The Banner Saga: Chapter 1

El presente texto es una crítica enviada por Daniel Castellanos, diseñador Jefe en A Crowd of Monsters.

 
The Banner Saga propone muchas cosas, y en mi humilde opinión, todas las hace bien. Tal vez pueda parecer que se trate de un juego orientado a los que disfrutan de combates tácticos, pero el título de Stoic tiene mucho más que ofrecer.

Sin adelantar demasiado para no caer en ningún spoiler, el argumento del juego no es extremadamente original, pero sí que lo es la forma en que se nos cuenta a lo largo de la aventura, mostrando el pánico inicial de los personajes ante lo que se les viene encima y sorprendiéndonos con cada pequeña pista de cómo se está desarrollando todo. Cambiando entre varios protagonistas, la historia nos lleva a dirigir un exilio ante una amenaza que se cierne sobre el mundo, llegando el peligro desde el norte (sí, como en Juego de Tronos).

The-Banner-Saga-(fn)

El estilo artístico llama la atención desde la pantalla de título. Es una especie de mezcla entre la ambientación nórdica propia de pelis y series (la reciente Vikings, por ejemplo) y las películas Disney de los 80 y 90. Todo está especialmente cuidado, con una apariencia delicada y creíble, estilizada pero realista. La animación es soberbia, todo tiene un aire artesanal muy cuidado, desde los personajes hasta la escenografía de cada combate. Esta gran puesta en escena está acompañada por una banda sonora que corre a cargo de Austin Wintory, el mismo que realizó el sobresaliente trabajo de Journey. Todos los temas respiran el aire de melancolía y epicidad que en todo momento el juego quiere transmitirnos. Esta ambientación tan sublime hace que sea realmente entretenido el tan sólo ver a nuestra caravana avanzar por las bellas estepas mientras se dibuja en el horizonte nuestro próximo destino.

Los combates por turnos se desarrollan sobre un escenario especialmente dibujado para cada ocasión, con sectores formando la rejilla tan característica de este tipo de juegos. Los diferentes personajes actuarán según cómo el jugador los haya colocado en la fase de preparación inicial, y contaremos con muchas clases diferentes de personajes, con habilidades especiales únicas según su clase. Dos aspectos que añaden un componente táctico a tener en cuenta es que según la raza, humana o varl, cada personaje ocupará más o menos casillas en el escenario. La movilidad de una y otra raza son clave para movernos y planificar apropiadamente el combate.

The Banner Saga (7)Por otro lado, todas las unidades cuentan con armadura y vida, siendo por lo general conveniente atacar primero a la armadura para luego poder restar más vida al golpear al enemigo con menos defensa. Nuestro daño físico dependerá de nuestra vida, y en caso de llegar a cero, el personaje caerá inconsciente. Pero ojo, el juego no solo gira en torno a estas batallas, que aún siendo importantes, no son el verdadero eje central del juego. El jugador, como líder de la caravana que se mueve a través del vasto mundo durante sus aventuras, se verá constantemente puesto a prueba en difíciles decisiones de tomar, que por lo general no tienen una «opción buena». El viajar, obtener suministros para poder alimentar a los integrantes de la caravana, elegir rutas más o menos peligrosas y sobrevivir a las batallas nos tendrán siempre en tensión, y cada cierto tiempo tendremos conversaciones con los otros personajes clave que nos acompañan. Los compañeros de viaje están todos perfectamente definidos, son carismáticos y acabas realmente preocupado de qué opinan sobre cada situación que acontece al grupo y de que sobrevivan tras cada batalla.

Tal vez sea porque me ha engatusado con su estilo artístico, porque siempre me han gustado los juegos tácticos o por su envolvente historia, pero The Banner Saga es sin duda un claro aspirante a juego del año, y mira que llevamos poco de 2014. Una apuesta tan brillantemente ejecutada ha de ser aplaudida, más aún cuando ha sido financiada mediante Kickstarter y deja claro el estándar de calidad que deben seguir los juegos que aparezcan financiados gracias a esta plataforma. Stoic ha hecho un gran trabajo y os animo a que lo juguéis. No os arrepentiréis.

El presente texto es una crítica enviada por Daniel Castellanos, diseñador Jefe en A Crowd of Monsters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *