Halfbrick Studios: El terror de las frutas

La historia de esta empresa australiana debería ser de obligado estudio para todo aquel que quiera empezar en el negocio del desarrollo de videojuegos. Fundada, entre otros, por Shainiel Deo, quien ya tenía experiencia previa en otras empresas de desarrollo, empezaron realizando trabajos para consolas como Playstation Portable, Nintendo Ds o incluso Game Boy Advance como HeathSeeker y juegos basados en licencias de Nickelodeon como Nicktoons y Avatar: The Last Airbender.

Una vez almacenado el suficiente capital, se lanzaron sin ningún disimulo hacia el desarrollo propio. Poco a poco, entrando por donde todo el mundo puede entrar. Su primer proyecto propio fue un sencillísimo Halfbrick Blast Off, donde ya empezamos a ver varias señas de identidad: El uso de la marca de la empresa (Halfbrick), el acabado profesional, y su sencillez. Este título, lanzado primero para Xbox Live Indie Games en 2009, y posteriormente tanto en Minis como en iPhone, es un título donde debemos conseguir coger tantos pilotos como sea posible por una nave aprovechando las diferentes gravedades existentes antes de llegar a meta en cada una de sus breves pantallas.

Halfbrick Echoes, Captura de pantalla

Tan sencillo como adictivo

Más trabajado, a pesar de ser igualmente sencillo, es Halfbrick Echoes, un título de lógica y habilidad donde manejamos a una bella muchacha que tiene que conseguir coger determinados objetos antes de que sus propias sombras, que siguen sus pasos, acaben con ella. Otro proyecto que empezó en Xbox Live Indie Games, y que posteriormente fue lanzado en el servicio de Playstation Minis.

También hizo este recorrido Halfbrick Rocket Racing, un título de carreras de naves espaciales con un peculiar sistema de control basado en el empuje de los cohetes, a pesar de que la versión de Minis se llamó Aero Racer.

En 2010 abandonaron definitivamente la escena de Xbox Live Indie Games lanzando su juego Age of Zombies primero en el sistema Minis. Hasta la fecha el proyecto más trabajado, un divertido reto con disparos que se apunta a la moda de los zombis, con la diferencia de contar con un aspecto gráfico divertidísimo y encantador, a pesar de sus antagonistas.

Y a mitad de 2010 viene el producto que ha marcado, desde entonces, el nombre de Halfbrick, y uno de los mayores éxitos realizados por cualquier empresa desde entonces: Fruit Ninja. Sencillo y para plataformas iOs, donde sólo vemos frutas en pantalla, y tenemos que cortarlas antes de su desaparición, teniendo cuidado no cortar determinados elementos que pueden también aparecer. Debe parte de su éxito a su magnífico tráiler, y que en la actualidad acaba de aparecer para Xbox Live Arcade con soporte para Kinect. Además, uno de los juegos más influyentes en iPhone, al que incluso le debe la mecánica un monstruo como Infinity Blade.

Raskulls, Captura de pantalla

Lo consiguieron todo menos las ventas

Es curioso el éxito de Fruit Ninja, porque todos los pasos iban encaminados hacia el éxito de otro título que al final no lo fue tanto. Hablamos de Raskulls, un curioso híbrido entre plataformas, carreras, y Mr. Driller (el juego de Namco donde el personaje tiene que perforar continuamente el suelo en busca de objetos y de alcanzar el final de fase). Si bien realizaron una importante campaña promocional, y multitud de medios lo apoyaron, además del mérito que tiene haber sido de las pocas empresas a las que Microsoft les ha permitido autopublicarse, al final se han quedado por debajo de las 100.000 descargas, y una crítica notable, pero no sobresaliente.

En la actualidad se están centrando bastante en el mercado de smartphones, especialmente en el de iOs, con alguna aparición en Android o Windows Mobile (no en vano, Fruit Ninja es uno de esos reclamos que emplean las marcas cada vez que anuncian juegos en un nuevo sistema operativo). Por ahora, además, han realizado dos productos de un estilo similar y protagonizados por el héroe de Age of Zombies, Barry Steakfries: Monster Dash (que también lo podéis jugar aquí gratis en la Chrome Store) y el futuro Machine Gun Jetpack. En ellos el objetivo es esquivar o destruir obstáculos mientras el personaje no para de avanzar.

Como ya os he dicho, Halfbrick Studios es un buen ejemplo de cómo una empresa, desde lo más bajo, va subiendo hasta hacerse un hueco importante. Es muy interesante no perderles la vista, pues nunca sabes por donde van a sorprenderte.

  1. No olvidemos el decepcionante (desde mi punto de vista) Raskulls, que tenía pinta de ser un plataformas cooperativo y resultó ser un juego de carreras bastante soso.

  2. A mi lo que me pena es que todavía no exista el modo versus del fruit ninja para android, porque mira que la tontería es divertida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *