774 Deaths

Un plataformas de gran dificultad donde tenemos que hacer frente a las 33 escenas en las que se divide el juego (situadas en 9 habitaciones) con unos gráficos derivados de las sagas de rol de Square.

El nombre del juego viene dado por las 774 maneras de morir que podemos sufrir, y es que cada fase es diferente, aunque todas tienen en común que a poco que el usuario (que puede manejar distintos personajes) se despiste acaba muriendo. El problema es que muchas de estas muertes son sin ningún tipo de aviso previo, parece haberse puesto de moda entre los usuarios que echan de menos esta jugabilidad de tiempos pretéritos en los videojuegos.

A pesar de que muchos de los minijuegos son controlado por unos cursores virtuales (aunque no todos, también usa el acelerómetro entre otros sistemas), y su enorme dificultad, es posible avanzar en el juego. Por todo ello, y porque realmente cada fase es entretenida y retadora, el juego tiene su público y esto provoca que haya tenido un gran éxito en algunos lugares del mundo.

Para verdaderos masocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *