God of War 3

God of War III, Duele

¿Ha mantenido los elementos que lo hicieron famoso, o mejor, su mecánica aun conserva frescura?

Cuando tienes una saga de éxito en tus manos tienes dos opciones, puedes tratar de mejorar la experiencia de juego, o simplemente aumentarla con mas de lo mismo. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas, la primera opción precisa de un equipo que sea capaz de crear nuevas formas de diversión en un jugador que, en el fondo, quiere que todo siga siendo igual.

Se deben ampliar las facetas jugables sin que se interfiera en lo ya creado, y, desde luego, eso no es una tarea fácil. Las posibles ventajas que derivan de este método de avanzar en las sagas es el poderse permitir el lujo de prescindir del guión, puedes saltarte a la torera lo ya visto y crear contradicciones y giros inverosímiles, si el sistema de juego es ágil y absorvente el jugador lo obviará, ahí está el fabuloso Super Mario Galaxy 2 para demostrarlo.

God of War III, captura de pantallaEl segundo caso es mas delicado, y suele ser el que hace que las sagas vayan decayendo hasta ser juegos del montón. Consiste en utilizar todos y cada uno de los elementos de las anteriores entregas, si acaso cambiando la forma pero no el fondo, mejorar el apartado técnico, y tratar de continuar la historia intensamente para que, a la ya conocida forma de jugar, se una un interés creciente por avanzar en el relato que nos están contando. Esta forma de afrontar las secuelas también tiene grandes ejemplos, siendo uno de ellos comentado en esta web como es Uncharted 2. El problema viene cuando la mejoría gráfica es sólo en la superficie, y el guión no está a la altura, cuando el sistema de juego es divertido, pero no te mantiene pegado a la pantalla, cuando una saga de juegos de lucha que ha sido referente en PS2 pasa a ser un juego del montón con mucha fama en PS3. Reflexionemos sobre el cierre de la trilogía de Kratos.

Justo donde lo dejamos

Que el conjunto del juego God of War III sea decepcionante no quiere decir que su inicio sea tan mediocre como nos tienen acostumbrados. Tomaremos el control del espartano en la carga de los titanes al Monte Olimpo, en plena guerra contra los dioses, en un tutorial que dispara las expectativas con respecto a lo que vamos a disfrutar. No en vano se muestran todos los parabienes gráficos con los que nos vamos a encontrar, escenas cinemáticas con el motor del juego, hordas de enemigos en pantalla sin ningún bajón de velocidad, texturas ultradetallistas, distancia de horizonte enorme… una virguería, pero todo esto es un árbol para tratar de que no veamos el bosque, tras escasos minutos jugando detectamos que las animaciones no han evolucionado en absoluto, siguen siendo las mismas que en aquel sorprendente y vetusto God of War de PS2, se ha cambiado el cascarón, pero no el fondo, y que los combos no han cambiado, no tenemos por qué aprender a hacer nada nuevo. Simplemente han cambiado el detalle de unos movimientos ya creados.

God of War III, captura de pantallaTras finalizar la introducción (con un excelente combate), comenzaremos el presunto relato final de Kratos, el momento donde descubriremos que los desarrolladores de Sony Santa Mónica han sido extremadamente conservadores y que progresivamente nos irán demostrando que no hay nada nuevo que rascar en esta entrega del espartano.

Déjà vu

Una vez tomemos el control de nuestro personaje en su modo mas básico (uno de los fallos mas graves del juego es no ir siempre in crescendo como debe ir todo buen relato) volveremos a revivir lo que ya hicimos en las dos anteriores entregas, sin ninguna novedad. De hecho, tras tener el caramelo en la boca de la introducción, el avance en el juego se hace tedioso, falto de emoción, ya que los combates se simplifican en exceso, y al final el camino que recorres es para volver a conseguir lo que ya tenías en las dos primeras entregas. Las magias cambian en el fondo, pero no en la forma, y las armas no son nada originales, salvo tal vez los Cestus de Nemea por su elevado poder destructivo o igual porque para conseguirlas se debe completar uno de los dos momentos realmente inspirados del juego.

Como he comentado en la introducción, todo esto hubiera sido secundario si el argumento tuviese una consistencia digna de un relato de mitología griega, pero, al igual que en ciertos pasajes de la segunda entrega (que presentó al menos diversas mejoras en la mecánica jugable), éste está forzado, es simplón y en ningún momento anima al jugador a seguir adelante. Si a esto le unimos el escaso carisma que el espartano, “siempre cabreado”, Kratos tiene, al que ya no le sostiene sólo la exagerada brutalidad de sus actos, acabamos completando el juego con el piloto automático porque nos aseguraron llegar a la conclusión de la historia. Una conclusión que a mi parecer es tramposa y decepcionante además.God of War III, captura de pantalla

Virtuosismo técnico

Pero God of War III no tiene por qué decepcionar a todos, a los amantes de los apartados técnicos les encandilará, en lo visual no deja de ser apabullante en ningún momento y PS3 consigue moverlo todo con soltura, dejando algunas imágenes grabadas en la retina. Además, la banda sonora sigue brillando a gran altura (como en toda la saga) y tiene un doblaje a nuestro idioma correcto (sin llegar al nivel del Batman: Arkham Asylum, todo sea dicho). De esta forma, aquellos que busquen diversión con un gran apartado técnico la encontrarán, pero aquellos que rasquen un poquito sobre el envoltorio disfrutarán de algunos momentos logrados, pero siempre tendrán la sensación de que el retorno de Kratos no ha estado a la altura de lo que se esperaba.

Simplemente no hace honor a la saga

Pese a todo, God of War III no es un mal juego, es divertido, ágil y sigue al pie de la letra el esquema creado con sus precuelas, pero no tiene el nivel sobresaliente que ha ido manteniendo la saga. El cierre de la trilogía del espartano es a su saga lo que fue Devil May Cry 2 a la saga de Dante (salvando las distancias, claro está), contiene los ingredientes de la excelencia, pero no los explota en absoluto por la extrema deficiencia de su guión y su forma. Y es que a algunos románticos nos gusta disfrutar de buenas historias mientras machacamos botones…

  1. Estoy de acuerdo con tu reflexión, aunque añadiría un punto que para mí es de extrema importancia.
    El juego dura unas seis horas y tiene rejugabilidad NULA.
    Es el único juego que he ido a la tienda a devolver, porque no me servía para nada una vez terminado.

  2. la verdad kevin, estas equivocado, el juego tiene una serie de desafios, trofeos, y varias dificultades como para hacerlo re jugable. realmente estoy en desacuerdo con el tema, para mi God of War 3 fue el mejor de la saga, y sino te gusta volver a recojer toda la magia vida etc etc, jodete, siempre fue asi desde el primer juego. las armas no son vistosas?? donde mas habrias visto las espadas del exilio? las cestas de nemea? las garras de hades? donde habiras usado la cabeza de helios? , si no te gusta el gore del juego, jodete, el Gears of Wars por ejemplo es 3 veces mas sanginario, el Killzone? tiene una historia atada de los pelos, el god of war?, hizo un salto inigualable de una saga de PS2 a la PS3 sin perder su clasica jugabilidad y como siempre trayendo mas y mas novedades.
    espero que te haga cambiar de opinion una vez hayas jugado los primeros dos juegos completos en la maxima dificultad al igual que este ultimo. porque se no ta que no tenes idea alguna.

    saludos!

  3. Reza el dicho que «Las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno y piensa que el de los demás apesta«, y lo entendemos, pero pese a ello no somos amigos de las descalificaciones personales… primer aviso.

  4. OMFG!!!! Un fanboy!!!!

    Lo peor es que me avisaron que pasaría xD.

    A tí te enloquece y a mi me pareció decepcionante porque pido mucho más a un juego que me costó 60 € en su salida y no fue, ni de lejos, la mitad de interesante que sus precuelas (amén del acertado añadido de Kevin). Y no, ni los Gears ni los Killzone me parecen la repanocha, sino buenos juegos sin más.

    En fin, sigue disfrutando del God of War del mismo modo que yo disfruto de los juegos que más me gustan.

  5. Básicamente, si vuelves a empezar el juego con un nivel de dificultad más elevado te encuentras variaciones en los parámetros de vida y fuerza y poco más.
    La razón que me hizo calificarlo de rejugabilidad 0 es que al volver a empezar el juego no te dejan saltar ningún video! Simplemente volver a jugar la introducción se vuelve tedioso.

    De todas formas, estuve mirando videos del making off y el director creativo del proyecto, Stig Asmussen, fué director de arte en las otras dos entregas. Sin entrar a descalificar ningún tipo de puesto de trabajo… director creativo implica unas responsabilidades completamente distintas. Es un trabajo que evoluciona a partir del de game designer.
    En otras palabras: el responsable de la vertiente más creativa y, supuestamente innovadora del proyecto estaba haciendo sus primeros pinitos en esa disciplina. Nunca había trabajado ni siquiera como game o level designer.
    Es explica la falta de frescura en muchos aspectos… y otros errores como el de ponerte una cinemática lentísima para mostrarte una sala, y obligarte a volver a verla cada vez que mueras. Són cosas que tiene que cuidar alguien en ese puesto.
    En fin… esto más que un comentario es un cotilleo, pero a mí me ayudó a comprender muchas cosas.

    PD: A mi me encanta el gore. Mira si me gusta el gore que me compré el Splatterhouse y todo XDDD

  6. En algunos casos da la sensación de que sencillamente nadie se quejó en el beta-testing o que el propio diseñador nunca jugó a la implementación de su idea.

    Yo entiendo que si te has gastado dinero en algo (si te lo piden en el contrato) lo incluyas esté bien o no, es posible que el no repetirlo salve económicamente a tu empresa. Pero seamos francos, no siempre hablamos de estudios moribundos, y borrar un vídeo no es tirar dos veces abajo el motor gráfico (tos, tos, Duke).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *