pantallapartida

Las magias en Assassin’s Creed

Aunque en más de una ocasión, desde esta misma sección semanal, he defendido y celebrado las bondades de juegos modestos que apuestan todo a la elegancia y austeridad de su diseño, eso no quiere decir que, por ser una fórmula mucho más utilizada, le haga ascos a mamotretos locos, inflados con mil mecánicas distintas y donde se nota que, en algún lugar del viaje, el que llevaba el timón perdió la brújula y decidió tirar hacia delante siguiendo las eternas palabras del Dr. Frasier Crane: “Si menos es más, imagina cuanto más será más“. Por eso no solo me muero de ganas de probar juegos como Dear Esther, Fez o Gunpoint, sino que también salivo cuando veo el disparatado tráiler de un Resident Evil 6 que promete ser el juego de terror descerebrado definitivo. …Seguir leyendo +


Call of Duty Black Ops

La historia ya no se aprende solo en los libros

Los videojuegos han supuesto un incremento en la velocidad de respuesta (por el sinfín de movimientos que se realizan con los mandos, ratones y demás) e incluso en la agilidad mental. Además, con algunos videojuegos podemos entrenar y mejorar nuestra visión periférica.

Sin embargo, siempre hay una vocecilla (a veces más) que señala a los videojuegos como una de las causas de porqué los adolescentes desatienden sus obligaciones y dedican una gran parte del tiempo en las consolas. Lo que ignora esa voz es que aquellos videojuegos que se clasifican como “violentos”, “absurdos” y “sinsentido” tienen un trasfondo inimaginable. Muchos son los videojuegos que, en vez de basarse en un contexto ficticio, se sitúan en algún momento histórico para establecer la sinopsis de la entrega.

Para empezar, hablaremos de aquellos que la mayoría considera violentos. Cierto es que los juegos de disparos (ya sean en primera o tercera persona) no dejan mucho lugar a pruebas de lógica. Y más si su contexto es una guerra en la que exterminar al enemigo suele ser el objetivo. Aún así, hay muchas veces en las que es necesario mirar más allá. …Seguir leyendo +


La tarta es de coña

La hermandad adecuada

Hoy en nuestro banco de pruebas tenemos la nueva cuchilla de afeitar Quattro Titanium Precision de Wilkinson, la primera cuchilla de la historia con tracción a los cuatro pelos. Para probarla su fabricante nos ha cedido amablemente una maquinilla Wilkinson Sword ya que nuestra Wilkinson de pruebas oficial se encuentra en el taller tras el desafortunado accidente de la semana pasada. Como sabemos que no todas las barbas son iguales hemos usado nuestra batería de tests habitual y hemos enfrentado a la Quattro Titanium Precision contra barbas de una semana, de tres días, afeitados diarios y perillas.

El resultado ha sido excelente en todos los casos dejando al sujeto de pruebas con un rasurado perfecto. De todas maneras no es titanio todo lo que reluce ya que en nuestra prueba comparativa con la Guillette Fusion y la Maquinilla de afeitar Mercadona la Wilkinson ha resultado la más difícil de limpiar para posteriores usos. Además la Wilkinson tarda más tiempo en arrancar, consiguiendo sus mejores resultados a partir del segundo afeitado. De todas formas estos pequeños fallos no la hacen peor cuchilla pero la convierten en una hoja para aquellos que pueden dedicar más de cinco minutos a su afeitado diario. Nota: 8 …Seguir leyendo +