SkullGirls

Si bien no podemos hablar de un renacimiento del género, ni de volver a las mieles que besaban en los 90, es cierto que con ésta generación los juegos de lucha, especialmente los que tienen una jugabilidad bidimensional, han experimentado un resurgir interesante.

El problema viene cuando en lugar de quedarse en un nicho como son las plataformas de descarga digital, acaban llegando a las tiendas, a un precio y de unas maneras que no son del gusto de los usuarios, estos suelen acabar esperando a su reducción de precio porque no están dispuestos a gastar por un producto que no lo merece más de lo que puede costar un buen juego de descarga digital.

Así, mientras juegos como Arcana Heart han pasado sin pena ni gloria por alguna tienda especializada, este SkullGirls, sin ser especialmente mejor que el anterior (más bien al revés), está en el espacio y momento adecuado para ser recordado con cariño.

Nos encontramos con un juego de lucha donde podemos manejar a una mujer (un parecido más con Arcana Heart) a elegir entre ocho posibles (dos de ellas bloqueadas al inicio del juego), en pos de encontrar la SkullGirl (una niña que ha activado la SkullHeart, un artefacto que da favores o corrompe a quien lo usa). Para los tiempos que corren ocho luchadoras son bastante escasas, a pesar de estar bien realizadas cada una de ellas, ser variadas y bien balanceadas.

Por suerte, en lo que si anda bien servidos es en modos, además de los modos para un jugador (arcade e historia, cuya ídem es perfectamente obviable), podemos jugar con amigos de varias maneras, incluyendo la posibilidad de elegir varios luchadoras o quedarnos sólo con una. Si elegimos varias, nos dará la posibilidad de hacer ataques conjuntos, siendo diferente el cómo se traten según las luchadoras que manejemos.

Dispone de un modo tutorial que permite a cualquier neófito ponerse a los mandos con cierta facilidad, de esta manera incluso explica el sistema de combos (básicamente, el que se emplea en cualquier juego desde mediados de los 90, con enlazados debil-medio-fuerte). Además, el control es verdaderamente bueno a pesar de que mandos como el de Xbox 360 no están pensados para esto.

Por otro lado, es curioso la niponización que contiene este juego occidental, siendo un ejemplo de cómo las modas están para darles la vuelta. Así, a pesar de su aspecto y jugabilidad claramente nipona, se antepone la calidad de las animaciones y del resto de apartados técnicos a una gran cantidad de elementos. Y todos los diseños, animaciones, fondos, músicas, voces y resto de sonidos están realizados con un gran mimo, lo que implica que si no vamos a jugar demasiado será complicado que nos aburran.

Y esa es la suerte que tiene este juego. Está muy orientado a un tipo de jugadores (los expertos, algo que se nota en el nivel de dificultad del juego, donde nos harán todo tipo de combos a partir del nivel medio) que es complicado que se aburran de él, porque dispondrán de una gran cantidad de ocio alternativo. Por todo ello, SkullGirls es un buen título, pero si lo comparamos con otros productos similares hay que decir que se queda algo escaso. Es un juego de lucha donde la calidad se ha antepuesto claramente a la cantidad. Elegid vosotros si eso os interesa.

  1. Uy, señor mío, acaba usted de toparse con alguien que ha estado exprimiendo este juego casi más que otros juegos de lucha de grandes nombres. xD

    Skull Girls comparte bastante con juegos como Arcana Heart en lo que se refiere a mecánica, heredada de Marvel vs Capcom y de juegos de Ark Systems (Guilty Gear y BlazBlue), y al plantel femenino. Sin embargo, entre los fallos de Arcana Heart están el tremendo desequilibrio que trae de por sí y un plantel con un carisma prácticamente nulo. Skull Girls, con menos recursos y más creatividad, consigue que, aun siendo un juego que no aporta casi nada nuevo al juego y contando con solamente 8 personajes (lo que está desbloqueado de Valentine y Double es su modo historia, puedes jugar con ellas en arcade y versus sin problemas desde el principio), dé una lección de humildad y buen hacer a grandes nombres.

    Yo prefiero la calidad a la cantidad. Lo siento por quienes se quejan de que 8 personajes son demasiado pocos, que son los mismos que creen que KOF XIII tiene pocos personajes con un plantel de 33. Precisamente, KOF XIII y Skull Girls comparten lo siguiente: plantel no muy amplio para lo que se espera, pero sí muy variado (en KOF XIII, los supuestos clones se diferencian mucho entre sí) y más equilibrado que la media. Es decir, variedad y equilibrio. Cierto, personajes como Parasoul y Valentine tienen sus trucos, pero yo he vencido a ese duo letal con uno supuestamente menos fuerte, Peacock y Ms Fortune, incluso por paliza.

    La dificultad de la CPU me ha recordado a los juegos de lucha de los 90. La curva de aprendizaje está bastante inclinada, pero el tutorial ayuda al menos a tener idea de lo que estás haciendo en pantalla; de hecho, prefiero un tutorial así, que te enseñe desde lo más básico a lo más avanzado, que misiones para combos que seguramente nunca harás en una batalla real. Eso sí: con un nivel de dificultad menor, yo no disfrutaría tanto de este juego. Claro que mi opinión no debe valer siendo yo un entusiasta de los juegos de lucha desde mis primeras partidas a Street Fighter II. 😛

    Y para una historia muy simplona (vamos a buscar el Skull Heart), consiguen al menos que los personajes, dentro de sus arquetipos, se desarrollan bien. Me ha gustado el modo de hacer la historia, muy a lo GG o BB. ¿Previsible? Por supuesto, aunque algunos finales me han dejado con el culo torcido (especialmente Cerebella y Double).

    El aspecto de Skull Girls sí, bebe del manga y el anime, pero su influencia principal es el rollo cartoon de los 90, y en el caso de Peacock de los años 30 a 50. De hecho, Peacock es el personaje que más sobresale del reparto por ese mismo motivo: mientras las demás chicas parecen una mezcla entre cartoon y amerimanga, Peacock es todo Looney Tune, pero con un estilo todavía más sádico y retorcido.

    De todos modos, algo que si coincido con esta crítica: el apartado técnico es impecable para un juego de lucha en 2D. Este juego, junto a KOF XIII, posee de las animaciones más fluidas en lucha 2D, lejos de las animaciones entrecortadas de Arcana Heart o los juegos de Ark Systems. A eso añadir un gran trabajo con las voces de los personajes y la música, aunque en principio parezca fuera de lugar (sobre todo la de Maplecrest), se ajusta al aspecto art decó de algunas partes del juego y, pegue o no, está genialmente compuesta.

    Habrá DLC, que seguramente sea de pago para personajes nuevos (entre ellos tíos) mientras nuevos modos y opciones sean gratuitos, los chicos de Reverge Labs están constantemente escuchando a la continuidad y tomando buena nota de los fallos que han podido surgir y que se les haya pasado… creo que, con el apoyo suficiente, Skull Girls puede crecer, y mucho.

    Tienen mi voto de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *