Red24, un reto duro y de sabor añejo

Es habitual ver como algunos desarrolladores independientes se lanzan a las compos de 24 o 48 horas con más ilusión que suerte para darse a conocer, mientras que otros deciden intentar llamar la atención por su cuenta. El programador Juan Luis Soler y el grafista Omar Madrona pertenecen a esta última categoría y, cansados de no lograr cuadrar sus horarios de trabajo y estudio con las competiciones, decidieron crear un videojuego en 24 horas con el único ánimo de demostrar sus aptitudes.

El resultado de su trabajo ha sido Red24, un entretenido plataformas bidimensional gratuito para PC de aspecto retro y con una mecánica más cercana al reciente Super Meat Boy que a cualquier título de la época dorada de los 8 bits.

El videojuego nos fuerza a calcular cada salto con precisión milimétrica, a rebotar en las paredes, a sortear las trampas con largos saltos, y a acertar la caída exactamente sobre la cabeza de nuestros enemigos. Cualquier fallo se castiga con la muerte, sin piedad, pero es una muerte sin apenas penalización. En el diseño de niveles se asume correctamente la dificultad e incorpora puntos de salvado tras cada escenario o secuencia de saltos, aunque el número de muertes si es un factor a tener en cuenta para el ranking.

Artísticamente resulta algo austero ya que carece de música, pero las animaciones son correctas y los efectos de sonido están bien encajados. Tampoco existe una motivación o una historia más allá de la propia mecánica del título pero, en el fondo, para un plataformas endemoniadamente difícil de una duración de apenas media hora tampoco hace falta ningún pretexto.

Un reto duro y con sabor algo añejo apropiado para las horas bajas del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *