I, Zombie

AwesomeGamesStudio nos trae una espléndida aventura con algún puzzle rescatando una vieja idea, ser un zombi. ¿No os cansa andar siempre acechando a cadáveres sin sentimientos o peor, que os persigan a vosotros? Ser uno el zombi puede ser divertido e incluso requiere de cierta estrategia. Esta premisa, poco explotada en el cine y el cómic, aunque con alguna excepción como la homónima I, Zombie o la reciente Zombie Town, apenas ha pasado por el mundo del videojuego y cuando lo ha hecho tampoco ha cosechado demasiado éxito. Podemos ver un ejemplo de esta idea en el interesante, aunque demasiado repetitivo título, Stubbs, A rebel without a pulse, el cual apenas caló en el público.

Nuestro purulento y cadavérico amigo, el zombi, debe deambular por el escenario infectando a todos los humanos de la zona. Para lograrlo, y al contrario que en el periplo de Stubbs, su única acción directa será la de mantenerse cerca de los futuros miembros de la comunidad de no-muertos. Los humanos por el contrario podrán huir, o en el caso de ser militares atacarnos a distancia con sus armas. Afortunadamente aquellos humanos convertidos en zombis obedecerán nuestras órdenes de «atacar», seguirnos o esperar. Un ataque en masa y sin algo de planificación puede ser inútil porque cuanto más daño recibamos menor será nuestra velocidad, más lento podremos huir y más impactos recibiremos. Por ello, planificar el momento exacto para adentrarnos en el espacio de las fuerzas vivas e interrumpir su rutina es vital, pero siempre nos quedará usar a nuestros aliados como escudos ex-humanos.

En resumen, un juego independiente para Xbox 360 divertido, sencillo y refrescante que recupera una premisa que nunca debió de ser olvidada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *