The Flying Hamster, sólo hay un hamster que vuela

Hay un consejo que debo dar a los que no os guste leer sesudas críticas: ¿tenéis una Playstation 3, una PSP, y una conexión a Internet que podáis usar con ellas? Pues si además os gustan los matamarcianos y tenéis sentido del humor ya tardáis en dejaros unos cuantos euros en The Flying Hamster, la primera obra de los franceses The Game Atelier.

Ahora si, puedo comenzar. Los hamsters voladores parecen ser un fenómeno global, y si no me creéis podéis buscar algo en Youtube, así que no es de extrañar que estos agradables franceses hayan aprovechado la moda para desarrollar este videojuego. Aunque parece que han decidido entrar con demasiada fuerza, prestad atención al siguiente tráiler… (aquellos muy sensibles, si es que existe ese tipo de lector en VideoShock, absteneros).

Esta agresiva publicidad parece ser retirada y subida de la red por sus autores con cierta frecuencia. En previsión de su posible borrado os relatamos el contenido del vídeo: Desde el comienzo se puede observar a una jovencita cantando sobre un hamster que vuela mientras sostiene a uno en sus manos. Al acabar la pegadiza canción lanza al hamster por la ventana y el plano secuencia nos deja ver como el animal aterriza dejando una enorme mancha de sangre sobre el suelo. A continuación se escucha el eslogan… «Sólo hay un hamster que vuela, el hamster Newton».

En The Flying Hamster manejamos a un roedor que debe rescatar a su pareja, la cual ha tenido la mala suerte de atraer a los malvados pájaros tras recoger una pipa de oro. Durante el juego, que bebe de las fuentes de Parodius, lo único que debemos hacer es esquivar aquellos obstáculos que nos dañen y usar nuestros dos tipos de disparos (normal o de carga) para abatir a los enemigos. La gracia del juego y su mecánica, humor aparte, es que a diferencia de la mayoría de shoot ‘em ups dónde los power ups surgen de destruir algo en pantalla y se mantienen en este título lo que hacemos es comer determinados objetos que nos proporcionan una cantidad determinada de disparos especiales. Por ejemplo: las manzanas provocan tiros triples de pipas mientras que la carga lanza una especie de gran manzana que al reventar llena la pantalla de disparos, por otro lado los plátanos con el disparo sencillo se comportan como si fuesen boomerangs y con la carga protegen al protagonista. Y por si alguien se pregunta cual es el disparo básico, se trata de aquello que tiene en la boca cuando no esta comiendo: Saliva.

Cada fase es un dechado de humor en sus detalles al más puro estilo Parodius. Incluso hay bastantes momentos donde no podremos evitar la carcajada al ver según que ridiculez, especialmente en algunos monstruos de final de pantalla. Además, tienen un diseño bastante variado para ser un shoot ‘em up. Por ejemplo, en la primera pantalla flotamos sobre el agua, en la segunda el personaje debe tener en cuenta las dunas al moverse, en otras tendremos que vigilar cómo la pantalla es modificada por nuestros disparos para poder avanzar. En algunos puntos el juego exige casi más de estrategia a la hora de disparar que de velocidad porque nuestro avance depende en gran medida de lo bien o mal que usemos los distintos tipos de armas.

Pero no todo son virtudes. Un partida puede llegar a ser realmente corta, y la razón es que tiene cinco créditos (a razón de una vida de tres corazones cada una) que pueden no ser suficientes aunque se nos permita continuar desde el último punto donde perdimos el último crédito. Y la traducción al castellano falla un pelín.

Sin embargo, merece cada uno de los céntimos que cuesta y creo que si fuese más largo le disputaría de todas todas el trono de «Juego Retro del Año» a Scott Pilgrim VS The World, aunque para mi lo es. Su aspecto es monérrimo, tiene bromas graciosas y algún detalle original ¿Que más podéis pedir?

  1. Ohhh qué grande el vídeo, ya sabeis madres y niños del mundo a comprar el juego para salvar hamsters! solo tengo dos palabras; GRANDE! cuqui!

  2. Muy mono, pero donde esté el Parodius de toda la vida…

    Sinceramente, yo prefiero tirar de emulación hasta que a Konami le de la gana de hacer un remake como dios manda (aka como el del Toki sin ir mas lejos).

  3. > los hamster voladores parecen ser un fenómeno global

    La moda la empezaría el hamster piloto de los Simpsons?

    > donde esté el Parodius de toda la vida

    Hace años que no sale nada de Parodius, verdad?. Quizá el sucesor sea la saga Otomedius para recreativa y Xbox360:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Otomedius

    A ver si el próximo Otomedius Excellent sale region-free. Porque que lo publiquen en europa es imposible; si ni siquiera se publican aqui los éxitos de Cave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *