BurgerTime, preparar whoppers nunca fue tan divertido

Con el estreno en los cines de la película Chef me ha dado por repasar los diferentes videojuegos basados en la temática culinaria. En los últimos años, varios videojuegos para dispositivos móviles o para las redes sociales más populares han explotado este concepto —ya sea en juegos de habilidad o de estrategia—. Sin embargo, mientras más nos alejemos en el tiempo más nos costará encontrar títulos dentro de esta temática, probablemente por la dificultad de encajar la comida en una jugabilidad arcade.

Por suerte, uno de los pocos ejemplos que hay es un videojuego con mayúsculas que en su momento tuvo una gran repercusión en los salones recreativos: BurgerTime. Este título, desarrollado por Data East en 1982, se lanzó originalmente en Japón bajo el nombre de Hamburger. En Estados Unidos, fue Bally Midway quien se encargo de la distribución del mismo, aunque se decidió renombrarlo como BurgerTime.

En este curioso título encarnamos al conocido Chef Pepper, cuya especialidad es realizar unas deliciosas y gigantescas hamburguesas. Sin embargo, su cocina dista mucho de ser un sitio totalmente organizado. Su lugar de trabajo es un complicado entramado de plataformas y escaleras donde se van desperdigando los ingredientes básicos para realizar la hamburguesa: dos rebanadas de pan, lechuga y carne.

burgertime-screenshot-16En la parte más inferior de la zona de juego encontramos varios platos donde hay que colocar en orden los distintos elementos de la hamburguesa. Cada uno de los ingredientes de cada hamburguesa está colocado inicialmente en una planta distinta de la cocina. La forma de bajar un ingrediente es pisar por encima de él pero, por desgracia, éste solo descenderá una planta, por lo que tendremos que caminar por las distintas escaleras y volver a pisarlo para que baje de nuevo otro nivel.

Aunque este sistema para preparar hamburguesas puede resultar algo molesto a priori, no debería ser muy complicado pero por alguna razón, el resto de los ingredientes de la cocina no están muy por la labor de dejarnos llevar a cabo nuestros platos: huevos fritos, salchichas y pepinillos harán lo posible por evitarlo; De hecho, al entrar en contacto con ellos, perderemos una vida. Ante tan temidos rivales no estamos solos, ya que contamos con nuestro pimentero que hará huir a dichos enemigos. La cantidad de pimienta es limitada pero podemos aumentarla a través de objetos que aparecen según vamos completando hamburguesas. Por otro lado, si conseguimos que uno de los ingredientes de la hamburguesas caiga sobre ellos, también habremos conseguido dejarlos inoperantes durante unos segundos.

Tras este planteamiento de juego digno de un atracón de psicotrópicos, tenemos una obra muy divertida que sigue los estándares arcade de inicios de los 80. De esta manera, el diseño de los niveles con escaleras y plataformas pueden evocarnos a Donkey Kong, aunque BurgerTime es incluso más laberíntico y complejo que el videojuego de Nintendo. El aspecto gráfico también nos deja bien claro la época de la que estamos hablando, pero a pesar de su simpleza es lo suficientemente representativo como para reconocer fácilmente los distintos elementos de juego.

Por otra parte, esta simpleza gráfica resultó ventajosa en dos aspectos. Por un lado, el juego es tremendamente dinámico, con unos personajes que se mueven a toda velocidad y que no nos dan un momento de respiro. Por otro, la facilidad de conversión desde el arcade dio lugar a una gran cantidad de versiones que, por líneas generales, respetan bastante bien la jugabilidad original: ColecoVision, Apple II, Atari 2600, Commodore 64, Intellivision, Mattel Aquarius, MSX,NES, PC, Sharp X1 y TI-99/4A.

La denominación de clásico del videojuego no se la he dado de forma gratuita. Aparte de las conversiones anteriormente citadas, BurgerTime inició una saga bastante larga cuyo última entrega data de 2011 con BurgerTime: World Tour, amén de un sinfín de clones cuya temática no se limita al mundo de las hamburguesas. Además, no es extraño encontrarlo en diferentes recopilaciones arcade centradas en la década de los 80 e incluso ha aparecido alguna versión descargable para dispositivos actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *