Daze Before Christmas, Santa Claus salva la navidad

Me llena de orgullo y satisfacción, a mí y a toda la redacción de Videoshock, en estas fechas tan entrañables, traeros un videojuego navideño que suponga una extensión en nuestra felicitación de estas fechas. Daze Before Christmas supone una rara avis dentro del mundo del videojuego ya que, a pesar de que podría considerarse lo contrario, las festividades navideñas no ha sido un tema tan explotado como podría pensarse. Si bien podemos encontrar un buen puñado de títulos que comenzaron allá a principio de los 80 en los microordenadores, lo cierto es que en buena parte se tratan de videojuegos que no salen de la estela amateur o de encargos ad hoc de alguna marca comercial para tan señaladas fechas.

Sin embargo en Daze Before Christmas tenemos detrás a una distribuidora como Sunsoft con un cierto prestigio en las fechas en que se publicó el juego, gracias a títulos como Aero the Acro-Bat, que además llegó para Super Nintendo y Mega Drive –las consolas que dominaban el mercado doméstico en 1994–. Como responsable del desarrollo de Daze Before Christmas encontramos a Funcom, una compañía noruega que había sido fundada un año antes. Quizá su nombre no resuene en exceso en la estela internacional, pero si no podemos reconocerla estaríamos pasando por alto que la empresa aún existe hoy en día y que es responsable de títulos exitosos como The Longest Journey o Age of Conan.

Aunque, como hemos indicado, la temática navideña no aparece demasiadas veces en el mundo de los videojuegos, eso no impide que el planteamiento argumental de Daze Before Christmas sea un cliché en sí mismo de la típica historia sobre salvar la Navidad. De hecho, el videojuego no deja de ser una cierta reinterpretación de la tradicional historia de El Grinch. Dicho personaje inspira el diseño de una serie de viles individuos que tienen el objetivo de acabar con la Navidad, por lo que Santa Claus no tiene más remedio que dejar de lado la fabricación de juguetes y ponerse a repartir estopa entre los secuaces de los mayores enemigos de las fiestas navideñas.

Daze Before Christmas nos plantea un videojuego de plataformas muy clásico, con una dificultad a la baja, probablemente con la intención de hacer atractivo el juego a los más pequeños de la casa. El título se encuentra dividido en 24 niveles, representados en un Calendario de Adviento, donde cada uno de las fases representa un día de Diciembre antes de Nochebuena, dando a entender que son las distintas misiones que va a tener que hacer Santa Claus antes de que llegue el día de repartir los regalos.
El objetivo de cada uno de estos niveles e ir recogiendo obsequios para poder repartirlos posteriormente en una serie de fases intermedias. Estos regalos los podemos encontrar en diversas zonas de los escenarios o bien aparecerán al acabar con los enemigos con una especie de onda de nieve que podemos lanzar contra los enemigos. No obstante, hay que tener cuidado con dichos regalos, ya que pueden esconder trampas en forma de bombas o de enemigos que no dudarán en atacarnos. Como ayuda extra, y si encontramos una taza de café, podemos sacar la parte malvada de Santa Claus: éste adoptará una forma que se asemeja a la representación del diablo, de tal manera que será invulnerable durante un corto periodo de tiempo y podrá atacar con el saco de regalos a los enemigos aunque, sin embargo, no podrá recolectar regalos durante este tránsito.

A pesar del aparentemente objetivo, lo cierto es que basta con encontrar una estrella en alguna zona del escenario para progresar hasta el siguiente área. En diversos niveles nos encontramos a enemigos finales que marcan un bloque y que cuentan con un patrón bastante simple. Tras este enfrentamiento, pasaremos a una fase especial en la que tendremos que repartir regalos en algún lugar del mundo: montados en el trineo, tenemos que sobrevolar ciudades y lanzarlos para que caigan en las chimeneas humeantes.

El videojuego resulta un plataformas bastante divertido y entretenido, con una dificultad bastante baja, cuya extensión nos dará aproximadamente para una hora. Se trata de un juego ideal para los más pequeños. Por otra parte, cuenta con un diseño muy agradable, así como con escenarios muy variados que ayudan a sobrellevar la monotonía de su mecánica. Respecto a la banda sonora podemos decir que cuenta con composiciones más trabajadas de lo que uno podría esperar.

En definitiva, si queréis complementar rápidamente el espíritu navideño de estos días con un videojuego inspirado en la temática Daze Before Christmas es una excelente y divertida opción, una que podéis convertir fácilmente en tradición.

  1. Es interesante. Igual hace que la gente ponga más empeño en recoger todo. ¿Te pone algún cartel de… «Has dejado a XXX niños sin regalos» por no cogerlo todo? jaja estaría bien.

    Graficamente está muy bien tb, que buena pinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *