Avance: Raiderz

Hemos tenido acceso a la beta cerrada de Raiderz, el nuevo juego de rol masivo en línea desarrollado por los coreanos de Maiet Ent., creadores de Gunz: The Duel, y en lugar de acogerse al modelo de suscripciones abraza al popular Free to Play, por lo que a priori el acceso tras el lanzamiento será gratuito. El título será distribuido en Europa por Gameforge en cuanto esté disponible, posiblemente a finales de este año, aunque ya es posible intentar participar en la beta cerrada pidiendo acceso a la misma.

El juego nos muestra un mundo repleto de codicia y traición al estilo Shakespeare para un reino de fantasía regido por un monarca derrotado, con tropas confusas y enemigos que golpean sin cesar desde dentro, la enfermedad parece extenderse de costa a costa y las bestias, corruptas por la ira de los dioses, deambulan enloquecidas. Pero poco o nada importa el trasfondo, seremos un cazador en el reino de Rendel, un lugar donde hay tal cantidad de monstruos que el límite entre lo civilizado y lo bestial es cada vez más fino, y nuestro cometido está mucho más cerrado de lo que la historia que da pie al juego pueda sugerir. Al empezar a jugar el usuario tiene que crear su personaje con un número bastante limitado de opciones gráficas y modelos prediseñados, y a diferencia de otros juegos, en Raiderz el elegir entre magos, defensores, clérigos o berserkers, la clase del personaje, no hace que las habilidades sean excluyentes respecto a otras sino que al ir mejorando a nuestro campeón matamonstruos podremos elegir otras habilidades de otras clases, haciendo que la elección original no sea más que un punto de partida. Este sistema permite fácilmente la creación de todo tipo de personajes híbridos que se adapten a las preferencias de combate de cada jugador.

Tras crear a nuestro avatar podemos ir aceptando todo tipo de misiones, aunque están enfocadas a derrotar a determinados monstruos. Afortunadamente a estos enemigos especiales podemos derrotarlos de varias maneras, y en determinadas ocasiones incluso hay condiciones variadas que tenemos que cumplir. Algunos de los objetivos están algo alejados entre si en el mundo abierto que se plantea y por ello existen monturas que nos ayuden con el viaje. Pero volviendo al combate, el diseño hace un esfuerzo especial en convencer al jugador a que realice las misiones en grupo antes que en solitario puesto que los enemigos finales son difíciles de abatir por un solo jugador. De hecho, hacen tanto daño que ni aún cubriéndonos podremos repeler sin problemas un ataque, antes que una buena guaría es mejor ser habilidoso y esquivar sus ataques aunque no podremos hacerlo mientras realizamos cualquier magia.

El título puede parece una evolución del clásico Monster Hunter de Capcom, pero la adaptación a la plataforma y usuarios finales lo dejan mucho más cerca en planteamiento al Vindictus de Nexon o a Tera aunque en este caso las sesiones están planteadas para ser mucho más largas.

El manejo del personaje es bastante correcto aunque sin salir demasiado de los estándares del género. Un ataque principal, la defensa y un salto son los principales movimientos repartidos por el control, además se nos permite otorgar accesos directos a las magias y habilidades. De estas destacan algunas por sorprendentes, como la posibilidad de transformarnos en ciertos bichos, algo que nos incitará a probar las capacidades de estos monstruos contra los que habitualmente luchamos. El resto de capacidades del personaje vendrán determinadas por el equipo, objetos que deberán ser obtenidos de un NPC tras recolectar los restos de nuestros enemigos.  Y pese al sistema de fabricación de objetos, algunos enemigos dejan parte de si mismos al morir que podemos utilizar para realizar ataques, algunas son directamente consumibles, o incluso dejan en lugar de restos sus armas a nuestro alcance.

A falta de probar una versión final y saber que porque sistema optan para monetizar la inversión de crear el título, puedo decir que me ha parecido aceptable, un buen pasatiempo para todo aquel que quiera pasar un rato delante del ordenador mientras derrota todo tipo de bestias. No rompe moldes pero, aún así, sigue siendo un free to play ideal para la gente sobrada de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *