The G.G. Shinobi

Hablar de Shinobi de Game Gear es sinónimo de hablar del mejor caso de obra maestra a la que nunca se le tiene en cuenta para los tops, las listas de los mejores, o similares.

Esta entrega de las aventuras de Joe Musashi es, si alguien me lo pregunta en una entrevista de trabajo, el ejemplo que siempre escojo a la hora de referirme a un excelente diseño de niveles (y no es porque no haya más casos, como el reciente Super Mario 3D Land). Es, posiblemente, el juego desarrollado de la manera más inteligente que conozco. Un título de culto que tiene sus muchos seguidores, pero que, inexplicablemente, no suele ser tenido en cuenta más que cuando alguien lo recuerda.

La principal razón de este vacío a tan excelso título debe ser, sin duda, el escaso éxito (11 millones de usuarios) que tuvo Game Gear, y lo lejos que se encuentra respecto a la actualidad, además de lo mal situada que está la franquicia Shinobi en la actualidad (a pesar del buen producto que es la última parte de la saga). Pero, sin duda, eso no fue pega en su tiempo, donde le dio tiempo a ver una secuela, influir en productos como Batman Returns, y levantar halagos y envidias a partes iguales.

La historia, una vez más, es relativamente irrelevante. En Neo City se han oído rumores de guerra, y el clan de los Oboro manda a varios de sus mejores ninjas para ver cual es el problema. Al no tener noticias de ellos, deciden mandar al mejor de todos, Joe Musashi, para que resuelva el entuerto.

Y empieza el videojuego. Y (tras una impresionante intro para la época) empieza lo bueno. Lo primero, es elegir que fase es la que queremos visitar. A diferencia de cierto título con el que se suele comparar esta característica, en Shinobi el rescatar a cada ninja no sólo nos aporta un arma, sino que además tiene su habilidad y magia. Si Joe Musashi es el portador de la espada, no tiene ninguna habilidad importante (aunque es el único que puede derrotar a los enemigos del final del juego) y su magia le permite crear terremotos, el resto de ninjas tienen armas como bolas de fuego, bombas, gancho a distancia o estrellas ninjas. Las habilidades de éstos las recogemos en andar sobre el agua (el resto de ninjas se mueren, menudo trauma), andar por el techo, poder colgarse de los agujeros o saltar doble. Y las magias permiten aguantar una serie de golpes, crear una luz muy brillante que tambien paraliza a los enemigos, convertirse en un tornado o suicidarse llevandose de paso a todo enemigo que hay en la pantalla y devolviendo la energía a su nivel más alto. Gracias a éste complejo sistema, el orden de elegir las fases provoca que si queremos conseguir todos los ítems (entre ellos las preciadas vidas, magias y sobre todo las que suben la energía máxima de nuestros ninjas) tenemos que elegir con sabiduría el recorrido.

Éste es el segundo punto de brillantez del juego. Los niveles están realizados con muchísimo mimo, encontrándose en ellos multitud de secretos, argucias y detalles que no cesarán de sorprendernos en todo el juego. Desde la disposición de los enemigos, hasta los patrones de éstos, pasando por su variedad a nivel gráfico y de comportamiento. Shinobi de Game Gear es un título donde el usuario puede dar rienda suelta a un flow pocas veces visto en juegos de entonces… y de ahora, permitiendo una comunión hombre – máquina excelsa.

El tercero, y algo que ayuda en ese fluir interactivo, es la extraordinaria banda sonora. No es algo que diga yo, es que en 2009 aún aparecía en recopilatorios de música, y es utilizada por DJ’s de todo tipo cada cierto tiempo. Algo lógico si tenemos en cuenta que su autor no es otro que el legendario Yuzo Koshiro, considerado como el mejor compositor de videojuegos de los 90, y que sigue dando guerra de vez en cuando. Canciones (algunas extraídas de Revenge of Shinobi) con mucha variedad a pesar de ser bucles de alrededor de 1 minuto, desde temas tranquilos (pero tensos) como el que nos encontramos en la cueva de la fase Valley, hasta melodías megacañeras como la que nos recibe en medio de la tormenta del barco. Y todo eso, en un chip de una consola portátil de 8 bits. Impresionante.

Pero volvamos un momento a los niveles ¿Os he dicho que la primera pantalla no te dejan caer porque vamos de coche en coche, no? Después subimos a un edificio, pero aquí somos libres de caminar en la dirección que queramos. Lo mismo ocurre en toda la fase del barco, pero dentro del valle tenemos que andar cuidado con las cataratas, así que posiblemente tengamos que ir de tronco en tronco. para posteriormente enfrentarnos a diferentes enemigos atrapados en cuevas de escasa visibilidad. Y para finalizar, enfrentarnos a multitud de expertos en artes marciales dentro de una fortaleza samurai en el interior de un bosque. Pero bueno, todo esto es solo un posible camino aunque el resultado final siempre sea que acabamos en Neo City, y allí si nos enfrentamos a un problema mayor, tal vez a muchos. Cada estancia es un reto en si misma que tendremos que solventar gracias a las habilidades de los ninjas (y en muchas ocasiones, hay varias soluciones posibles), y además contiene otro reto; de vez en cuando nos encontramos con varias puertas, según el orden, acabaremos en una estancia u otra distintas. Y cuando hayamos salido de ese laberinto de pruebas, nos enfrentamos a los dos enemigos más terribles del juego, ante los cuales sólo la espada de Joe puede hacer algo: El ninja negro, que usa de la manera que más le interesa las habilidades del resto de ninjas, y el enemigo final, una especie de bestia parda enorme que nos atacará de diversas maneras.

Shinobi de Game Gear se merece un espacio en el panteón de los videojuegos. Esperemos que algún día alguien con influencia hable de él como se merece, esperemos incluso que su legado sea más notorio. Pero mientras, limitémonos a disfrutarlo como se merece.


  1. De los primeros de consola que eché el guante, gran olvidado sin duda. Que recuerdos y que bien la reseña.

  2. Este juego es increible, yo habia jugado mucho de pequeño. No veas el dia que descubri que pulsando start podias cambiar de ninja XD!

    Habia una segunda parte tambien si no recuerdo mal.

  3. Amén. Faltán más columnas como esta recordando este título, a mi me gustaba más que la saga de Megadrive (y adoro la de Megadrive). Cuando lei el primer párrafo, paré por un momento, fui a youtube, y me puse la banda sonora (condensada en 14 minutos) tal que así:

    http://youtu.be/RlLZiwysf5A

    Y entonces seguí leyendo. Es el juego que más veces me he acabado: en su época prácticamente me lo estuve pasando una vez al día durante mucho tiempo. Por supuesto empleando todas las combinaciones posibles al rescatar a los ninjas para hacerlo más difícil y variado cada vez, hasta conseguir acabarlo usando el recorrido más complicado sin despeinarme. Había fases que eran, a priori, más sencillas con un determinado ninja, así como su respectivo Boss, y me encantaba ir en plan suicida a ellas con los ninjas más “inapropiados”. También cada una tenía sus tramos hiperdisfrutables con un ninja en concreto, y si lo tenías, hacías un destrozo. En general, empezar por cualquier otra fase que no fuera la de Highway era bastante jodido, requería de un minucioso estudio y reconocimiento dominar cada una con Joe Musashi.

    La segunda parte era casi tan buena como la primera. Ya no sorprendía tanto, como suele ser habitual, pero superdisfrutable, otra gozada, aunque no pude poseer el cartucho (prestado) durante mucho tiempo. Era más oscura, larga, y -aún- más difícil. Intercambiaron las magias entre los ninjas y alguna que otra habilidad, por ejemplo esta vez era RED quien usaba el poder de autodestruirse, si no recuerdo mal.

    En fin, un título de culto y maravillosa saga, mi favorita de GG, y junto con los Revenge of Shinobi de Megadrive, la época dorada de la misma. Hasta el reciente Shinobi 3D de la 3DS (que aún no he probado), no he vuelto a ver uno que me llame la atención.

    Y Yuzo Koshiro se merece un análisis aparte, claro está. Gracias por el texto, Ramón.

    Saludos.

  4. Jaja, me ha pasado lo mismo leyendo tu entrada, y también con otros textos tuyos desde hace tiempo. Supongo que porque somos ambos del 80, o muy cerquita, segueros, y la GG con este juego fue una de nuestras más grandes experiencias videojueguiles 😀

  5. Todavia recuerdo perfectamente la banda sonora (la de los ninjas, la de la fortaleza no estoy segura).Me entran ganas de jugar algun dia,aun lo tens por ahi?

  6. Bonito homenaje al que seguramente sea el mejor juego de Game Gear, una bestia parda que a los usuarios de la Game Boy “tocho” nos hacía llorar xD
    Game Gear no tendría muchos juegos, pero de este tipo arcade/plataformas y de lucha los que tenía eran muy buenos.

  7. Buscando por google referencias de este juego, e llegado aquí, excelente entrada, es tambien uno de mis juegos favoritos de todos los sistemas de 8 bits, y concuerdo contigo en que este juego de la saga shinobi es uno de los grandes olvidados, por desgracia…actualmente sigo jugandolo de vez en cuando…me encanta.

  8. Una obra maestra de mi querida GG (en esa dorada epoca mis consolas eran MD y GG) asi de claro y la 2a parte tambien porque mejoraba en todo al anterior (menos la musica que estaba a la par)…y ah! YUZO Koshiro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *