esperar a que llegue allí a paso de tortuga, con lo que se crea una fluidez y dinamismo muy apetecibles. Como siempre, dispondremos de un inventario muy amplio para dejar los cachivaches que encontremos por los distintos escenarios. Interactuar con ellos es muy simple, al pulsar y arrastrar se remarcan de color blanco, basta con llevarlos hacia la zona deseada y se acabó, reacción en cadena.

Quizás es su duración lo que menos nos guste, ya que en apenas cuatro horas puede ser completado sin problemas, y aunque los tres finales distintos molan, tampoco son tan diferentes como para comenzar de nuevo. Aunque os digo que a título personal, el juego es tan denso y complejo que con un segundo revisionado gana enormemente. Además, tiene algunos personajes secundarios que valen su peso en oro, y visitarlos otra vez es, cuanto menos, divertido.

Técnicamente, el juego es fantástico. Tenemos escenarios repartidos por todo el mundo, altamente detallados, con referencias al cine y hasta a sus propios juegos (incluso acudiremos al manicomio donde dejan instalado a Brian Basco). Los movimientos de cámara y los ángulos repartidos para cada escenario son espectaculares al igual que las animaciones de los vídeos. Pendulo Studios vuelve a mostrar una gran atención por los detalles, incluso en la elección de las tipografías para los textos, bonitas y fáciles de leer. Tan solo una pequeña queja, los primeros planos como siempre, podrían ser mejorables.

La música de Juan Miguel Martín mantiene el listón con respecto a lo visto en títulos anteriores, aunque es cierto que no traducir las voces al castellano puede jugarte una mala pasada (tranquilos que los textos sí que están en castellano). No obstante, tenemos una canción principal a modo de silbido tétrico muy sobresaliente, que se queda inmortalizada como himno inmediato de una obra maestra. Los sonidos son geniales, también para todo el gran repertorio armas, impactos, incluso para la sangre que fluye a borbotones y otros efectos para nuestro abultado inventario

Yesterday es un nuevo punto de partida en la historia de Pendulo. Todo lo aprendido  durante estos años a sido volcado a la perfección en una historia dura, real y madura que, para colmo, mantiene su estética cómic. El resultado no podía ser mejor, y pese a que creo que los mejores años de Pendulo aún están por llegar, logran crear un título que no sólo es la mejor aventura de toda la App Store, también crea escuela y se convierte en su mejor obra hasta la fecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>