Battle-Arena-Toshinden

Battle Arena Toshinden

Aprovechando que estamos en plena vorágine por el E3, vamos a recordar uno de los títulos que se presentó en la primera edición de tan importante feria de videojuegos: Battle Arena Toshinden. Esa edición de 1995 contaba con las dudas que presentaba su debut y su repercusión internacional, sin embargo, gracias principalmente a la expectación generada por la recién estrenada PlayStation de Sony, así como el anuncio de la Ultra 64 (futura Nintendo 64), provocaría un éxito sin precedentes, colocando al E3 como una de las ferias más destacadas del mundo. En dicha edición también fueron presentados otros títulos de relevancia como pueden ser Ridge Racer o Panzer Dragoon, así como el lanzamiento de la NeoGeo CD.

Battle Arena Toshinden era un intento de hacer frente al tremendo éxito del Virtua Fighter de SEGA, un título que había metido en el mercado del videojuego al género de lucha tridimensional. Bajo el desarrollo de la nipona Tamsoft Corporation, el título contaría con el total apoyo de Sony Computer Entertainment, que se encargó de su distribución para PlayStation y PC, en busca de parte del pastel que había empezado a cortar SEGA. Y sin duda lo consiguió, como demuestra el hecho de que SEGA publicara una versión del juego para Saturn bajo el título de Battle Arena Toshinden Remix.

En Battle Arena Toshinden, ocho de los más reputados luchadores de todo el mundo son llamados a un misterioso torneo creado por una organización desconocida que se hace llamar la Sociedad Secreta. Estos ocho luchadores son: Eiji Shinjo, un espadachín japonés que anda en busca de su hermano desaparecido; Kayin Amoh, un espadachín escocés amigo de Eiji, que viene a vengar a su padre, muerto en la anterior edición del torneo; Sofia, una detective privada rusa que parece haber perdido la memoria; Rungo Iron, un minero que viene a rescatar a su mujer e hijo de la Sociedad Secreta; Fo Fa, un mago chino; Mondo, un ninja contratado por una organización rival a la Sociedad Secreta; Dukee B. Rambert, un caballero francés que busca derrotar a Eiji por venganza; y Ellis, una bailarina. Por otro lado, se puede desbloquear a otros personajes que también participan en el torneo y que nos darán la clave para ciertos giros de la historia.

El sistema de juego es el básico de un juego de lucha, con el sistema eliminatorio por rondas, eso sí, haciendo uso de las tres dimensiones. Cada uno de los luchadores cuenta con su propio catálogo de golpes, combinando los distintos botones y direcciones. Asimismo, con los botones L y R podemos girar en 3D sobre el terreno, un detalle ideal para esquivar golpes pero hay que usar con cuidado… no vayamos a caer por el precipicio que hay alrededor del terreno de lucha.

Por otro lado, destaca sobre otros títulos de la época gracias al uso de armas por parte de los personajes. También cabe destacar que cada uno de los personajes cuenta con un superpoder pero, en esta ocasión, con una característica especial, y es que solo podremos usarlo cuando estemos al límite de energía (al contrario de otros juegos en los que consume energía), dándonos una última oportunidad antes de ser derrotados.

En el aspecto técnica puede observarse un especial interés por parte de sus desarrolladores en demostrar una superioridad respecto a Virtua Fighter. Por un lado nos encontramos con un acabado más interesante en el diseño de sus personajes, son menos poligonales, y en sus movimientos mucho más suavizados, con un acabado bastante más realista. La cámara tiene un mejor comportamiento, con un inteligente uso del zoom ampliando el plano cuando los contrincantes se alejan, sistema que ya se usaba en el título de SEGA pero que en el juego de Tamsoft se mejora sensiblemente. En esta mejora influyó el hecho de que Battle Arena Toshinden fue concebido directamente para PlayStation, mientras que en Virtua Fighter nos encontramos con conversiones arcade para las versiones domésticas. En el apartado sonoro tenemos toda una demostración del poder de la flamante Playstation, con voces digitalizadas y banda sonora de gran calidad técnica.

El juego tuvo una buena acogida por parte de la crítica, en buena parte influenciado por la escasez de títulos del género que aún tenía la consola de Sony, destacando el 9/10 de Famitsu y el 10/10 de Electric Playground, ganando incluso el Best Fighting Game de Electronic Game Monthly del año 1995. Esto se tradujo con una euforia inicial en las ventas, pero sería una moda pasajera, ya que en poco tiempo sagas como Tekken demostrarían que el subgénero aún estaba por explorarse y el potencial de PlayStation también, por lo que Battle Arena Toshinden quedaría en un segundo plano (algo que también ocurriría con sus secuelas). No obstante, no podemos comprender la evolución del género de lucha moderno sin tener en cuenta a Battle Arena Toshinden, que representa el paso intermedio que va entre Virtua Fighter y Tekken.

  1. Uno de los juegos a los que mas ganas le tenia cuando era pequeño, pero que años mas tarde cuando lo pude jugar, me parecio una mierda tosca y ortopedica XD

  2. No solo envejeció fatal, sino que envejeció muy rápido. Es lo que tiene estar en plena transición tecnológica.

  3. mi primer juego de lucha fue el tobal no 1 y este fue el segundo me gustaban mucho aun como en el 2006 aun les daba unas partidas lastima que perdi los discos, los graficos no se que tengan de malo todos los juegos de antes han envejecido muy mal yo logre quitarme ese prejucio y ahora juego clasicos de todas la epocas y me divierto muchisimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>