Nuevos dispositivos de control

Al principio de los tiempos fue el joystick, más tarde, con las consolas que aparecieron tras la NES el Pad (mando con cruceta) fue el que dominó los hogares. Nada cambio durante un largo periodo, hasta la época en la que el ratón y el teclado de PC establecían que tipo de jugador eras, de Pad o de Ratón-Teclado. Los pads evolucionaban, mejoraban, añadían botones o características (sticks analógicos, dobles, pantallas incorporadas, etc), pero siempre se jugaba igual.

Mando de Wii

Wiimote

Nintendo pareció cansarse de ver como sus consolas perdían adeptos generación tras generación desde la Super Nes. La misma compañía que popularizó este dispositivo de control decidió darle una especie de «toque de gracia», no sabemos si definitivo o temporal. Primero, con la Nintendo Ds y su pantalla táctil (pese a haber sido usada con anterioridad fue el dispositivo que la popularizó). Si, la consola tiene cruceta pero los juegos que hicieron que  fuese un verdadero éxito se basaban en la sencillez de uso de la pantalla táctil, logrando incluso atraer a un nuevo público.

Estos nuevos jugadores también se acercaron en masa a Wii gracias a su WiiMote, el reclamo de títulos como WiiSports con pruebas como basadas en el tenis y los bolos arrasaron entre la gente de avanzada edad que no había tocado un … pad en la vida. Muchos de ellos creyeron que la Wii únicamente servía para usar ese título.

Playstation Move

Playstation Move completo

Después de esto, Sony y Microsoft se vieron obligados a reaccionar. La primera con una aproximación a WiiMote que mejoraba a todos los niveles el invento de Nintendo. Lo mejoraba aportando la incorporación de la hasta entonces olvidada cámara PlaystationEye (la sucesora de Eye Toy) a la combinación de puntero y controlador. La segunda, colocando una bola de colores encima del mando que sirve para mejorar la precisión del controlador.

Microsoft por su lado «simplificó» el camino usando nueva tecnología, con un sistema que es capaz de reconocer las expresiones faciales, los sonidos, así como interpretar el movimiento de los 24 huesos más importantes de 2 usuarios a la vez.

Nos centraremos en el producto de Microsoft para lo que queda de artículo, es el más rompedor de todos. Y es que si bien los juegos que tenemos en la actualidad, en la mayoría de casos, dependen de una mecánica (o varias) muy sencillas además de estar centrados en usuarios que no paran de moverse (y cansarse) mientras juegan, es de suponer que conforme transcurra el tiempo aparecerán nuevos títulos de mayor profundidad que usarán este dispositivo como elemento distintivo para su control.

Kinect

Kinect, tanto en tan poco

No sólo eso sino que, Kinect a diferencia de otros elementos sirve para interactuar con la consola de manera diferente. El control de voz, del que ya pueden disfrutar en algunos lugares del globo, es un ejemplo. El manejo de los diferentes menús es otro. Pero además, al ser hackeado y utilizado en otras plataformas permite muchas más posibilidades, algunas de las cuales ya se han probado y otras aún quedará un tiempo para que aparezcan.

Sin duda alguna, se trata de pasos importantes en la evolución de los controladores. Y es que aunque algunos adoremos la precisión de los pads, sólo tenemos que echar un vistazo a la literatura o filmografía de ciencia ficción relacionada con los videojuegos para comprobar que el futuro pertenece a este tipo de controladores. Lo que no sabemos es cuando se acabará de dar el salto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *