Advantage Tennis

El reciente y emocionante Open de Australia y el último batacazo de la Armada en la Copa Davis me ha traído a la mente uno de los videojuegos de tenis más completos y profundos de los que se han lanzado. Tradicionalmente, la relación entre el tenis y los videojuegos ha sido más bien arcade. Desde Pong hasta Virtua Tennis, los títulos basados en el deporte de la raqueta han solido consistir en partidos cortos y rápidos que poco tienen que ver con la sensación de un buen partido de tenis.

Advantage Tennis, desarrollado por Ikos y distribuido por Infogrames en 1991, fue uno de los primeros videojuegos que intentaron ver el tenis desde un punto de vista de simulador, encontrando su plataforma perfecta en los ordenadores personales. Advantage Tennis no solo nos ofrece un partido o un torneo, ni siquiera se queda en el apósito de una temporada, sino que nos permite abarcar toda la carrera completa de un tenista desde su debut hasta su retiro. He ahí la principal diferencia con cualquier otro juego de tenis de la época. Comenzamos con un jugador con poca calidad técnica y con un estado físico mejorable al que tendremos que hacerle evolucionar para que llegue a ser el número uno del tenis mundial.Y como os podréis imaginar, este trabajo lleva más de un día.

Advantage-Tennis (5)Comenzaremos por personalizar a nuestro jugador. Dicha personalización se basa en la selección de los atributos iniciales de nuestro jugador novato. Elegimos si es diestro o zurdo, así como cuatro golpes que se vayan a convertir en característicos de nuestro tenista: estilo de revés, estilo de drive, tipo de mate, etc. Además, se nos concederán un número de puntos de atributos iniciales que tendremos que repartir entre las diferentes características de juego de nuestro personaje y que intentaremos que evolucionen, poco a poco, mientras va adquiriendo experiencia. Evidentemente, por aquella época no nos íbamos a encontrar una personalización con infinidad de peinados y camisetas distintas, pero el punto importante se encuentra en que no se limita a poner el nombre del jugador como solía ser habitual.

Siguiendo un modelo similar al de la ATP, tendremos una clasificación con los mejores 100 tenistas del mundo, empezando a participar desde la última posición. Cada temporada se divide en cuatro grandes bloques correspondientes a Oceanía, Europa, Asia y América. En estos bloques nos enfrentaremos a una serie de torneos menores y uno de los cuatro del Grand Slam. A la hora de elegir qué torneo jugar, será esencial fijarnos cuidadosamente en el calendario, ya que si decidimos jugar París, no podremos jugar Sidney hasta el año siguiente –ya que se pasaría la fecha–.

El prestigio del torneo definirá la calidad de los rivales contra los que nos enfrentemos y los posibles puntos que podremos arañar para ascender en la clasificación. Asimismo, si conseguimos aumentar nuestra clasificación, obtendremos nuevos puntos de atributo que podremos utilizar para mejorar en aquella habilidad en la que seamos más débiles.

La duración de los partidos también va a depender del prestigio del torneo, de tal manera que los campeonatos menores se jugarán a un set y los Grand Slam a cinco. El partido se nos presenta con el aspecto habitual de los juegos de tenis, es decir, desde una perspectiva trasera de nuestro jugador. Sin embargo, Advantage Tennis incluía como novedad y única opción una cámara móvil que seguía el juego, hecho que contrasta con la fija habitual en aquel momento y que hoy en día siguen usando franquicias tan prestigiosas como Virtua Tennis.

Advantage-Tennis (0)Este movimiento de la cámara mejora la sensación de tridimensionalidad, aunque sea a cambio de tener unos gráficos más simples. Simpleza, no obstante, que se suple con una gran cantidad de animaciones que dotan a los golpes de los jugadores de un mayor realismo. El movimiento de la cámara también afecta a la experiencia de juego, siendo sus controles algo complicados de dominar al principio pero que, con el tiempo, demuestran ser muy versátiles para realizar un gran catálogo de jugadas.

Lo más interesante en Advantage Tennis se encuentra en su curva de aprendizaje. Llegar al número uno es trabajo de más de una temporada y, teniendo en cuenta que los partidos tienen duración real, de muchas horas de juego. La evolución de nuestro tenista es paulatina y, por muy buenos que seamos a los mandos, si estamos en las últimas posiciones del ranking es muy poco probable que le ganemos a un Top Ten.

Por todo esto, podemos decir sin temor a equivocarnos que Advantage Tennis era el mejor videojuego de tenis de su generación desde el punto de vista de la simulación. Hasta tal punto sentó las bases de la simulación tenística que, años más tarde, Mana Games lanzaría Tennis Elbow que rescataría muchas de estas ideas y le añadiría mejoras técnicas. Advantage Tennis es una excelente oportunidad para darle más profundidad al subgénero de los videojuegos de tenis. Infinidad son los títulos que tratan este deporte, pero pocos lo han hecho desde un punto tan realista y profundo como el título de Infogrames.

  1. Me has matado, Jaime. Pensaba «esto me recuerda a aquel juego que tenía en tiempos de matusalén y al que jugaba con mi amigo Jaime [casualidad!]» y sí, efectivamente, este era. Junto con el International Tennis de Loriciel, uno de los que recuerdo entre los grandes, hasta que salió Virtua Tennis, clarostá. Por cierto, de la época, los juegos de vicio de dos jugadores fueron, en mi caso, el NBA Lakers vs Celtics y el Kings of the Beach. Saludos viejunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *