Medieval Castle Defense

Estamos ante un título más del género tower defense. Para bien y para mal, no se aleja demasiado del redil e incluye todo lo imprescindible para no perder el nombre del subgénero al que pertenece. Las mejoras para cada tipo de armamento y el creciente arsenal en cada misión no faltan. Tampoco la lista interminable de niveles, dignos de cualquier captura de pantalla del viejo Snake de Nokia. Tal vez lo más interesante sea su aspecto, propio de un tablero de juego de mesa y recordando casi al querido Carcassone. Puede que los poco gastados sonidos ayuden a mejorar esa impresión general.

En ocasiones no se necesita una excusa demasiado grande para buscar un videojuego o perder las horas con algún producto de dudosa calidad. A veces sencillamente apetece un título que cumpla. Y es en estas circunstancias cuando el presente título tiene algún sentido. Tal vez cumple, pero justito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *