WayForward Technologies, los otros valencianos

Sobre WayForward se pueden decir muchas cosas. Lo primero, que es una empresa situada en Valencia, una de las cuatro localidades que forman la ciudad californiana de Santa Clarita. Lo segundo, que llevan desde 1990 haciendo, de una manera u otra, videojuegos. Lo tercero, que suelen realizar encargos que confeccionan con tanto amor y calidad que sorprenden por ser la mejor versión de un determinado título o licencia. Y finalmente, porque su amor a los videojuegos es tan grande, que cuando pueden realizan sus propias obras.

Como he dicho anteriormente, WayForward Technologies fue fundada en 1990, mucho antes que otras grandes empresas. Durante sus primeros años realizaron trabajos para las plataformas de la época, como Game Gear o Super Nes, algunos tan conocidos como Mickey’s Ultimate Challenge.

Mickey's Ultimate Challenge

En Megadrive todo se veía mejor

A mitad de la década de los 90 establecieron acuerdos con distintas empresas para desarrollar juegos con contenido educacional. Aparcaron ligeramente el desarrollo para las plataformas del estilo de las citadas anteriormente, y se introdujeron el apasionante mundo de la Sega Picó, las consolas de Leapster y los cd’s multimedia de entonces.

Hasta que a finales de los 90 decidieron volver, en parte animados gracias a las posibilidades que les ofrecía Game Boy Color. Para ella realizaron encargos, como varias entregas de Sabrina, Wendy: Every Witch Way (que fue premiado como mejor juego del año 2001 para esta plataforma) , Pearl Harbour o WWF.

Pero también se animaron a realizar sus propios títulos, como el primer Shantae, que distribuyó Capcom al final del ciclo de la consola. Shantae es un fantástico juego de plataformas que tiene la mejor animación entre los títulos de Game Boy Color, solucionando muchas limitaciones técnicas a base de un enorme esfuerzo  de programación. Shantae es un verdadero clásico de culto, que siempre aparece en el listado de los mejores juegos de Game Boy Color, y una verdadera referencia entre los juegos de su estilo.

Con la llegada de Game Boy Advance, WayForward siguió progresando. A la vez que se ocupaban de licencias como El Rey Escorpión, Justice League Heroes o Godzilla, realizaron juegos propios como Sigma Star Saga, un juego de rol que mezcla este género con el de los matamarcianos en un título que si bien abusa de demasiadas batallas aleatorias fue un soplo fresco en ambos géneros, y que además nadie ha imitado posteriormente.

Batman: The Brave and the Bold

Batman, Robin, y su inmejorable aspecto

El mismo camino tomaron con Nintendo Ds y Wii. Grandes versiones de licencias como Batman: The Brave and the Bold, Thor: God of Thunder, además de otros títulos menores (aunque igualmente cuidados).

Pero de este periodo destacan dos juegos: Contra 4, una magnífica secuela del inolvidable Contra III: The Alien Wars para Nintendo Ds que aprovecha las dos pantallas para ofrecer una mecánica de juego mejorada respecto a los títulos anteriores de la saga.

Y el remake para Wii de A Boy and His Blob, un clásico de NES que en esta versión evoluciona hasta convertirse en una de las mejores videoaventuras de Wii, y uno de sus mejores juegos realizados en 2 dimensiones. Unas animaciones de órdago, unos diseños artísticos fantásticos y un diseño de niveles genial no fueron suficientes para que llegase a España, algo que comparte con Contra 4.

En cambio, si apareció Shantae: Risky’s Revenge hace poco. Hemos podido disfrutarlo y lo hemos analizado. Por suerte, además de seguir haciendo versiones como Bob Esponja, Centipede o Looney Tunes, han iniciado una nueva serie de título Mighty, con entregas como Mighty Flip Champs!, Mighty Milky Way y Mighty Switch Force para los sistemas descargables de las portátiles de Nintendo y Sony, y un juego de terror para el servicio descargable de Wii llamado LIT.

En estos últimos tiempos WayForward han visto premiada su magnífica trayectoria con encargos que llaman bastante la atención. BloodRayne: Betrayal para Xbox Live Arcade y Playstation Network, Aliens Infestation para Nintendo Ds (basado en un juego cancelado anterior de Aliens) y el futuro Silent Hill: Book of Memories para Playstation Vita (del que no se ha visto nada, pero supongo que aprovechará lo aprendido en LIT). Además, uno de sus trabajadores es Joakim Sandberg, del que ya hemos hablado anteriormente.

Por todo ello, esperamos que WayForward Technologies siga su camino otros 20 años más, con la diferencia de que ahora sean más reconocidos, y sus juegos lleguen a todos los rincones con mayor facilidad. El entorno que vivimos lo hace propicio, así que esperamos disfrutarlo.

  1. Muy buen artículo. No tenía ni idea de su trayectoria en el mundo de los videojuegos, de hecho no sabía ni que existían hasta el Aliens: Infestation. Por lo que parece están teniendo un año de lo más fructifero y si se lo curran en 2011/2012 pueden dar un salto de calidad y prestigio importante, sobre todo con el Silent Hill, su trabajo más importante.

    Una franquicia de fama mundial en una consola nueva. Menudo regalo envenenado.

  2. Magnífico y más que merecido homenaje a los talentosos chicos de WayForward Technologies, tras probar juegos como Contra 4, Shantae o A Boy and His Blob es difícil no rendierse a sus pies y pensar en lo injusto que es el mundo por ser tan desconocidos.

    A ver que tal salen ese BloodRayne: Betrayal y Aliens Infestation porque apuntan maneras, aunque no puedo negar que me embarga la curiosidad por lo que harán con el Silent Hill, uno no sabe que podrá salir de esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *